Cosecha de ajo: hay mano de obra suficiente, pero continúan las infracciones

El nivel de cosecha es similar al que existió la temporada pasada. / Foto: Ignacio Blanco
El nivel de cosecha es similar al que existió la temporada pasada. / Foto: Ignacio Blanco

Asociaciones de productores comentan que de momento hay suficientes cosechadores. El Renatre fiscaliza para controlar el registro legal y que haya condiciones dignas de trabajo en toda la provincia.

Después de que en 2020 el inicio de la cosecha de ajo se viera afectado por las restricciones de la pandemia, este año la cosecha se inició con suficiente mano de obra. De todos modos, desde el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre) han detectado varios casos de precariedad y de falta de registro de cosechadores.

A mediados de octubre del año pasado, este medio comentaba cómo el sector ajero esperaba una buena producción, pero con un panorama preocupante ya que (por las restricciones por el Covid-19) todavía no se permitía el ingreso de trabajadores especializados del norte del país.

Este año hay apenas un 0,22% más de superficie (en total, 11.365 ha) y todavía hay pandemia pero, con la vacunación y la liberación de restricciones, no hay problemas con el ingreso de cosechadores. Incluso, desde el sector comentan que hay mucha oferta de trabajadores locales, de manera que la escasez de mano de obra no es un problema en este momento.

Así lo comentaron desde la Asociación de Productores, Empacadores y Exportadores de Ajos, Cebollas y Afines de Mendoza (Asocamen). Su coordinador general, Guillermo San Martín, afirmó que “a las empresas les llegan ofertas de trabajadores por todos lados” y que por ahora no es tan necesario el ingreso de cuadrillas de otras provincias, más allá de que algunos empresarios lo hagan por su cuenta.

La dificultad puede estar en que, como el mercado del ajo “no es tan generoso como el año pasado”, quizás se dificulte pagar al mismo nivel de salarios que en 2020 por la producción primaria. Lo que sí ya se ha acordado es la paritaria en los galpones de empaque con dos actualizaciones: una del 24% para el primer semestre y otra a negociar más adelante según cómo avance la inflación.

Una calma momentánea

Mario Leiva, presidente de la Sociedad Rural del Valle de Uco, consideró que “el tema de mano de obra hasta ahora viene bien”. El Valle de Uco es la principal zona ajera de Mendoza, con 6.711 ha, y allí se cultiva ajo chino blanco, morado y el colorado europeo (en general, los primeros dos se cosechan en octubre y el último en noviembre).

“Acá hemos arrancado medio tranquilos porque hay algo que nos pasa desde hace mucho tiempo y es que al ajo le falta unos días todavía. Así que hasta ahora no hemos tenido problema de mano de obra”, afirmó Leiva.

Por otro lado, Daniel Espósito, actual presidente de Asocamen, explicó que empezaron la cosecha hace un par de semanas y, “por suerte”, no han tenido dificultad en conseguir cosechadores. De todos modos, recordó que en general es un problema: “Dentro de un tiempo se nos junta con la siembra del tomate, la cosecha de uva, la siembra de ajo, cosecha de durazno, etcétera, y realmente se complica”.

En lo que se refiere al traslado de cosechadores desde otras provincias, San Martín explica que no hay trabas sanitarias, pero sí cuidados a tener en cuenta: “Se deben emitir declaraciones juradas, se solicita la vacunación y después hay controles de temperatura en los galpones de empaque”.

El nivel de cosecha es similar al que existió la temporada pasada.
El nivel de cosecha es similar al que existió la temporada pasada.

Controles e irregularidades

El delegado local del Renatre, José Luis Zárate, comentó que desde el inicio de la cosecha del ajo han realizado 35 fiscalizaciones en fincas con la Subsecretaría de Trabajo de Mendoza, y en todas encontraron infracciones.

“Se están haciendo fiscalizaciones con la Provincia. Ellos y nosotros labramos actas, de ahí (los empleadores) tienen 10 a 15 días para presentar las altas tempranas de los trabajadores/ras y libreta de trabajo. Algunos lo están haciendo, pero la mayoría todavía no”, detalló Zárate. Establecida por la ley 25.191, la libreta de trabajo rural es un carnet (similar a un DNI) único, personal e intransferible que ahora incluye un código QR.

En fiscalizaciones en el Valle de Uco, detectaron falta de agua y baños químicos para trabajadores, además de falencias en transporte e higiene. Las más afectadas son las mujeres, que deben caminar por lo menos cien metros en un campito para “ir al baño”. “Hay mucha resistencia de los empleadores a las fiscalizaciones para blanquear a sus trabajadores”, analizó Zárate.

Desde el Renatre piden a la población general no naturalizar situaciones que parecen cotidianas, como ver personas viajando hacinadas en camionetas. Además, ponen a disposición un servicio móvil para realizar las libretas de trabajo en las fincas. Para información o denuncias, se les puede contactar en la web www.renatre.org.ar o al teléfono 0800-777-7366.

Cosecha mecánica

Dado que el tema mano de obra es un problema recurrente en varias agroindustrias, muchas veces se plantea avanzar hacia una mecanización de cada sector, un punto que incluye discusiones que van desde la ética laboral hasta la rentabilidad de una empresa.

En el caso del ajo, se puede comentar que hay distintos tipos de cosechadoras, pero el costo general ronda los 40.000 euros. Aldo López, técnico del INTA especialista en ajo y cebolla, cuenta que hay distintos tipos y modelos, pero que la elección depende del sistema de post cosecha, es decir, de cómo se va a secar o curar el ajo.

“No hay dudas de que las cosechadoras andan. Necesitamos capacitar a personal en el uso y mantenimiento de estas maquinarias. Eso sí es una limitante a la hora de decidir comprar y usar una maquinaria”, analizó López. En cuanto a la posibilidad de alquilar, como en la vid, este especialista del INTA comentó que hay pocas, así que se podría incentivar este servicio.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA