Alberto Fernández y Cristina Kirchner están reunidos en Olivos

Cristina Fernández de Kirchner salió de su casa y se fue a Olivos. Foto: Clarín
Cristina Fernández de Kirchner salió de su casa y se fue a Olivos. Foto: Clarín

Tras un mes sin verse cara a cara y después conversar el domingo a la noche, había expectativa por un nuevo contacto.

La hora de conversación (tensa y con reproches) entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner del domingo a la noche desató un gran nudo de la interna del Gobierno, pero aún en el buen clima que reinó ayer a la tarde en la Casa Rosada en la jura de Silvina Batakis, nadie en el oficialismo da por cerrados los conflictos de fondo. La cara seria de Sergio Massa en la ceremonia de jura de Batakis, para muchos, refleja heridas internas sin suturar. Ayer, tras una jornada de rumores, hubo cumbre entre ambos. Según diario Clarín, cenaron en la residencia presidencial de Olivos.

La jornada política de ayer arrancó bien temprano, en la explanada de Casa Rosada, con el jefe de gabinete Juan Manzur negando más cambios en el gabinete y ratificando a Sergio Massa como presidente de la Cámara de Diputados. Más tarde, la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, se pronunció igual, aunque precisó nombres: “No hubo ofrecimiento a Massa”, afirmó Cerruti.

Menos de 24 horas antes, tanto desde el entorno presidencial como cerca de Massa, coincidían en que Alberto Fernández y el referente del Frente Renovador habían discutido distintas fórmulas para su incorporación al gabinete. De acuerdo a esas versiones, Massa puso condiciones (control de la AFIP, del Banco Central y del área económica) a las que no accedió Fernández. Tamaño avance del massismo hubiese sido, además, difícil de digerir por el kirchnerismo.

Massa llegó más temprano que otros dirigentes a la casa de Gobierno, previo a la jura de Batakis. Se reunió con Fernández. Junto a otros diputados nacionales, los dos se sacaron una foto para promocionar la promulgación de la ley de alivio fiscal a monotributistas. Massa hubiese querido un acto político más potente para festejar la ley que impulsó. Acaso esa frustración se reflejó en su cara durante la jura de Batakis.

La flamante ministra desayunó ayer en la Quinta de Olivos, donde la recibió Alberto Fernández. Estuvo el Santiago Cafiero, acaso el principal hombre de consulta del presidente.

Más tarde, Batakis se reunió con Miguel Pesce. El titular del Banco Central fue quien le sugirió a Alberto Fernández que Batakis era una buena opción para remplazar a Guzmán. Se lo dijo ya el sábado, según comentaron a este medio, horas después de conocida la renuncia de uno de los funcionarios más criticados por el kirchnerismo. “La deuda en pesos se defiende y no se pone en duda su pago”, fue una de las conclusiones de la reunión entre la nueva ministra de Economía y el presidente del Banco Central, un sobreviviente de las crisis económicas de la gestión Fernández.

Por ahora no volaron cascotazos kirchneristas contra Batakis, la primera fueguina en acceder al gabinete de ministros. La nueva ministra labró un excelente vínculo como encargada de la relación del ministerio del Interior y las provincias con el ministro Wado de Pedro.

Aún así persisten los interrogantes. ¿Batakis será tan celosa del déficit fiscal como creyó el kirchnerismo lo era Guzmán? ¿Respetará los límites que el exministro encontró en el área de Energía de la Nación, manejada por funcionarios de La Cámpora?

La ministra, antes de jurar por Dios y por la Patria, pudo leer un tuit que anticipó una de las pulseadas que vienen. El dirigente Juan Grabois le pidió “cazá la birome” para firmar el Salario Básico Universal.

Mensaje de Juan Grabois en Twitter para la nueva ministra de Economía, Silvina  Batakis.
Mensaje de Juan Grabois en Twitter para la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis.

Cristina Kirchner dijo el sábado que se debían rediscutir los planes sociales y propuso empezar a discutir la implementación de un Salario Básico Universal. Guzmán no estaba tan convencido de ello.

A instancias de Estela de Carlotto, a quien, a su vez, llamó el ministro Daniel Filmus para que intercediera, Alberto Kirchner y Cristina Kirchner retomaron el diálogo el domingo. Ayer se especuló sobre un encuentro, sobre todo cuando la vicepresidenta salió de su casa de Recoleta, minutos después de que Fernández le tomara juramento a Batakis en Casa Rosada.

A última hora, Diario Clarín confirmaba que los dos cenaban en Olivos. Se trata del primer encuentro en privado que mantienen este año Alberto Fernández y Cristina Kirchner, quienes coincidieron por última vez, públicamente, en el acto por los 100 años de YPF realizado el pasado 3 de junio.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA