lunes 21 de junio de2021

Cayó una pareja de enfermeros  por robar y vender 300 vacunas contra el coronavirus en Santiago del Estero
Uno de los detenidos por robar y vender vacunas en Santiago del Estero (Gentileza)
Policiales

Cayó una pareja de enfermeros por robar y vender 300 vacunas contra el coronavirus en Santiago del Estero

El asalto fue registrado por las cámaras de seguridad del Ministerio de Salud. La pareja cobraba entre 20 y 30 mil pesos por cada dosis.

Cayó una pareja de enfermeros  por robar y vender 300 vacunas contra el coronavirus en Santiago del Estero
Uno de los detenidos por robar y vender vacunas en Santiago del Estero (Gentileza)

El mediático caso del “Vacunatorio VIP” hizo que se pusiera la lupa sobre muchas campañas de vacunación. Con este antecedente y el recuento semanal de dosis ordenando por el Ministerio de Salud de Santiago Del Estero, descubrieron un faltante de casi 300 dosis de vacunas contra el coronavirus que habían sido robadas por un matrimonio de enfermeros.

La mayoría de los inoculantes robados fueron dosis de la Sputnik V. Por este hecho, Dante Daniel Díaz y su esposa, Angélica Coronel, fueron detenidos.

Al parecer el hombre fue quien realizó un “robo hormiga”, ya que tenía acceso al depósito de vacunas, y sustrajo una pequeña cantidad de dosis, que luego las aplicaba junto a su pareja a cambio de entre 20 y 30 mil pesos.

El hombre fue filmado por las cámaras de seguridad del Ministerio de Salud. Foto: Gentileza.

El robo más importante llevado a cabo por el enfermero se registró hace unos días cuando Díaz le mintió al personal del Ejército que custodia el ultrafreezer instalado en el Ministerio de Salud provincial. El hombre le aseguró a los uniformados que tenía que reingresar un lote de inmunizantes que habían sido devueltas. Una vez dentro colocó una caja y se fue sin accionar la llave; en cuanto vio que la guardia se retiró, volvió a entrar, llenó la caja con vacunas y las guardó junto a los refrigerantes en una mochila.

A diferencia de lo que pensaba el hombre, toda la secuencia quedó grabada por las cámaras de seguridad. La filmación fue presentada por la Jefa de Inmunización, Florencia Coronel, quien realizó la denuncia e inmediatamente se ordenó la detención del matrimonio junto a varios allanamientos para recuperar las vacunas.

En los operativos llevados a cabo por las fuerzas de seguridad se encontraron 268 dosis de vacunas Sputnik V, 14 dosis de vacunas Sinopharm y 1 dosis de vacuna Covishield, todas ellas contra el coronavirus. Además, se secuestraron 510 dosis de diferentes vacunas que no serían contra el coronavirus y las que Díaz tenía acceso por ser empleado del área de Inmunización del Ministerio, según publicó La Nación.

El allanamiento no quedó ahí, ya que también fueron secuestrados un arma de fuego, tipo revólver, numerosos insumos de enfermería como jeringas, agujas, guantes descartables, barbijos, bolsas de residuos patógenos, libretas sanitarias de vacunación antiCovid-19 en gran cantidad, cremas para la piel, cánulas de oxígeno y distintos tipos de documentación.

A raíz de todo lo que se encontró, se cree que en el domicilio funcionaba un consultorio de vacunación clandestino y se está en investigación las personas que fueron vacunadas, pagando entre $20.000 y $30.000, según fuentes de la investigación.