viernes 18 de junio de2021

Por qué el país merece un lugar en el Comité Cedaw (ONU)
Opinión

Por qué el país merece un lugar en el Comité Cedaw (ONU)

La candidatura argentina al Comité de la Cedaw forma parte de una política exterior que tiene por finalidad impulsar una agenda de igualdad de género y protección de los ddhh de las mujeres en clave diversa y plural.

  • jueves, 27 de agosto de 2020
Por qué el país merece un lugar en el Comité Cedaw (ONU)

El Gobierno argentino me ha nominado como la candidata argentina a la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (conocida por sus siglas en inglés como Cedaw)para el periodo 2021-2024. La Cedaw es un organismo de las Naciones Unidas 

Una primera aclaración. Los comités de tratados no representan al Estado, sino que se integra con expertos/as independientes. Ello no impide señalar que la designación de una candidata propuesta por un Estado es, en definitiva, un reconocimiento en el ámbito internacional a la labor que se viene desarrollando en la temática que se trate. En este contexto, sin lugar a duda, Argentina ha dado fuertes e importantes avances, debates y luchas para colocar a las políticas de géneros -en plural- en la agenda pública. Como muestra de ello, solo basta con traer a colación el movimiento feminista “Ni una menos” y su gran repercusión dentro y fuera de la región para dar cuenta el papel que ha tenido el país en la reivindicación de derechos de las mujeres y diversidades. 

He dedicado mis esfuerzos a abordar temas como el papel de las mujeres en organizaciones familiares cada vez más diversas y plurales en el que cabe destacar a las familias monoparentales; la interacción entre derechos de las mujeres y derechos de niños/as y adolescentes en el que observa un lugar destacado todo lo relacionado al cuidado de los hijos/as y el régimen de coparentalidad; la ineludible vinculación entre empoderamiento económico, estereotipos y relaciones de pareja; o el avance de la ciencia y su impacto en las mujeres profundizando el cruce entre, salud, bioética y género. Estas y otras tantas cuestiones que impactan de manera directa en los derechos de las mujeres en el campo de las relaciones de familia han sido reconocidas en el nuevo Código Civil y Comercial argentino, en cuyo proceso de redacción participé activamente.  

La candidatura argentina al Comité de la Cedaw forma parte de una política exterior que tiene por finalidad impulsar una agenda de igualdad de género y protección de los ddhh de las mujeres en clave diversa y plural.  

Esta iniciativa surge de la idea de que es preciso contribuir a robustecer al Comité que ha demostrado su capacidad para desarrollar estándares de avanzada en derechos de las mujeres e igualdad de género, constituyendo una clara guía para los Estados en el desarrollo de acciones positivas en diferentes temáticas que se van ampliando en atención al dinamismo propio de las sociedades modernas.  

En el marco de esta candidatura, se propone analizar, profundizar y visibilizar experiencias y buenas prácticas en varias temáticas contemporáneas con el objeto de contribuir a la construcción de nuevos estándares internacionales en:  

 • Políticas integrales de cuidado  

 • Políticas para el abordaje transversal de las violencias por razones de género (incluidas medidas concretas para afrontar violencias perpetradas contra grupos específicos en situación de vulnerabilidad como ser mujeres privadas de la libertad, mujeres migrantes, mujeres con discapacidad, entre otras). 

 • Prevención y erradicación de casos de muertes violentas de mujeres por razones de género. 

 • Políticas destinadas a hombres violentos y “nuevas masculinidades” 

 • Medidas legislativas vinculadas con delitos informáticos (ciberacoso, ciberbullyinggroomingsexting, etc), entre otras. 

No puedo dejar de mencionar el enorme desafío que tiene el Comité por delante en este contexto de pandemia que ha puesto sobre el escenario como las situaciones adversas impactan de manera diferenciada e incluso exacerbada, en las mujeres, en particular, en aquellas en condición de mayor vulnerabilidad. Esta situación puso en crisis un sistema ya profundamente desigual e injusto de distribución del trabajo de cuidados que expone aún más a las mujeres a situaciones de violencia por motivos de género. ¿Cuáles serían las políticas públicas, acciones y medidas más urgentes que se deberían desarrollar para poder contrarrestar las consecuencias negativas de esta pandemia? Aquí el Comité tiene un papel central para diseñar, implementar y/o acompañar de manera activa diferentes acciones propositivas para mitigar los efectos gravosos de un contexto extraordinario como el que nos toca vivir. 

 En definitiva, Argentina ha tenido un gran desarrollo en los últimos años en materia de políticas de género con un fuerte compromiso estatal en clave feminista y colectiva. Toda esta experiencia puede ser de gran riqueza para colaborar de manera activa a consolidar la labor del Comité en su carácter de intérprete dinámico de la Cedaw, siempre en esta búsqueda constante por ampliar los estándares de protección de los derechos humanos de las mujeres y diversidades para alcanzar sociedades más igualitarias e inclusivas.