Exportaciones de vino: mejoran los precios, pero el volumen y el ingreso de dólares siguen a la baja

Las exportaciones de vino en Argentina cayeron 26,9% en el volumen. - Foto: Orlando/ Los Andes
Las exportaciones de vino en Argentina cayeron 26,9% en el volumen. - Foto: Orlando/ Los Andes

El INV dio a conocer las cifras del mes de julio para la vitivinicultura argentina, lo que dejó una caída del 20,4% en volumen acumulado en los primeros siete meses del año.

El primer mes del segundo semestre de 2022 también cerró con números en rojo para las exportaciones del vino argentino. De acuerdo al último informe del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), en el mes de julio una baja del 26,9% en el volumen, lo cual se desprende de una merma del 12,4% en el fraccionado y del 60,1% para el granel. A eso se le suma una caída del 19,6% en la cantidad de dólares generados en este mes, en la comparativa con 2021.

Conforme a los registros del organismo nacional, la situación en el acumulado de los primeros siete meses del año dejan una merma del 20,4%, resultado del promedio de la caída del 7,3% de los fraccionados y un 42,6% de granel. Respecto al ingreso de dólares, en los primeros siete meses de 2022 se generó un 6,2% menos por las exportaciones, sin embargo, la suma de los 482,3 millones de dólares del vino y los 68,4 millones del mosto concentrado (551 millones de dólares) es el segundo mejor ingreso de divisas de los últimos siete años, solo por debajo del récord del 2021.

Otro aspecto que señalaron desde el organismo que comanda Martín Hinojosa es que el precio promedio del vino total en el acumulado enero-julio es de 3,02 dólares/litro (+17,9%), llegando el fraccionado a 3,82 dólares/litro (+3,2%) y el granel a 0,83 dólares/litro (+31,4%).

Las exportaciones de vino siguen en baja en el 2022. - Claudio Gutiérrez / Los Andes
Las exportaciones de vino siguen en baja en el 2022. - Claudio Gutiérrez / Los Andes

Mejora de precios pero pérdida de competitividad

Aunque a simple vista que el vino argentino se venda a mejor precio puede sonar como una buena noticia, en el sector entienden que es más bien todo lo contrario. Es que la caída en el volumen, sumado a la baja de los valores FOB y el precio promedio por litro dan como resultado una pérdida de competitividad en los rangos más bajos de precios.

“Decir que estamos vendiendo a precios más altos no es lo mejor. Lo que pasa en realidad es que estamos perdiendo mercado en los segmentos más bajos o económicos. Hemos dejado de ser competitivos allí y estamos perdiendo esas exportaciones. Eso hace que lógicamente los precios promedios sean mayores, pero, en verdad, estamos perdiendo”, observó Carlos Fiochetta, gerente de Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar).

Ramiro Barrios, director de Comercio Exterior de Bodegas de Argentina (BdA), coinicidió y profundizó aun más la explicación de por qué esto es un escenario perjudicial para el vino argentino: “Si restamos volumen de la base de la pirámide, automáticamente el precio promedio aumenta, pero eso no significa que se esté vendiendo proporcionalmente el vino más caro, sino que he dejado de participar en un segmento más competitivo. Lo que está sucediendo es que estamos dejando de ser competitivos en los segmentos de entrada de precio, donde gran parte de nuestra industria tiene las capacidades de ofrecer un vino de buena calidad”.

El segmento señalado por Barrios es principalmente el mercado americano en el rango por debajo de los 10 dólares por botella. “Representa el 70% del mercado mundial. No estar presente en ese lugar es un problema para la industria nacional”, argumentó. Y anticipó: “Suponiendo que volvamos a ser competitivos, va a tomar tiempo instalar nuestros productos nuevamente. En estos procesos la salida es rápida, pero el reingreso es lento”.

La situación se puede ver reflejada también en estadísticas. En el informe mensual de exportaciones vitivinícolas de BdA, elaborado por el Área de Innovación Universidad Nacional de Cuyo, en el acumulado entre junio de 2021 y junio de 2022, los vinos fraccionados tranquilos por menos de 12 dólares/caja, tuvieron una caída del 14,2% en el volumen. Si el foco se pone en los embotellados, en el segmento de menos de 18 dólares/caja la caída en el volumen es de 3,6%.

Problemas conocidos

La génesis de estas complicaciones para las exportaciones es ya bien conocida por la industria y no responde a un único motivo. “Es una realidad que la caída de las exportaciones está relacionada con el atraso cambiario”, sostuvo el gerente de Coviar. Para graficar esto, Fiochetta explicó que mientras la inflación acumulada del año es de alrededor del 40%, el aumento del tipo de cambio nominal ronda el 30%, lo que da una diferencia aproximada de 10 puntos. La situación se arrastra de 2021, cuando la inflación superó el 50% y el dólar aumentó su valor entre el 20% y 25%. “Esto impacta en las exportaciones porque hace que las etiquetas de precios más bajos queden relegadas”, argumentó.

Desde Bodegas de Argentina, Barrios planteó que en julio se ha consolidad una tendencia negativa que se arrastra desde los últimos meses del primer semestre de 2022. “No queremos ser reiterativos, pero estamos en un momento muy complicado. Hay problemas que son mundiales y que afectan a todas las economías, como la inflación producto del covid, la guerra entre Rusia y Ucrania, la crisis mundial de botellas o los problemas logísticos, pero también tenemos en el país algunos inconvenientes que afectan a la industria, como las limitaciones a las importaciones”, manifestó.

El complejo acceso a dólares no solo trae problemas en cuanto a los insumos, también para la contratación de servicios necesarios para las bodegas: “El vino no es un commodity, es un producto que genera marca, por lo que se trabaja con las cuatro P del marketing. Para la promoción en el exterior, una de esas P, las bodegas requieren inversión en dólares. No poder hacer estos pagos por los límites del Banco Central complica el escenario, sobre todo para aquellas que están creciendo. Se pierden años de trabajo”, expresó Barrios.

Y eso sumó un motivo similar al de Fiochetta: “La inflación de los insumos secos del vino está por encima del IPC. Estamos teniendo aumentos de costos en dólares que nos quitan todo tipo de competitividad”.

La industria vitivinícola arrastra algunos problemas que no encuentran solución. - Archivo / Los Andes
La industria vitivinícola arrastra algunos problemas que no encuentran solución. - Archivo / Los Andes

Un pedido reiterado

Ante la compleja situación que presentan las exportaciones de vino, tanto desde Bodegas de Argentina como de Coviar han llevado sus pedidos a las autoridades nacionales para lograr una quita de las retenciones a las ventas al exterior que las bodegas realizan de sus productos. Sin embargo, ante los caóticos meses que se han vivido en el Gobierno de Alberto Fernández, los tres Ministros de Economía que ha habido en solo tres meses (Guzmán, Batakis y Massa) y la reorganización de los ministerios, todavía no se vislumbra una respuesta.

“En las últimas reuniones que hemos tenido con las autoridades nacionales hemos planteado que es necesario tomar medidas al respecto. No hablamos de un tipo de cambio diferencial, sino que para un negocio a largo plazo como el de vino necesitamos un tipo de cambio competitivo y la eliminación de los derechos de exportación”, comentó Carlos Fiochetta. “Para lo que viene la situación es compleja porque no se avizora un gran aumento del tipo de cambio, por eso es necesario, al menos, la quita de las retenciones”, añadió el gerente de Coviar.

similar situación a la de BdA, donde Barrios planteó: “Tenemos contacto permanente y hemos solicitado más reuniones con los nuevos secretarios. Estamos a la espera de poder presentar nuestro caso y esperamos tener la oportunidad de poder plantearlo nuevamente. También hemos tenido reuniones con legisladores nacionales para concientizar de la situación crítica de la industria”.

“La realidad es que somos una industria regional y muchas de las decisiones que se toman en el Gobierno nacional están basadas en la Pampa Húmeda y los commodities, pero nosotros somos otra cosa”, completó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA