Petróleo: las regalías, un pasado erróneo y un futuro incierto

Los autores, ambos con militancia en el PJ, aseguran que ante el escenario mundial, es necesario desarrollar nuevas estrategias en la provincia.
Los autores, ambos con militancia en el PJ, aseguran que ante el escenario mundial, es necesario desarrollar nuevas estrategias en la provincia.

Los autores, ambos con militancia en el PJ, aseguran que ante el escenario mundial, es necesario desarrollar nuevas estrategias en la provincia.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) prevé un descenso en la demanda mundial de petróleo para lo que queda del 2022. Aun así, la OPEP argumentó que el consumo internacional alcanzará los 100,3 millones de barriles diarios (bpd), alrededor de un millón más que en 2019.

El conflicto armado entre Rusia y Ucrania además del impacto geopolítico y geoestratégico, golpea especialmente a la energía y los alimentos. A partir del actual escenario internacional se hace necesario evaluar el comportamiento de la industria del petróleo a nivel nacional y provincial. Cuando de energía se habla y más precisamente del petróleo, Mendoza adquiere un protagonismo diferencial a partir de su destilería (la más grande del país) y yacimientos petrolíferos.

Una lectura analítica de los datos estadísticos correspondiente al periodo temporal 2009-2021, con información de Producción de Petróleo en Mendoza que emite la Administración Tributaria Mendoza (ATM), permite identificar una tendencia decreciente. Asimismo en el 2009-2020, el sector Minas y Canteras cuyo mayor componente es Petróleo y gas natural con una participación promedio del 93,6%, ha reducido su contribución al Producto Bruto Geográfico provincial de un 9,5% en el año 2009 a un 5,9% en 2020.

El presente escenario petrolero provincial evidencia una pérdida de dinámica y la consecuente reducción en la generación de recursos vía regalías. Un examen de los datos de producción de los últimos 10 años, determina que el de mayor producción fue 2016 con 4.656.350 de metros cúbicos. A partir del año posterior se inicia un descenso de la producción que en 2021, conforme datos oficiales es equivalente a 3.293.887 de metros cúbicos.

No mantener la producción del año 2016 como valor de referencia (piso), la provincia resignó una cifra próxima a los $ 9.400 millones de pesos por ingresos en regalías en los últimos 5 años ($ 115 millones en 2017, $ 455 millones en 2018, $ 1.110 millones en 2019, $ 2.650 millones en 2020 y $ 5.070 millones de pesos en 2021). Las regalías petroleras representan un ingreso significativo en los recursos no tributarios de Mendoza con el aditamento de estar vinculada a una moneda extranjera como el dólar, razón por lo cual su importancia adquiere mayor significación y está exenta de una explicación especifica.

En paralelo, la Provincia de Neuquén, pasó de 6.322.694 de metros cúbicos de producción petrolera en 2012 a 11.766.463 de metros cúbicos en 2021, muy cerca de duplicar los valores en una década. La provincia vecina logro un incremento significativo, que permite postular con un cierto grado de certeza que Mendoza podría lograr un similar comportamiento a nivel de producción, independientemente de la modalidad de extracción.

La información vigente nos presenta dos fenómenos en marcha, el primero es un ciclo económico provincial con síntomas claros de desaceleración y el segundo la recuperación de niveles de demanda de petróleo a nivel mundial previos a 2019.

Ante la combinación de ambos eventos, las actuales autoridades provinciales deberán elaborar una estrategia que posibilite recuperar el rol protagónico de la producción petrolera mendocina y otorgar sustentabilidad a los ingresos derivados de la misma.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA