Esquema Ponzi: cuatro presuntas estafas como Generación Zoe que llegaron a Argentina

Generación Zoe y Leonardo Cositorto, los involucrados en las recientes denuncias por estafas.
Generación Zoe y Leonardo Cositorto, los involucrados en las recientes denuncias por estafas.

El caso de Generación Zoe y las denuncias por estafas recuerda a distintas empresas y firmas que llegaron al país. Estuvieron envueltas de denuncias y sospechas de utilizar la metodología del Esquema Ponzi y estafas piramidales. Muchas están activas aún y se estima que la ganancia de los inversionistas más antiguos sale casi exclusivamente de lo que invierten socios nuevos.

En Argentina no se habla de otra cosa que no sea de Generación Zoe, de su líder y “gurú espiritual” y coach Leonardo Cositorto -quien tiene pedido de captura internacional- y de los engaños y estafas que se han dado en el marco de esta firma, que promete ganancias desorbitantes a quienes inviertan sus dólares en el lugar. Las formas ofrecidas para invertir son múltiples, pero las más importantes son dos. La primera ofrece pagar una membresía -en dólares- a cambio de capacitaciones en liderazgo y, dependiendo de la antigüedad del inversionista y, por ende, el monto invertido, son los beneficios y accesos al mediático Cositorto. La otra involucra invertir una alta cifra -también en dólares- para comprar criptomonedas por medio de la empresa (se presentan como Zoe Cash) y obtener inimaginables ganancias, entre ellas oro, por dejar ese dinero inamovible en el lugar durante un año, mínimo.

Lo que ambas propuestas tienen en común es que alientan a sus socios a sumar a otros inversionistas, siempre con la promesa de que eso permitirá aumentar las ganancias e, incluso, recuperar hasta 20% de la inversión inicial por cada nuevo socio. Esto lleva a que, casi rozando la desesperación, los socios de Generación Zoe busquen nuevos inversionistas.

Leonardo Cositorto, responsable de Generación Zoe, está prófugo de la Justicia y tiene pedido de captura.
Leonardo Cositorto, responsable de Generación Zoe, está prófugo de la Justicia y tiene pedido de captura.

Esto es lo que se conoce como Esquema Ponzi y que no es más que un engaño, principalmente si se tiene en cuenta que en realidad las ganancias y ese recupero de la inversión inicial no es más que quedarse con el dinero de aquellos socios que se van sumando -y aportando- por debajo de los mas antiguos socios. En pocas palabras: quien entra último debe asegurar que ingrese más gente después de él, ya que los aportes más recientes permitirán recuperar lo que invirtió. El peligro inminente es cuando no se consiguen más socios, el esquema se rompe y los principales y únicos beneficiados son quienes iniciaron el esquema y algunos de los socios más antiguos.

Qué es el Esquema Ponzi

La estafa lleva este nombre en “homenaje” a Carlo Ponzi, un conocido inmigrante italiano que llegó a Estados Unidos en 1903; y quien entre fines de la década de 1910 y principios de la de 1920 y con discursos endulzados, logró convencer a miles de personas para que invirtieran en un plan con sellos de correos.

La propuesta planteada por Ponzi -y que le da nombre a este tipo de esquemas, también conocido como estafas piramidales- fue replicada desde aquellos inicios en infinidad de oportunidades. Y, al igual que ocurrió a comienzos del siglo XX con la oportunidad en que se hizo conocida, siempre consiste en una operación fraudulenta de inversión.

esquema ponzi
esquema ponzi

El anzuelo que muerden las víctimas suele basarse en la mezcla entre la desesperación por aumentar los ingresos y una promesa irrisoria de ganancias (incomparable con cualquier otra inversión). Pero, al analizarlo en detalle, se descubre que esas ganancias obtenidas son aseguradas para los primeros inversionistas y se generan gracias al dinero aportado por otros nuevos inversores (mientras antes invierte una persona, más “financistas” se suman por debajo).

Cuatro presuntos esquemas Ponzi que pasaron por Argentina

Todas estas empresas o productos que se presentan a continuación desembarcaron y se expandieron por Argentina, envueltas de sospechas y acusaciones de operar en base al conocido Esquema Ponzi y tuvieron -o tienen- llegada a Mendoza. Penalmente hablando no se ha constatado que se trate de delitos, ya que cada socio o inversionista aporta su dinero de forma voluntaria. De hecho, la denuncia contra Generación Zoe en Villa María (Córdoba) surge a raíz del incumplimiento de pagos convenidos.

Lo que se cuestiona en las empresas que operan con el Esquema Ponzi es, justamente, el discurso con el que se busca seducir a quienes terminan aportando ese dinero y las promesas que generalmente, y a la larga, terminan por no cumplirse. Pero, como en el caso de Cositorto, no suele haber ninguna autocrítica ni cuestionamiento por parte de las cabezas que suelen liderar estas pirámides.

Generación Zoe

Es el más reciente, por el que su “líder” Leonardo Cositorto tiene pedido de captura internacional. Como suele ocurrir en estos casos, la defensa de los involucrados suele ser asociada a “celos” o “negociados” que nacen entre quienes no han sabido “ver el éxito” y hacer buenas inversiones. Por medio de la inversión en dólares -ya sea para capacitaciones o para criptomonedas-, promete ganancias de entre 7,5% y 10% mensuales (también el dólares) para los inversionistas. En Mendoza tiene su propia sede en Guaymallén y, se estima, cuenta con cerca de 2.000 socios.

Ganancias Deportivas

Esta propuesta basada en un Esquema Ponzi pisó fuerte en San Rafael durante los últimos meses. Solo en el departamento del Sur mendocino se sumaron 45.000 personas. Ganancias Deportivas invita a pagar una membresía de 100 euros para comenzar y propone, además, comprar por paquetes de inversión para apostar en partidos de fútbol a través de bitcoins (al igual que Generación Zoe). La ganancia que promete Ganancias Deportivas ronda entre 20% al mes y 240% al año. El Ministerio Público Fiscal de Mendoza cuenta con denuncias por estafas dentro de esta empresa.

La fiscalía de Delitos Económicos de Mendoza inició una investigación de oficio sobre Ganancias Deportivas.
La fiscalía de Delitos Económicos de Mendoza inició una investigación de oficio sobre Ganancias Deportivas.

NuSkin

Fue una de las primeras en tomar visibilidad fuerte en Mendoza y en tejer sus principales redes, que luego se propagaron por todo el país y en Chile. El producto que se ofrece en este caso son cremas de cuidado de la piel, productos cosméticos y sus aparatos aplicadores y, a diferencia de las alternativas de Esquemas Ponzi enumeradas hasta ahora, aquí el producto que se adquiere es tangible. Durante los primeros años, miles de personas ingresaron con la promesa de que los equipos estaban “trabados” en la aduana por las complicaciones en exportaciones -pero igual pagaban por ellos y esperaban su llegada-, mientras que en distintos cafés y bares mendocinos solían celebrarse reuniones organizadas por los socios históricos -o que habían ingresado hacía unas semanas- y que buscaban sumar a más “nuskiners”. A nivel nacional, modelos e influencers quedaron involucradas y fueron acusadas de promocionar en sus redes estos productos buscando nuevos socios.

Herbalife

En la década del ‘80, en Estados Unidos, surgió esta empresa que fabrica preparados bebestibles con suplementos dietéticos y hasta proteícos. Durante los 90, Herbalife llegó a Argentina -y también a Mendoza- ofreciendo este innovador producto. Y, al igual que con NuSkin, aquí el presunto Esquema de Ponzi se articularía (todavía está vigente) en la red de vendedores independientes de estos productos.

Otros casos que estuvieron bajo la lupa

Amway es una línea de productos de limpieza, cremas, perfumes y hasta utensilios de cocina que opera a nivel mundial y también trabaja con una red de vendedores independientes. Si bien en varias oportunidades se ha vinculado a estos productos y a la marca a los Esquemas Ponzi y estafas piramidales, desde la empresa han aclarado varias veces que no se trata de un esquema piramidal.

“Esta es una percepción errónea, generada desafortunadamente por falta de información —especialmente en las redes sociales— que puede dar a compañías de venta directa o marketing multinivel, como Amway, esta imagen. Amway es una empresa de productos de consumo que opera desde 1959. Los empresarios Amway hacen negocios en más de 100 países y territorios en todo el mundo. En 2019, las ventas globales de la empresa, fueron de 8,4 mil millones de dólares, lo que convirtió a Amwa en la empresa de venta directa número 1 del mundo por otro año consecutivo”, detallaron desde la firma a Los Andes.

“Los esquemas piramidales no tienen nada que ver con la actividad comercial real o las ventas de productos. Dichos esquemas son una forma de fraude financiero basada en el reclutamiento de nuevas personas para hacer inversiones en un negocio, y luego usar esas inversiones para pagar a las personas que se unieron anteriormente. En un esquema piramidal estás obligado a invertir sumas de dinero sin ningún tipo de contraprestación de bienes o servicios. O con valores muy altos en relación con los bienes o servicios que se reciben. Los empresarios Amway solo ganan dinero cuando venden productos Amway. No hay beneficio para aquellos que se unieron desde el principio. De hecho, puede suceder que a partir de su esfuerzo, un Nuevo Empresario Amway gane más dinero que la persona que lo auspició en el Negocio Amway, incluso si esta última es parte desde hace muchos años”, concluyeron.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA