Furia al volante: 53% de los conductores reconoce que insulta a otro por sus maniobras

53% de los conductores reconoce haber peleado con insultos cuando maneja
53% de los conductores reconoce haber peleado con insultos cuando maneja

Son datos de la ONG Luchemos por la vida. Además, 1 de cada 10 varones al volante admite que alguna vez se ha trenzado físicamente en una pelea por el tránsito.

La muerte de Julián Giménez, un piloto de Aerolíneas Argentinas que falleció luego de 20 días de internación puso sobre el tapete una advertencia de larga data: las peleas entre condutores pueden tener consecuencias trágicas. Así lo revela un estudio de la ONG Luchemos por la vida, donde muestran que 53% de los conductores reconoce que insulta a otro por sus maniobras y que 1 de cada 10 varones al volante admite que alguna vez se ha trenzado físicamente por una pelea relacionada con el tránsito.

Recordemos que Giménez, de solo 28 años, fue arrollado después de una discusión cuando circulaba con una moto por el partido de Vicente López. Fue atropellado por Santiago Tomás Mazzini (37), abogado, el pasado 4 de agosto, en el cruce de San Martín y Remedios de Escalada, en Florida, Provincia de Buenos Aires.

Según registraron las cámaras de seguridad del municipio, todo comenzó con un altercado verbal luego de que la camioneta de Mazzini encerrara a la moto que conducía Giménez. Acto seguido, el piloto le aplicó un puñetazo al espejo retrovisor de la 4×4, rompiéndolo. Mazzini, conductor del Jeep negro reaccionó de inmediato, cambió bruscamente de carril y embistió con violencia al motociclista, quien quedó atrapado debajo de la camioneta, en grave estado, falleciendo esta semana. Hasta el momento, Mazzini no se ha presentado a declarar ante la justicia. Una vida joven se ha perdido y otra se encuentra arruinada por la agresividad al volante.

Tolerar frustraciones al volante

Desde Luchemos por la vida se indica que el tránsito nos obliga a compartir el espacio de la vía pública, y pone a prueba nuestra capacidad para convivir y tolerar frustraciones. Muchas veces, es poca la paciencia, más aún en estos tiempos difíciles, en que la alteración sorpresiva y radical de la vida cotidiana fruto del coronavirus, está acarreando múltiples efectos en la salud de gran parte de la población, con alteraciones psicofísicas diversas de menor o mayor intensidad, relacionadas con el estrés y sus consecuencias.

“En los conductores de vehículos, esta situación puede acarrear graves consecuencias, muchas veces irremediables, como ésta. Conducir es una acción compleja que exige mucho más de lo que parece. Involucra al conductor psicológica y físicamente. Requiere de concentración y un estado de alerta y atención permanentes y una rápida evaluación y respuesta ante imprevistos. Un conductor estresado no está en las mejores condiciones para conducir con seguridad ya que las exigencias del tránsito lo sobrepasarán fácilmente, aumentando significativamente la tensión y el malestar interior”, indican desde esta ONG.

Recomendaciones a la hora de manejar

Por esta razón desde la ONG recomiendan que es muy importante mantener el autocontrol ante los conductores agresivos, evitar provocarlos o engancharse con sus provocaciones para evitar choques o situaciones de violencia con riesgo de vida.

Algunos consejos para evitar a los agresivos al volante consisten en no provocar. Ya sea, encerrando al sobrepasar, circulando más despacio por el carril izquierdo, pegándose atrás de un vehículo o haciendo gestos obscenos. También recomiendan “no engancharse”. “Un conductor enojado no puede empezar una pelea a menos que el otro se enganche. Usted puede protegerse de los conductores furiosos evitando enojarse con ellos”, dicen.

Por otro lado señalan que es importante no responder a una provocación. No provocar con la mirada. Si piensa que el otro conductor lo está siguiendo o intentando comenzar una pelea, pida ayuda, deteniéndose en un sitio con gente. Otro de los consejos es poner distancia. “Dele a los conductores enojados mucho espacio en el camino”.

Además indican que no hay que tomar las complicaciones del tránsito como algo personal. “Mantenerse sereno y no tomar las acciones de los otros conductores como algo personal. Pensar que el otro puede tener algún problema serio, que lo motiva a esa acción”, recomiendan. Para finalizar, las últimas dos sugerencias son no competir con los demás conductores y procurar mantener la calma y tener paciencia ante las condiciones adversas del tránsito.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA