Justina Bustos fue a Los Mammones con un polémico vestido de transparencias

Justina Bustos, sensual en Los Mammones.
Justina Bustos, sensual en Los Mammones.

La actriz de “Historia de un clan” usó una vestimenta con la que se le vio todo y no dejó nada a la imaginación.

Justina Bustos fue la invitada de este martes de Los Mammones (América TV) y para la ocasión eligió un polémico vestido negro de transparencias. La actriz de la película “Historia de un clan” habló de todo en el living de Jey Mammón y sorprendió con su sensual look que no dejó nada a la imaginación.

Luego de un tiempo lejos de las cámaras, la actriz visitó a Jey Mammón y su look provocó varios suspiros. La artista lució un vestido negro corto, escotado y con transparencias que dejó ver sus pechos y su ropa interior.

Justina Bustos, sensual en Los Mammones.
Justina Bustos, sensual en Los Mammones.

Justina Bustos estuvo internada en África

La actriz recordó en Los Mammones los duros momentos que vivió internada en África, cuando viajó a filmar una película. Justina Bustos contrajo coronavirus en su viaje y no la pasó nada bien.

“Fuimos a filmar una película con un montón de presupuesto a la Isla Mauricio que es un lugar paradisíaco en África. Pero fuimos dos veces, en la primera todavía no había llegado el Covid a la isla, llegó y tuvimos que huir”, comenzó explicando.

“Volvimos en el medio de la pandemia, en septiembre del año pasado. Ahí se abre la isla para dos aviones, uno era para nosotros, todo el elenco. Yo salgo desde París, con el hisopado negativo. Llego y me da positivo… Y me llevan”, contó la modelo.

“De repente veo toda una gente entubada y vestida de blanca, no sabía a dónde iba, al final me llevan al hospital público, que no tiene las mejores condiciones para nada. La isla estaba casi libre de Covid, entonces yo era una amenaza, porque no había casos”, recordó.

“Llego y no había nadie en esta sala, y pensé que en quince días salía. A la primera noche cae una mujer de la India, como en el medio de la penumbra. Se sienta en una cama y me dice ‘estamos en las manos de Dios’. Igual, en ese momento de soledad, pensé que era genial compartir una experiencia con ella”, reveló Justina.

A mí me seguía dando positivo, cada tres días me testeaban. Vino a verme todo el mundo, la autoridad máxima de la isla, hablé con embajadores. Lo peor es que estaba sin síntomas encima y yo ya tenía anticuerpos”, continuó explicando.

Y comentó que su caso fue uno de los pocos que se vivieron dentro de la isla: “La experiencia es tremenda, porque estaba en una isla y no nos trataban. El equipo médico cambiaba cada semana y ni teníamos relación con ellos. Estuve 33 días y mi mente empezó a enloquecerme. Tenía muchísimo miedo”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA