Argentina vs Australia: el milagro de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”

Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @clubhilosfutbol
Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @clubhilosfutbol

El sábado, Argentina y Australia se enfrentarán por los octavos de final del Mundial Qatar 2022. Solo han jugado 7 partidos entre sí y el historial es favorable a la celeste y blanca. Los partidos más importantes fueron los del repechaje para el Mundial 1994, que estuvieron rodeados por escándalos, dudas por controles antidoping y hasta la confesión de Maradona sobre el “café veloz”.

Después de la tormenta, la calma. Luego de la sorpresiva derrota contra Arabia Saudita en el debut mundialista en Qatar 2022, la Selección Argentina ganó y gustó contra México y contra Polonia, y con el par de 2 a 0 en esos partidos, finalizó primera en su grupo y clasificó cómoda para los Octavos de Final. Ahora el rival será Australia, una de las sorpresas de esta extremadamente sorpresiva Copa del Mundo. Argentina enfrentará a Australia mañana, sábado 3 de diciembre a partir de las 16 horas (hora argentina). Y todo un país se detendrá para ver a La Scaloneta (o, mejor dicho, dos países lo harán: Argentina y Bangladesh, donde los “banglargentinos” viven los partidos de la celeste y blanca con tanta intensidad como por estas tierras).

De manera oficial, Argentina y Australia se han enfrentado en solamente 7 oportunidades. De hecho, no es un duelo con demasiada historia, ya que el primer enfrentamiento se dio hace menos de 35 años. Fue el 14 de julio de 1988, en Sídney y con triunfo para los “Socceroos” (como le llaman a la Selección Australiana de Fútbol) por 4 a 1. Fue la única victoria para Australia, ya que luego hubo un empate y 5 victorias albicelestes. El último partido entre ambas selecciones se jugó el 11 de septiembre de 2007, también en Sídney y con triunfo argentino por 1 a 0 en un amistoso.

Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @puenteadrian
Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @puenteadrian

Por fuera de las estadísticas y de los números fríos, los dos partidos más importantes de la historia que disputaron a Argentina y a Australia -hasta ahora- tuvieron lugar en 1993 y con una diferencia de solamente 17 días entre sí. Se jugaron el 31 de octubre y el 17 de noviembre de 1993, y correspondieron al repechaje para obtener uno de los últimos lugares para la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994. La atmósfera que rodeó a los históricos partidos fue entre épica y escandalosa: el que ganaba, iba al Mundial; el que perdía, se quedaba en casa.

El empate 1 a 1 en Sídney y la victoria argentina en el Monumental de Núñez por 1 a 0 clasificaron a Argentina a la Copa del Mundo de 1994, mientras que los “Socceroos” se quedaron sin mundial. Luego, ya por la Copa del Mundo de ese año, llegaría el brillo de Diego Armando Maradona y todo el equipo dirigido por Alfio “Coco” Basile contra Grecia y contra Nigeria, el doping positivo a Diego –con la memorable frase de “me cortaron las piernas”- y las derrotas contra Bulgaria y Rumania para regresar al país de forma tempranera. Pero esa es otra historia.

Los dos partidos contra Australia en 1993 por el repechaje para el Mundial ‘94 contaron con todos los condimentos que hoy convertirían al antes, el durante y después de esos enfrentamientos en la trama perfecta para una docuserie de Netflix u otra plataforma. Una humillante goleada para la celeste y blanca contra Colombia en el Monumental –lo que empujó a Argentina a disputar el repechaje-, una súplica para que Maradona regresara al equipo argentino para disputar esos dos partidos claves, una extraña decisión de que no hubiera controles antidoping en el mencionado repechaje y el memorable “café veloz” que inmortalizó Diego en una de sus frases.

Humillación a la colombiana

Hasta la consagración de La Scaloneta en Brasil, en julio de 2021 y cuando la Selección Argentina le ganó a la brasileña en el Maracaná y se quedó con el máximo trofeo continental de selecciones, los años más felices dentro de la reciente historia del fútbol argentino se remontaban al periodo comprendido entre 1986 y 1993. Campeones del mundo en el Mundial de México de 1986, subcampeones del mundo en Italia 1990 y bicampeones de América en 1991 y 1993, todo era felicidad en esta época dorada.

Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @clubhilosfutbol
Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @clubhilosfutbol

Pero estos años felices comenzaron su declive durante las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de 1994. Con un sistema totalmente distinto de clasificación al actual y con la Selección de Chile suspendida para disputar esas eliminatorias por una “avivada” que quisieron cometer durante la clasificación a Italia 1990, la clasificación al Mundial de Estados Unidos se dividió en dos grupos en la Conmebol. Argentina quedó en el grupo A de las Eliminatorias, mientras que Brasil (que finalmente ganaría el Mundial de 1994) estuvo en el B.

El andar irregular de Argentina en las Eliminatorias lo dejó en la segunda ubicación del Grupo A, por debajo de Colombia. Eso obligaba a la Selección nacional a “jugarse el todo por el todo” en el repechaje contra la mejor selección de las Eliminatorias de Oceanía, que había sido Australia. Para peor, Argentina llegaba de muy mala manera a esos partidos claves, ya que en la última fecha de las Eliminatorias había sido goleada, aplastada y humillada por la Selección de Colombia, que en Buenos Aires “bailó” a Argentina por 5 a 0 y ante la bronca de los hinchas argentinos, que hasta aplaudían y cantaban “¡ole!” cuando Colombia paseaba a los locales.

No solamente Argentina había sido relegada al repechaje, sino que llegaba con la moral por el piso. Para colmo, su gran figura en los últimos mundiales –un tal Diego Armando Maradona, campeón del mundo en 1986 y subcampeón en 1990- había decidido alejarse de la Selección argentina. Había motivos de sobra para creer que “se venía la noche”.

Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @clubhilosfutbol
Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @clubhilosfutbol

El desesperado pedido para que vuelva Diego y el milagro de “Ba-Ba”

La derrota en la final de la Copa del Mundo de 1990 contra Alemania en Italia y el resentimiento mostrado por el pueblo italiano hacia Diego Maradona (el jugador más importante y ganador de la historia del Napoli por aquellos años, pero quien los había eliminado de “su mundial”) habían dejado marcado al 10. Dueño de un estilo de vida particular, los escándalos ya eran una constante en la vida de Diego. Como si con esto fuera poco, el 17 de marzo de 1991 y luego de una victoria del Napoli por 1 a 0 contra el Bari, Maradona fue elegido para someterse a un control antidoping.

El resultado arrojó positivo por cocaína, noticia que revolucionó al fútbol mundial y que significó el primer positivo para el 10 en su carrera. “¿Qué querés que diga? Dijeron todo ellos. Me hicieron 25 controles, el último salió positivo. Mira vos, ¡qué casualidad!”, declaró Maradona, con ironía, en aquella oportunidad y una vez conocido el resultado. “Ese doping era la venganza, la vendetta contra mí, porque la Argentina había eliminado a Italia (NdA: en 1990), y ellos habían perdido muchos millones”, detalló tiempo después Maradona en su autobiografía “Yo soy el Diego de la gente”.

Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @clubhilosfutbol
Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @clubhilosfutbol

Diego Maradona fue suspendido para jugar al fútbol durante 15 meses, por lo que viajó a Argentina en búsqueda de algo de tranquilidad, que –por supuesto- no encontró. Este episodio, las repercusiones post Mundial de 1990 y otras cuestiones personales habían llevado a Diego a que decidiera alejarse de la Selección Argentina y del fútbol en general. “Se tomó un tiempo”, en términos de relaciones amorosas, si se quiere.

Pero el equipo argentino necesitaba a Diego. Y Diego necesitaba a la Selección, por lo que luego del 0 – 5 contra Colombia y en la previa del primer partido del repechaje, el DT Basile y el entonces capitán argentino Oscar Ruggieri (con quien Diego debía limar algunas asperezas) se reunieron con Maradona y lo fueron a buscar para que regresara a la selección, pedido que era repetido y avalado por cada uno de los jugadores nacionales. Ya se habían cumplido los 15 meses de suspensión por el primer positivo en la historia de la carrera de Diego, por lo que en tiempo récord –y con un operativo que incluyó el fichaje del 10 en Newell’s Old Boys, ya que para jugar oficialmente en la Selección necesitaba estar en un equipo y Maradona no lo estaba-, el “genio del fútbol mundial” volvió a vestir la camiseta celeste y blanca.

Diego ya tenía 33 años y aquel “Operativo Retorno” incluyó, además, el aislamiento en una quinta y varias semanas de trabajo y entrenamiento intenso con el preparador físico Fernando Signorini. En ese trabajo, Diego bajó 15 kilos y recuperó velocidad.

Con Maradona como esperanza e ilusión, el 31 de octubre de 1993 se jugó el primer partido del repechaje por la clasificación al Mundial de Estados Unidos 1994. En Sídney, Argentina visitó a Australia y el resultado del trabado partido estuvo en sintonía con el juego: 1 a 1, gol de Abel Balbo para Argentina, con asistencia de Maradona.

Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @clubhilosfutbol
Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @clubhilosfutbol

La vuelta se disputó el 17 de noviembre de ese mismo año, en la cancha de River Plate. Argentina necesitaba una victoria para sacar el pasaje a Estados Unidos, y llegó con Gabriel Omar Batistuta, que convirtió el único gol del partido –también trabado- con el que Argentina derrotó 1 a 0 de local a Australia. De la mano de Ba-Ba (Balbo – Batistuta), Argentina clasificaba entonces a la Copa del Mundo que se jugaría el año siguiente.

La decisión de jugar sin antidoping y el famoso “café veloz” de Diego

Pasó el repechaje, pasó Estados Unidos 1994 y pasaron además 4 mundiales más hasta que en 2011, a 18 años de los dos partidos más importantes de la historia entre Argentina y Australia –al menos hasta que se juegue el de mañana- se desató una nueva polémica. Diego Maradona había regresado a la Selección Argentina para el Mundial de Sudáfrica 2010, aunque esta vez como DT. Y, tras su salida, había mantenido una picante pelea con el entonces presidente de la AFA, Julio Grondona.

Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @BocaEnLaCopa
Argentina vs Australia: el milago de “Ba-Ba” en el repechaje, el ruego a Maradona y el “café veloz”. Foto: Twitter @BocaEnLaCopa

Fue en un programa de televisión que Diego confesó que la sorprendente y llamativa decisión de que no hubiera control antidoping después de los dos partidos contra los “Socceroos” tenía que ver con que a los jugadores argentinos se les había dado alguna sustancia extraña junto con el café que bebieron. “Café Veloz” lo bautizó Maradona, y el nombre quedó en la historia.

¿Por qué no hubo antidoping en el partido con Australia, si habíamos tenido en todos los partidos? Te daban un ‘café veloz’ y por ahí la clavabas en un ángulo”, contó Maradona en una entrevista con el periodista Alejandro Fantino en “El Show del Fútbol”.

El conductor le repreguntó a qué se refería con eso de “café veloz”. “Te daban un café veloz, le ponían algo al café y por ahí corrías más”, se explayó Diego. “Te hacen diez controles antidoping y justo el partido que hace que Argentina vaya a Estados Unidos no hay control antidoping. Ahí estaba la trampa y eso lo sabía Grondona...”, declaró Diego en una cara acusación contra el entonces presidente.

Las vueltas de la vida llevaron a que en Estados Unidos 1994, casi 7 meses después de la trabajada victoria contra Australia, el doping volviera a ser noticia en la vida de Maradona y de los argentinos. Tras derrotar a Nigeria por 2 a 1, Maradona fue elegido para someterse a las pruebas. Y los resultados arrojaron que el 10 había consumido efedrina. Diego fue suspendido –una vez más-, debió abandonar el equipo. Y el plantel no logró reponerse de este golpe, por lo que perdió con Bulgaria y luego fue eliminado por Rumania.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA