lunes 3 de agosto de 2020

El locutor manifestó su enojo en las redes sociales
Da La Nota

¡Indignado! Franco Torchia acusó a “Polémica en el Bar” de racista

El panelista criticó al programa de América por una imitación en vivo donde uno de los participantes apareció con la cara pintada de negro.

El locutor manifestó su enojo en las redes sociales

Luego del asesinato de George Floyd en Estados Unidos y en medio de un clima inestable en cuestiones de racismo bajo la consigna Black lives matter, el locutor argentino Franco Torchia acusó al programa “Polémica en el Bar” (América) por manifestaciones racistas en una imitación de Álvaro Navia quien interpretó al músico Louis Armstrong.

Este lunes 6 de julio y con motivo de un año más de la muerte del músico, el imitador entró al estudio con un smoking y su rostro pintado de negro. Inmediatamente, como suele hacerlo Navia, comenzó a cantar una canción con un mensaje positivo en medio de la pandemia, pero en las redes sociales Torchia manifestó su desagrado por la imitación.

“La técnica conocida como “black face” (o pintarse la cara de negro) es uno de los procedimientos racistas más feroces; un recurso ya abandonado en la mayoría de las escuelas y los medios. Sin embargo, en cierta TV argentina, aún es posible. Y con seguridad, sin consecuencias”, comenzó diciendo el panelista de “Confrontados” (El Nueve) en su cuenta de Twitter.

Luego, no conforme con su posteo, compartió la publicación en Facebook de la Asociación Diáspora Africana en la Argentina , que tras un fuerte hashtag “racismo en el bar”, compartieron un comunicado público molestos por lo acontecido en el programa de Mariano Iúdica.

¿Qué es el “blackface”? Esta práctica tiene sus orígenes en el siglo XIX, cuando en representaciones teatrales, algunos actores se pintaban la cara de negro para representar a individuos de origen africano, normalmente exagerando sus rasgos o su forma de hablar. Uno de los motivos era la propia segregación: los negros no podían ser actores. Este servía para entretener a los blancos con espectáculos basados en estereotipos negativos sobre los negros y en burlas sobre sus expresiones, acentos y apariencia”, explicó el informe de la entidad.

En esa misma línea, cerraron: “El blackface es una práctica elitista, racista, estigmatizante y humillante para con la comunidad afrodescendiente y africana. Pero por sobre todo contraria a los valores de una sociedad que se pretenda democrática, inclusiva y respetuosa de los derechos humanos”, acompañando su posteo con categóricos hashtag tales como “mi identidad no es tu disfraz” y “discriminación racial”.