Guía de Inversiones: comprar dólares u otras opciones en medio de la incertidumbre

La capacidad de ahorro de las personas se ha visto seriamente afectada en la Argentina pero existen opciones para resguardar el dinero, y hablamos con un especialista para conocerlas.
La capacidad de ahorro de las personas se ha visto seriamente afectada en la Argentina pero existen opciones para resguardar el dinero, y hablamos con un especialista para conocerlas.

Muchos argentinos conocieron el mercado de valores con el único objetivo de obtener “dólar bolsa”, pero más allá de los ahorros en la divisa norteamericana, existen alternativas para guardar valor, y ganar un poco más. ¿Qué opciones hay?

La volatilidad macroeconómica que tiene el país, está principalmente relacionada con la pujante inflación y la devaluación del peso. Este es uno de los principales motivos que explica la gran caída en el poder adquisitivo del dinero de los argentinos en los últimos cinco años.

Con una suba de precios del 51,4% interanual y una moneda que ha perdido el 90% de su valor contra el dólar estadounidense desde mediados de 2017, la capacidad de ahorro de las personas se ha visto seriamente afectada en la Argentina y no se presentan indicios de que esta situación pueda cambiar.

Frente a este panorama adverso para los ingresos de los argentinos, es fundamental que las personas desarrollen el hábito de invertir, lo que les permitirá proteger sus ahorros de la incertidumbre económica y financiera que enfrenta el país, y Maximiliano Donzelli, Jefe de Research en IOL invertironline, brindó algunos consejos al respecto:

¿Qué alternativa es buena para resguardar los ahorros?

En esa línea, es importante que las inversiones que quieran realizar sean en instrumentos vinculados al dólar. De esta manera, no deberán preocuparse ante la pérdida de valor del peso.

Un ejemplo sobre una inversión de este estilo son los CEDEARs (Certificados de Depósito Argentinos). Para las personas que nunca escucharon hablar de estos activos, se trata de unos instrumentos que equivalen a acciones de empresas norteamericanas o de otros países del mundo, pero en los cuales se puede invertir desde el mercado argentino a través de una cuenta de inversión local.

Una de las ventajas que tienen los CEDEARs es que el monto mínimo para invertir en ellos varía según la empresa, pero lo cierto es que suelen ser sumas de dinero accesibles. Un ejemplo de esto es el caso del CEDEAR de Coca Cola (KO), que actualmente puede conseguirse en el mercado local a unos $2050 pesos, o el de Spotify (SPOT), que vale unos $1579 pesos. Teniendo en cuenta que el valor de estos activos está vinculado al dólar contado con liquidación (CCL), las personas que compren estos activos estarían dolarizando sus ahorros con bastante facilidad.

El dólar MEP es un instrumento útil, pero pierde valor a mediano y largo plazo
El dólar MEP es un instrumento útil, pero pierde valor a mediano y largo plazo

Dólar MEP o instrumentos en dólares: ¿Qué conviene más?

Una de las ventajas que ofrece hoy en día el mercado financiero local es que, mediante la compra y venta de bonos, los inversores pueden hacerse de dólares sin ningún tipo de límite mensual, a diferencia de lo que ocurre con los USD 200 del “dólar solidario” que se compra en las entidades bancarias.

Sin embargo, a pesar de que el dólar sea una moneda mucho más estable que el peso argentino, es importante destacar que también pierde valor en el largo plazo, ya que la economía estadounidense tiene una inflación promedio de 2,4% en los últimos 30 años.

Aunque en el corto plazo la pérdida de valor de la divisa norteamericana no sea tan impactante como si ocurre con el peso, si una persona solo ahorra en dólares en un lapso entre 10 o 15 años, o incluso hasta la jubilación, la pérdida de poder adquisitivo resulta mucho más evidente.

En contrapartida con la leve depreciación del dólar, el índice S&P500, el más importante de Estados Unidos que reúne a las 500 empresas más grandes del mercado, ha tenido un rendimiento promedio de 9,3% anual entre 1990 y 2020. Detrayendo el efecto de la inflación en dólares, fue posible obtener un retorno real de próximamente 7%.

A su vez, en el último tiempo, los principales índices bursátiles de Wall Street se han revalorizado muy por encima de ese promedio. Solo en los últimos dos años, el S&P500 se ha apreciado más de un 48,74%, mientras que el tecnológico Nasdaq ha logrado incluso hasta duplicar su valor.

Principalmente, si una persona apunta a resguardar sus ahorros en el largo plazo, sería mucho más útil que los invirtiera en instrumentos atados al dólar, como es el caso de los CEDEARs, que si solo compra dólares MEP para solamente protegerse de la devaluación de la moneda local.

Wall Street (AP/Archivo)
Wall Street (AP/Archivo)

¿Es posible replicar el rendimiento de los índices de Wall Street desde Argentina? ¿Cuánto habría que invertir?

Una de las formas más fáciles de invertir en estos selectivos en el mercado norteamericano es a través de los ETFs, cuya sigla significa “Exchange Traded Fund”. Estos activos son básicamente fondos de inversión que tienen la particularidad de cotizar en bolsa y su operatoria es igual que la de las acciones, es decir, se pueden comprar y vender a lo largo de una rueda al precio existente en cada momento.

Lamentablemente, la única desventaja de estos instrumentos financieros es que no pueden comprarse en la Argentina. Sin embargo, el equipo de Research de IOL invertironline propuso una alternativa que está al alcance de todos los inversores del mercado local, y es mediante la utilización de CEDEARs.

En el último reporte especial, que se encuentra disponible en la página web de la compañía, se explica en detalle la metodología que se utilizó para armar diferentes portafolios de inversión con CEDEARs, que permiten replicar los rendimientos del ETF del S&P500 (SPY), el del Dow Jones (DIA) y el Nasdaq 100 (QQQ).

En este caso particular, lo que se buscó en cada una de las carteras fue crear una alternativa para los inversores argentinos, que requieren un monto mínimo de inversión de unos 50.000 pesos.

Cabe destacar que estos portafolios tienen un margen de error, que se buscó que sea lo mínimo posible. Si uno quisiera replicar a la perfección cada uno de los índices mencionados, sería suficiente con comprar todas las acciones que lo componen replicando las respectivas participaciones. Sin embargo, esto no puede realizarse a través del mercado argentino, ya que no todas las compañías que conforman los índices cuentan con CEDEARs.

En lo que refiere a la construcción de los portafolios, lo que se realizó fue una metodología donde se determinaron los porcentajes de participación de cada uno de los activos, de forma tal que la cartera creada logre replicar el retorno del índice en cuestión en un periodo de tiempo pasado.

Con este procedimiento, se encontró que se puede replicar el famoso índice S&P500 de Estados Unidos con los siguientes cinco activos: Apple (14,5%), Microsoft (19,1%), Google (14,8%), Berkshire Hathaway (40,0%) y Johnson & Johnson (11,6%).

Por otra parte, para replicar el índice tecnológico Nasdaq 100 es necesario comprar los siguientes cinco CEDEARs: Google (13,8%), Cisco (13,9%), Apple (22,4%), Amazon (23,4%) y Microsoft (26,6%).

En conclusión, no basta con ahorrar, sino que la forma de invertir esos ahorros se vuelve una parte fundamental en nuestras finanzas, máxime en un contexto de volatilidad y jubilaciones insuficientes. Tomando el promedio histórico de los últimos años y formando la cartera de 5 activos de 50.000 pesos, sería posible multiplicar en dólares por 7,6 veces el poder adquisitivo de esa inversión en 30 años.

Aprender a manejar las finanzas personales

Es verdad que son muchos los mitos sobre la complejidad de la economía, pero también es cierto que en su mayoría se construyen sobre falacias: no todo es tan complicado en el universo de las finanzas, y alcanza con un poco de atención y tiempo para entender el camino más conveniente según los propios intereses y posibilidades, según explica Gastón Krasny, co-fundador de la plataforma de inversiones online SeSocio:

Si bien a simple vista parece un desafío personal, una sociedad con más acceso a la información financiera y una mejor gestión de las finanzas personales contribuye a mejorar la economía de un país, preparando a la población a afrontar con más fortaleza cualquier posible crisis.

Además, hoy más que nunca podemos ver el aceleramiento que la pandemia trajo en cuanto a la adaptación de nuevos conceptos y modelos financieros, como las inversiones online o el uso de criptomonedas, algo que quizás aún no es una práctica habitual en todos los sectores de la población, pero sí una palabra que ha pasado a formar parte del vocabulario cotidiano. El dinero digital, a través de las billeteras virtuales, es más un hecho del presente que del futuro, y no hay nada más ingenioso que conocer lo que está sucediendo para poder formar parte de la transformación.

Pero, ¿en dónde aprendemos sobre finanzas? Las viejas materias escolares sobre contabilidad y economía no están llegando a tiempo a abarcar las realidades del mercado de capitales. Pensando en el futuro y presente de los jóvenes y adolescentes, tres legisladores han presentado proyectos de normativas a nivel nacional para incluir en la currícula de las escuelas secundarias una materia obligatoria sobre educación financiera. Estas iniciativas apuntan a que la sociedad y las distintas entidades públicas e instituciones privadas acepten que hay un cambio en el ecosistema económico que está ocurriendo y no podemos dejar de prestarle atención si queremos que los jóvenes de hoy puedan gestionar de forma más accesible e independiente su economía personal en el futuro.

Las finanzas dejaron de ser para los “financieros” o “economistas”, estamos en una era donde las finanzas se llevan a diario; en las familias, trabajo, vida personal, amistades y hasta en la redes sociales. Hay que aprovechar todas las herramientas y oportunidades de aprendizaje que nos ofrecen las tecnologías, esta facilidad no la tenían nuestros padres. Mayor información nos puede ayudar a disminuir el rango de error a la hora de invertir. Sabemos que todas las inversiones conllevan riesgos, pero las decisiones que tomamos por falta de información son las que repercuten de manera más negativa.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA