Crecieron las conexiones móviles a Internet pero cayeron las fijas en Mendoza

Mariana Villa / Los Andes
Mariana Villa / Los Andes

Menos de 4 hogares de cada 10 tiene acceso a este servicio en la provincia. Además, la velocidad de conexión sigue siendo una de las más bajas del país

Esta semana, el Indec dio a conocer los datos de conectividad para todo el país. En el caso de Mendoza, la cantidad de conexiones a Internet creció en junio, con respecto al mismo mes del año pasado, un 6,8%, con lo que se ubica un poco por encima de la media nacional, que marca un incremento del 6,2%. Esta suba se dio, en la provincia, de la mano de una suba en el número de accesos móviles (a través de dispositivos) y de una caída de los fijos (en las viviendas).

El informe sobre accesos a internet del Instituto Nacional de Estadística y Censos muestra que, en todo el país, hubo un crecimiento en la cantidad de conexiones de 8,2% en abril, 6,5% en mayo y 6,2% en junio, respecto al mismo mes del año anterior. En la provincia, las variaciones positivas estuvieron, en cada uno de esos meses, por encima de la media nacional, ya que fueron de 12,1%, 8,3% y 6,8%, respectivamente.

Sin embargo, las diferencias comienzan a notarse cuando se distingue entre los accesos a internet fijos y los móviles. En promedio, en todo el país, las conexiones fijas aumentaron un 3,8% en relación con junio del año pasado, mientras que Mendoza es la segunda provincia en términos de reducción de éstas, con un descenso interanual de 6,8% (sólo superada por Jujuy, que tuvo una disminución de 9%).

En cambio, los accesos a internet móviles en la provincia crecieron un 8,1%; bastante por encima de la media nacional de 6,8%. De hecho, las conexiones de este tipo -1.391.999- representan en Mendoza el 92% del total (1.504.756), mientras que a nivel nacional alcanzan el 81%.

El Enacom (Ente Nacional de Comunicaciones) provee los datos que marcan otra diferencia de Mendoza con respecto al resto del país. En este caso, corresponden al primer trimestre de 2021 y ubican a la provincia en el tercer puesto entre las que menos penetración de internet fijo tienen. Apenas 39,15 de cada 100 hogares mendocinos cuentan con este servicio. La preceden Formosa, con 32,73 y San Juan, con 39,6.

De hecho, y con el descenso en los accesos fijos que evidencia Indec, en el relevamiento anterior del Enacom (del cuarto trimestre de 2020), Mendoza ocupaba el cuarto lugar en cuanto a conexiones de internet fijas. Y si bien el número era inferior, de 38,63, Santa Cruz ocupaba el tercer puesto y ahora incrementó el número de 37 a 41,65.

Por otra parte, Mendoza se encuentra entre las que menor velocidad de bajada tienen, también según datos del Enacom. Se debe reconocer que se pasó de los 11Mbps en el cuarto trimestre de 2020 a 13Mbps en el primero de 2021. Pero, aun así, los mendocinos están en el séptimo lugar, compartido con los riojanos, en lo que a lentitud del servicio se refiere, y a buena distancia de los 68Mbps de quienes viven en Capital Federal o los 50Mbps de quienes habitan en Buenos Aires.

Fijas versus móviles

Rodolfo Bianchi, vicepresidente de la Cámara Argentina de Pequeños Proveedores de Internet (Cappi), manifestó que el crecimiento de las conexiones a Internet desde los celulares era esperable, porque el acceso a la tecnología es cada vez más necesario. Y también planteó que el decrecimiento de las hogareñas se puede entender por la erosión del poder de pago de los salarios. Si una familia no puede pagar los dos tipos de servicio, seguramente optará por mantener el de sus dispositivos móviles.

El delegado en Mendoza del Enacom, Guillermo Elizalde, expresó que los mismos proveedores de internet le han comentado que, cuando las familias tienen que priorizar los gastos, ganan los teléfonos celulares por sobre la conexión fija, ya que optan por mantener el acceso a redes sociales como Whatsapp y Facebook. También señaló que muchas conexiones de hogar que las brindan ISP inalámbricos que no están registrados y operan de forma irregular.

Respecto a por qué los accesos fijos han caído en Mendoza mientras que no ha sucedido lo mismo en el resto del país, estimó que se puede deber al atraso de inversión que tiene la provincia en infraestructura, tanto para fibra óptica como para wireless.

Sobre esto último, Bianchi planteó que las empresas proveedoras de Internet tienen limitaciones para crecer. En primer lugar, porque no hay seguridad jurídica y no saben cuándo van a recuperar la inversión que realicen. Con esto aludió al decreto 690/20, que declaró como servicios públicos a las telecomunicaciones -tv paga y telefonía fija y móvil- e Internet, y que frena el aumento de tarifas. A partir de esto, el Enacom estableció el descongelamiento de los precios de los servicios con un incremento de 5% en enero de este año.

Desde la Cámara Argentina de Pequeños Proveedores de Internet ya habían expresado que, con esta regulación de precios, el aumento de los costos operativos -en su gran mayoría, en dólares- y la necesidad de realizar inversiones para mantener las redes, las empresas se encuentran en una situación comprometida, que amenaza su subsistencia.

Dificultades con los postes

Bianchi también señaló que tienen dificultades para el acceso a la infraestructura pasiva, es decir, para utilizar los postes de alumbrado público. En este sentido, mencionó que una de las principales distribuidoras no les responde los pedidos a algunos proveedores de Internet mientras que a otros les está proponiendo un contrato con “cláusulas leoninas”.

Los pequeños proveedores ya habían planteado que el principal obstáculo para que haya una mejora en la conectividad de los hogares mendocinos es que no les autorizan el uso compartido de los postes. Como las distribuidoras de electricidad son las concesionarias de estos elementos, deben acudir a estas empresas para pedir autorización para utilizarlos. Debido a que se trata de tendidos eléctricos, por una cuestión de seguridad, deben solicitar permiso a la empresa que, además, tiene un cupo de cables por poste, para que toleren el peso y el viento. En caso de obtener el visto bueno, deben pagar el canon que fijan, que no está regulado.

Por otra parte, los municipios no les permiten instalar nuevos postes, por lo que no pueden desplegar los tendidos de fibra óptica. Aseguran que en la provincia hay unas 40 empresas de internet que están interesadas en ampliar el servicio, pero no pueden hacerlo por este motivo.

Recientemente, en Capital anunciaron que eximirán del 100% de los aforos y derechos municipales a los inversores privados que mejoren la conectividad en la ciudad, con el objetivo de lograr una mayor inclusión digital. También expresaron que han previsto un proceso de mediación en el ámbito municipal para que las empresas prestadoras de Internet puedan compartir la infraestructura instalada y la que se instale en un futuro.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA