La furia albirroja, un problema sin punto final

Desde 2011, cuando sorprendieron a Mendoza con una pelea en las tribunas del Malvinas, los barras sostienen la guerra.
Desde 2011, cuando sorprendieron a Mendoza con una pelea en las tribunas del Malvinas, los barras sostienen la guerra.

El Atlético Club San Martín transita un buen momento deportivo, pero se ve comprometida su participación en el Federal Amateur por los constantes cruces entre las facciones que componen su barrabrava.

Asesinos enmascarados detrás de los colores amados; salvajes sin respeto por la vida ajena y con pocos escrúpulos. El Atlético Club San Martín volvió a quedar en el centro de la escena y no por un hecho deportivo. Más bien todo lo contrario. Desde hace un tiempo, los hechos de violencia vienen repitiéndose constantemente y la violencia se incrementa en cada nuevo enfrentamiento. ¿El motivo? el poder en la tribuna del club esteño. ¿Los protagonistas? Tres facciones denominadas Los Pibes de Ciudad, Los Leones del Este y Los Mandingas del Tablón.

Desde 2011, cuando en las tribunas del estadio Malvinas Argentinas, cuando el León se medía con Gimnasia, se vivieron momentos de extrema violencia con peleas cuerpo a cuerpo y armas blancas. Aquella vez hubo un detenido que fue liberado con el correr de las horas.

Con el correr de los años, los enfrentamientos fueron ganando en violencia y asiduidad. Exdirigentes remarcan la falta de escrúpulos, los incidentes en sus domicilios particulares y las amenazas constantes por entradas y favores para ingresar a los estadios. Desde la policía aseguran que en muchos casos está involucrada la venta y distribución de drogas en barrios del departamento esteño.

Sin embargo, hubo un tiempo en que todo estaba bien entre las partes. Un viaje a San Juan fue lo que desató la interna que hoy suma violencia, sangre y heridos. Aquella vez, Los Pibes de Ciudad fueron detenidos en un control policial en la vecina y en la requisa se le incautaron armas. Desde entonces, esa facción señaló a los Leones como los responsables del “buchoneo”.

Ahora, el último capítulo fue anunciado durante la semana previa por redes sociales, con nombres y apellidos de los violentos. Esto permite comprender la impunidad con que se mueven. Balazos, piedras y armas blancas fueron parte de la última puesta en escena de quienes dicen ser “fanáticos”. Y en medio un club y una dirigencia que ya no sabe que hacer para controlarlos. “No le damos entradas a estos tipos”, avisó Mostaccio, cabeza de una dirigencia que se ve rehén de quienes hacen “lo que sea” por sus negocios personales.

Se define en el Consejo Federal

Poco probable parece que el Consejo Federal de Fútbol dictamine la eliminación del Chacarero del presente torneo Federal Amateur, aunque todo está por verse. El hecho de que los incidentes se hayan sucedido en las inmediaciones y no dentro del estadio hace pensar en que solo habrá consecuencias económicas para la dirigencia albirroja, encabezada por Gabriel Mostaccio. Según se pudo conocer, el encuentro se disputaría a puertas cerradas. ¿Y qué pasará para próximos duelos como local? Nadie lo sabe, aunque jugar sin público es una posibilidad.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA