Carlos Iannizzotto: “El kirchnerismo ha producido una desazón muy grande; y Macri trajo al kirchnerismo”

Carlos Iannizzotto: “El kirchnerismo ha producido una desazón muy grande; y Macri trajo al kirchnerismo”
Carlos Iannizzotto, precandidato a diputado nacional por Mendoza. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El precandidato a diputado asegura que sus principales proyectos -si llega al Congreso- estarán orientados a la producción y pymes. Asegura que el 80% de los que integran su partido no provienen de la política.

A poco menos de un mes para las elecciones primarias del 12 de septiembre, la campaña electoral va en aumento en Mendoza, y con ella aparecen con más fuerza las propuestas que los mendocinos tendrán en el cuarto oscuro. Uno de los dirigentes que representará al Partido Federal (Lista 8) será Carlos Iannizzotto, dirigente ruralista que decidió hace pocos meses incursionar en la política y ofrecer una visión diferente -tal como él lo marca-, con nuevos proyectos e ideas al Congreso.

El precandidato a diputado nacional recibió a Los Andes en su oficina del microcentro mendocino y expuso sus principales propuestas. Afirma que su activo es ser uno de los pocos referentes de la producción, marca que el partido en el que está “es independiente” y que cada vez hay más gente desencantada de los dos frentes mayoritarios (Cambia Mendoza y el Frente de Todos). En cuanto a proyectos a presentar en el Congreso si gana una banca, sostiene que se enfocará en los que beneficien al sector pyme, productivo y que propongan una “federalización” de la economía.

-¿Qué lo llevó a dar el paso a la política?

-Dos cosas muy concretas. Por un lado que veo mucha gente del sector en el que me he desempeñado por 35 años que asegura que que se encuentra desencantada de la política y que no entiende cómo el sector productivo no tiene un representante.

Y el otro es un motivo personal, con el apoyo de mi familia y amigos. He capitalizado experiencia durante estos años e irme a estad edad guardándome los vínculos y mi experiencia, en esta situación del país, no creo que sea lo mejor. He tomado la decisión de ir a la política porque tengo mucho para sumar, con equipos y vínculos. Hay que servir a la política y quiero también devolver a Mendoza lo mucho que me ha dado.

-¿Cree que puede capitalizar el hecho de ser referente de la producción?

-El espacio nuestro es el único independiente vinculado a la producción. Hay otro pero está dentro de Juntos por el Cambio (NdR: lo dice en referencia a Cambia Ya). Estamos notando mientras caminamos la provincia que tenemos mucho apoyo. Somos un grupo en el cual el 80% no proviene de la política, y nuestro objetivo es que siga como fuerza política y que se constituya como la voz de las pymes, de los productores, de la familia y de los trabajadores.

Noto un agotamiento de la gente con el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, en donde ya no creen, y me parece que en este espacio nuevo, con gente que tiene en sus espaldas argumentos, que no son oportunistas y que no van solo por un puesto, le caerá bien a la sociedad.

-Dice que es un espacio independiente pero hay algunos peronistas en las listas, como el caso de Gustavo Majstruk.

-Nosotros somos un espacio plural, tenemos un amplia forma de ver la realidad, con convicción y principios. Y creemos que van a venir de Cambia Mendoza y el Frente de Todos porque están desencantados. Este péndulo de un kirchnerismo que ha producido una desazón muy grande; y (Mauricio) Macri trajo al kirchnerismo fueron dos fracasos muy rotundos. Estamos logrando despertar la confianza que este espacio da, que no es oportunista y que vamos en actitud de servicio a la política.

-¿Qué presenta el Partido Federal que los diferencia del resto?

-La coherencia en nuestro discurso, en lo que somos y decimos. Venimos de las pymes, del ámbito de la producción y profesional, y somos lo que hemos venido trabajando durante mucho tiempo, en mi caso desde el cooperativismo y producción.

-¿Qué nota en este contexto político?

-La necesidad que hay en el sector productivo que el país tenga otro enfoque. El Gobierno no ha sabido dar en la tecla de avivar la producción y cambiar paradigmas. Se han enredado en políticas cortas, electoralistas, en donde no han tenido en cuenta el dolor de la gente, la realidad de los jóvenes y de la producción. Hay generaciones de jóvenes que no tienen movilidad social, que están frustrados, que no tienen futuro, pero venimos a decir que el futuro no es Ezeiza sino Mendoza. Para eso hay que promover empleo, hacer alianzas con los empresarios para ir a un emprendedurismo asociativo y proyectarnos en alianzas con las pymes y el sector joven y profesional. Ahí hay que apuntar.

Tenemos que despertar confianza en el ámbito provincial y nacional para que haya inversiones, y buscar recursos necesarios frente a un Estado que hoy está colapsado por la ideología, por el electoralismo, por una visión mezquina de la política.

-¿Cómo se sortea la polarización?

-Lo hemos calificado como una gesta, porque realmente se ha radicalizado tanto esta polarización que pareciera que es un negocio, porque nadie la quiere romper, cada vez hay menos diálogo, se agrede más, y cada vez hay una relación más disruptiva entre las dos fuerzas. Hay un desencanto con los dos frentes mayoritarios, pareciera que han armado la grieta y la alimentan. No puede ser que esté durante tantos años y se recicle.

Hay que animarse a renovar la política, a mejorarla. No decimos que se vayan todos, sino mejorar la política. Consideramos que hay que mejorar todo aportando, no restando ni rompiendo. Es una actitud proactiva, con ideas y proyectos, con gente nueva. Lo que esté bien lo apoyaremos y lo que esté mal lo intentaremos corregir, pero sin enfrentamientos, sino con ideas y ayuda.

-¿En algún momento pensó en establecer alianzas?

-Tuvimos charlas interesantes con (Rodolfo) Vargas Arizu y con los sectores empresarios. Pero el espacio nuestro decidió ser independiente, porque nos iba a traccionar la fuerza interna de Cambia Mendoza.

-¿Por qué decidieron impugnar las colectoras del Frente de Todos?

-Creemos que están prohibidas y creemos que están compitiendo fuera de los parámetros que establecen las PASO. Y por otro lado, también nos parece que poner al Gobernador (Rodolfo Suárez) en la lista, forma parte de la vieja política. Son mañas electorales. La gente espera que el mandatario gobierne, y conocer los proyectos e ideas vinculados a ver cómo solucionamos esta situación de colapso, y no maniobras electorales. La gente está cansada de todo esto.

-¿Cuáles serán sus primeros proyectos si llega al Congreso?

-Primero presentar el proyecto de ley de economías regionales, vinculado a alentar a la inversión productiva de las economías que dan trabajo y empleo. La federalización de la economía es el segundo proyecto, que es dotar de autonomía a las provincias para que puedan manejar sus propias leyes vinculadas al ciclo agrícola y empresario, los convenios colectivos de trabajo, los temas impositivos y financieros. Todo tiene que estar adecuado a la región y a la matriz productiva que tengan, y no que se maneje con instructivos y resoluciones del Banco Central, manejado en Buenos Aires. Y el tercer proyecto es el de las pymes. Estamos trabajando en reconstituir el capital, solucionar el tema de la morosidad en pandemia y apoyar a lo que son las fuentes empleadoras.

-¿Cómo se genera riqueza en Mendoza?

-Debe repasar su matriz productiva. Tenemos que poner en el tapete temas como el agua, la conectividad, más obras. El gran punto flojo de Cambia Mendoza es la debilidad para enfrentar al Gobierno Nacional, y tampoco el Gobierno se ha unido al sector empresario. Hay una falta de visión estratégica para el sector económico.

-¿Qué opina de la minería?

-Pensamos que todos los temas hay que dialogarlos. Estamos de acuerdo si hay legitimación social en cada departamento. Nosotros por nuestro orígenes somos defensores del agua, es lo que nos ha permitido tener este oasis en Mendoza. Pero la minería es un aspecto que hay que consensuarlo en cada departamento o región y darle viabilidad a los sectores donde haya licencia social, y que el tema del cuidado del agua esté resguardado, con el control que se debe tener de la energia, del ambiente y de la naturaleza. Mendoza tiene que planificar y controlar. Y en temas álgidos como la minería, lo que hay que demostrar a los defensores del agua como nosotros, es que el Estado está en condiciones de poder controlar.

-¿Cómo cree que se ha trabajado en la pandemia en el equilibrio entre salud y economía?

-Los países que se están recuperando no son los más desarrollados, sino los que han tenido más disciplina. No se trata de una priorización de salud o economía, sino de coordinación. Que de acuerdo a la actividad económica se establezcan protocolos y disciplina para cumplirlos. Hoy gracias a Dios el mundo ha tomado velocidad con la vacuna, pero no pasa por el control del Estado, sino la autodisciplina.

-¿Cómo califica la gestión de Suárez?

-Es una gestión atenta a la coyuntura, con sentido humano y que lo ha hecho bien en el manejo de la pandemia. Pero es débil en una planificación estratégica. No veo ideas para que Mendoza sea la líder del oasis oeste con estos proyectos de producción.

Veo un gobierno mezquino que está preocupado y abordado por la rosca política. Se volvió muy electoralista y se está olvidado de gobernar y buscar consensos. Creo que buenos proyectos, como el CEAS (Consejo Económico, Ambiental y Social) y la Mesa de Empresarios está siendo subutilizada.

Ping Pong

Carlos Iannizzotto en una frase: En actitud de emprendedurismo y de servicio.

¿Con quién no se tomaría un café?: Sí conversaría, pero no tenemos puntos de contacto ni con el kirchnerismo crudo ni con sectores de la izquierda.

¿Cornejo o Fernández Sagasti?: Ninguno de los dos porque están sumamente vinculados a la rosca política electoral y representan la vieja política.

Si no fuera diputado ¿quién le gustaría que sí lo fuera?: Rodolfo Vargas Arizu, del sector productivo.

¿Un corte de carne bueno, bonito y barato?: La entraña, lista como entrada antes del asado con un buen tinto.

Perfil

Edad: 67 años. Casado con 10 hijos y 27 nietos.

Nacido en Mendoza.

Profesión: Productor Vitivinícola Cooperativo.

Trayectoria: Abogado con vasta experiencia en mediación familiar, capacitado en las universidades de Cuyo, de Navarra en España y del Aconcagua en Mendoza. Fue Presidente de la Fundación Pilar, Familia y Sociedad y del Instituto para la Transformación del Estado y la Sociedad. Presidente de Coninagro.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA