viernes 14 de mayo de2021

Mario Massaccesi pidió justicia por el asesinato de su sobrino a manos de la Policía: “Lo quisieron hacer pasar por un delincuente”
Mario Massaccesi
Da La Nota

Mario Massaccesi pidió justicia por el asesinato de su sobrino a manos de la Policía: “Lo quisieron hacer pasar por un delincuente”

El conductor de En Síntesis compartió su dolor y el de su familia por el crimen de Valentino Blas Correas.

Mario Massaccesi pidió justicia por el asesinato de su sobrino a manos de la Policía: “Lo quisieron hacer pasar por un delincuente”
Mario Massaccesi

El periodista Mario Massaccesi habló del asesinato de su sobrino Valentino Blas Correas, de 17 años, quien murió en agosto del año pasado en un caso de gatillo fácil en Córdoba.

Fue este domingo en su participación en el programa de Mirtha Legrand, que ahora conduce su nieta Juan Viale. El  conductor de En Síntesis (El Trece), compartió su dolor y el de su familia por el asesinato del joven.

“Hablé con la mamá antes de venir porque prometí que iba a pedir justicia públicamente. Yo lo hago muy poco y siempre que lo hago le pido permiso a ella porque es una mujer muy corajuda. Se llama Soledad Laciar y es sobrina mía”, comenzó diciendo el periodista.

“El 6 de agosto pasado mataron a su hijo de 17 años Blas Correas, en un caso de abuso policial en Córdoba”, agregó.

“Lo que hicieron con Blas fue tremendo porque no solo lo mataron cuatro disparos, uno de ellos atravesó el parabrisas de atrás, sino que le dejaron un arma para hacerlo pasar como un delincuente. Y al día siguiente cuando le fueron a preguntar qué había pasado, dijeron que había sido un enfrentamiento”, recordó.

Crimen e investigación

En la madrugada del 6 de agosto pasado, Blas se movilizaba en un auto con cinco amigos y, aparentemente, habrían evadido un control policial en la zona sur de la ciudad de Córdoba.

Según la investigación, los policías dispararon varios tiros y uno de los proyectiles ingresó por la luneta y se incrustó en el omóplato de Valentino, quien se hallaba en el asiento trasero y murió a causa de la herida.

Posteriormente los policías plantaron un arma con el objetivo de justificar los disparos mediante un “falso” enfrentamiento. La investigación preliminar sostiene que los efectivos Javier Alarcón y Lucas Gómez dispararon contra el automóvil, pero que sería desde el arma de Alarcón la bala que mató al adolescente.