Andrea Rincón reveló que la fe en Dios la alejó de las adicciones y la salvó: “Si hubiese agarrado la Biblia antes...”

Andrea Rincón contó que su fe en Dios la alejó de las adicciones.
Andrea Rincón contó que su fe en Dios la alejó de las adicciones.

La actriz contó cómo la religión la ayudó a alejarse de las drogas y dejar atrás los años oscuros de su vida.

Andrea Rincón habló en más de una oportunidad abiertamente de su adicción a las drogas y se mostró completamente agradecida con aquellas personas que le tendieron una mano para salir adelante cuando no podía con su vida. Pero sus familiares, amigos y compañeros del medio no fueron los únicos que la ayudaron, también la fe en Dios fue un pilar importante y lo sigue siendo para no volver a caer.

La actriz por estos días reemplaza a Gastón Pauls en la conducción de Seres Libres (Crónica). El programa pone el foco en aquellas personas, principalmente figuras, que pudieron recuperarse de distintas adicciones y lograron sobreponerse y salir adelante como ellos.

Todos los días sigo diciendo ‘solo por hoy’. Siempre creo que la manejo, tengo mis herramientas, pero a veces estás más fuerte y otras más débil. Conozco personas que estuvieron 30 años limpios, les falleció el padre, se la pegaron y se murieron”, contó en diálogo con La Nación sobre su problema con las drogas.

Y agregó: “Nadie está exento. Siempre estoy alerta y me doy cuenta de que a veces la adicción muta y quizá voy por el chocolate”.

Andrea Rincón contó que su fe en Dios la alejó de las adicciones.
Andrea Rincón contó que su fe en Dios la alejó de las adicciones.

Luego, contó cuál es su pilar para no dejarse vencer. “Desde hace tres años, desde que conocí al pastor Emanuel, los domingos voy a la iglesia. Él hace cosas increíbles. Después de eso paso a almorzar con mi abuela y mi tío porque viven cerca y de ahí me vuelvo para mi casa”, comentó la actriz.

“Me hizo bien acercarme a Dios. Dios me salvó la vida y entendí que si hubiese agarrado la Biblia antes, tal vez no me pasaba todo lo que pasó”, relató feliz por su decisión.

Cuando empecé a leer la Biblia, me di cuenta de que es como el manual de instrucciones de cómo vivir. Para estar tranquilos y no tener que anestesiarte hay que orar. Lo hago todas las noches y todas las mañanas. Creo en Jesucristo, en el Espíritu Santo, en Dios, y me hace bien”, cerró Andrea Rincón.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA