sábado 31 de octubre de 2020

Bussolini pidió disculpas al periodista luego de lo ocurrido.
Da La Nota

Tras la agresión y los pedidos de disculpa, Robertito Funes y el hombre que lo increpó hicieron las paces

El periodista entrevistó a Daniel Bussolini en la puerta de su negocio y reiteró que se siente avergonzado por su violenta intervención.

Bussolini pidió disculpas al periodista luego de lo ocurrido.

El periodista de C5N Robertito Funes y Diego Bussolini, el hombre que lo agredió durante la cobertura por el Día del Estudiante, hicieron las paces en medio de una entrevista en vivo que el propio Funes le realizó.

El encuentro ocurrió esta tarde en la puerta del negocio que Bussolini tiene en San Telmo, Buenos Aires. Hasta allí llegó el comunicador con un móvil luego del video que se viralizó ayer en el que el agresor pedía disculpas y tras contactos mantenidos entre la familia de Bussolini y el propio Funes.

Como no podía ser de otra manera, el momento fue transmitido en vivo por la señal C5N. Antes de recibir a su entrevistado, Robertito confesó que “Para mí fueron horas complicadas, difíciles. He sobrevivido a muchas situaciones difíciles, pero esta fue particular. Pero saben qué, la vida siempre da oportunidades y lo tengo a él”.

Bussolini pidió disculpas al periodista luego de lo ocurrido.

Así dio paso a Bussolini, quien rápidamente del dijo “Gracias por venir, esto demuestras tu humildad. Estoy muy angustiado porque te falté el respeto a vos, que sos un tipo bárbaro, te lo quiero decir en la cara y a los ojos. Te herí a vos, yo te daría un abrazo, creeme”.

“Yo estoy muy nervioso, todos estos meses… Estamos sin trabajo, pero yo no justifico. Si cada uno que está mal se la va a agarrar con el otro, es lo máximo”, detalló el hombre en un intento por contextualizar su violenta reacción.

La entrevista discurrió durante varios minutos y, entre bromas y pedidos de disculpas, tanto el periodista como su interlocutor hicieron las paces y resaltaron la importancia de encausar las diferencias por caminos pacíficos y de entendimiento, lejos de las expresiones de violencia u odio.