sábado 16 de enero de 2021

Imagen ilustrativa / Archivo.
Opinión

Valorando el pasado, preparando el futuro

La colaboración entre Italia y Mendoza no se detuvo durante la pandemia, gracias a muchos eventos sociales e iniciativas culturales.

  • martes, 22 de diciembre de 2020
Imagen ilustrativa / Archivo.

Siempre vuelvo a Mendoza con un sentimiento de familiaridad, de hogar, para una ciudad que siempre acogió generosamente a mis compatriotas. Los mismos que desde su llegada consideraron esta lindísima ciudad como su propia casa y respondieron, ellos y sus descendientes, con aquel esfuerzo que contribuyó a construir una de las realidades más dinámicas del país.

En Argentina reside la comunidad italiana más grande en el mundo y, también por eso, es un orgullo y un honor único recorrer este país como Embajador de Italia.

Hoy quiero ser Embajador de Italia en Mendoza para representar también la larga historia de nuestra comunidad. Me cuentan que en esta Provincia hay 64.000 ciudadanos italianos residentes y que el 80% del tejido productivo de Mendoza está vinculado a empresarios de origen italiano.

Ya estuve dos veces en Mendoza y la verdad es que no necesito de números para sentir la gran presencia italiana y los vínculos entre Italia y Mendoza: solo camino por Piazza Italia, que este año los Mendocinos iluminaron con el tricolor de nuestra bandera en el Día de la República Italiana; y pienso en el ingeniero Cipolletti, padre de las principales obras hidráulicas realizadas a finales del siglo XIX, y en los Padres Salesianos, creadores de la primera escuela de enología de América del Sur, que recientemente celebró su 55 aniversario; o en el fútbol mendocino, con el “Godoy Cruz Antonio Tomba” fundado por un compatriota a principios del siglo pasado y el “Independiente Rivadavia”, que viste el color “azul” de nuestra selección nacional.

Durante estos días, en mis reuniones con el Señor Gobernador, el Intendente, la comunidad italiana y los empresarios, me acompañará el orgullo por la herencia italiana que viene desde un largo pasado. Justamente por esta razón, quiero trabajar junto con los mendocinos y sus instituciones para renovar esta historia exitosa con el objetivo común de favorecer crecimiento y desarrollo a través de nuevas iniciativas en sectores clave para la economía de Mendoza y de mi país: la carpintería, la olivicultura, la enología, la producción de maquinaria, las construcciones y la industria química. Lo haré en el marco de “Italia en 24”, el programa organizado para promover contactos con las 24 provincias argentinas y lanzado el año pasado con un acto durante el cual la Embajada de Italia en Buenos Aires se convirtió en una vidriera para las oportunidades de inversiones y de comercio de la Provincia de Mendoza, la cuarta economía de la Argentina.

La colaboración entre Italia y Mendoza no se ha detenido ni siquiera durante la pandemia, gracias también a eventos sociales e iniciativas culturales como la creación de obras de arte que puedan enriquecer aún más su mobiliario urbano y el de toda la ciudad. De hecho, desde hace algunos meses, un reconocido escultor está trabajando en una obra sobre la “Divina Commedia”, cuyo destino será el de conmemorar los 700 años de la muerte del Dante y los 100 años de la refundación de esta Plaza Italia.

En la “aldea global” en la cual vivimos, creo que toda forma de intercambio: escolar, académico, artístico, económico, debe ser valorada, para crear lazos cada vez más fuertes, consolidados y duraderos. Mi país recién asumió la Presidencia del G20, el foro político y económico que ve a Italia y a Argentina unidas para abordar desafíos globales como la contaminación, la pobreza y esta terrible pandemia. También en este marco estamos dispuestos a poner en común nuestro conocimiento y visiones estratégicas sobre temas como el crecimiento urbano y económico sustentable, que es una prioridad de la Administración de Mendoza, ciudad que en una encuesta reciente se posicionó como la mejor del país en términos de calidad de vida.

Pasado, presente y futuro se juntan en una visión que debe ser al mismo tiempo local y global y que espero nos vea, a Italia, a Argentina y en particular a Mendoza, protagonistas con el aporte crucial de nuestra comunidad y de todas las mendocinas y mendocinos a los cuales aprovecho para mandar mis deseos más afectuosos para las Fiestas.