lunes 21 de septiembre de 2020

La cantante se mostró muy dólida con quién era su amiga.
Da La Nota

¿Qué pasó? Patricia Sosa destrozó a Valeria Lynch en Intrusos y dio por terminada su amistad

La rockera tenía una fecha pactada para dar un show, pero se la reprogramaron sin posibilidad de negociación porque Valeria Lynch fijó su nuevo recital online el mismo día en el que la ex lider de La Torre haría el suyo. Esto generó controversia entre las artistas y desilusión de la pareja de Oscar Mediavilla.

La cantante se mostró muy dólida con quién era su amiga.

Patricia Sosa y Valeria Lynch ya no son amigas. Parece que la relación entre las artistas se vio perturbada tras un episodio sucedido este fin de semana, y que volvió a enfrentarlas. La cantante y ex líder de La Torre dio una entrevista a Intrusos este martes, donde explicó la situación y dio por terminada su relación con “La Loba”, después de toda una vida.

En 2017, las artistas se habían distanciado y reconciliado tiempo después. Compartieron programas de televisión, eventos, recitales, pero el 2020 y la pandemia parece haber arrasado con su amistad.

Como tantos músicos, Patricia Sosa y Valeria Lynch buscan mantener sus fuentes de trabajo a través de las plataformas disponibles. La rockera tenía su fecha pactada, pero se la reprogramaron sin posibilidad de negociación porque Valeria Lynch fijó su nuevo recital online -ya que el anterior se vio complicado y debieron correrlo- el día en el que Sosa haría el suyo. Esto produjo una inmensa desilusión por parte de la ex líder de La Torre y su marido, el productor Oscar Mediavilla.

Patricia estuvo presente en el programa de Jorge Rial donde explicó qué había pasado, y dio por terminada su relación de amistad con Lynch. “Me pone mal por la traición fea de quien supuestamente es tu amiga y que no le importa nada. Estoy hablando de Valeria”, arrancó diciendo.

Y agregó: “Yo me puse muy mal cuando me puse a ver su streaming y se le frustró. Ella al otro día me mandó un mensaje diciendo que fue un lío, horrible, pero que lo tuvo que reprogramar para ‘el día 7, el día que estás vos, a la misma hora porque la ticketera ofreció esa fecha’ y no la podía cambiar. Yo me quedé helada, no lo podía creer. Entonces, Oscar llamó a la ticketera le dijeron que ellos no eran los responsables, que fue la artista la que eligió la fecha y que no se quería mover de ahí”.

“La verdad es que yo llamé a Valeria y le dije ‘fue un desastre lo que te pasó, pero me perjudicás mucho, sabés que la última semana de streaming es la más fuerte de venta’. Yo me vine de Córdoba y me vine con una banda entera porque tengo 15 personas a mi cargo que hace cinco meses que no trabajan y se necesita recaudar para que todas estas personas puedan recibir algo. Porque aparte, tenemos una parte de público en común. Hay gente que escribía y decía ‘saqué las dos entradas ¿qué hago?’. Y no sé quién le decía que elijan, que una entrada la tenían que devolver. Y entre que es un lío sacar la entrada de streaming, imagínense lo que es devolverla. Entonces ella me puso ‘mirá, yo sé que es la misma fecha pero vamos a ver cómo solucionarlo para que nos beneficie a las dos’”, contó.

“Esperé, esperé, hasta que la gente de la ticketera y su representante nos dijeron ‘esta artista es intransigente’, y que ella lo hace el 7 y que como mucho lo adelanta media hora. Que es lo único que puede cambiar”, añadió dolida.

Aún descreída del accionar de quien creía era su amiga, manifestó: “Me puse muy triste, menos mal que en todo este tiempo que estuve en Córdoba trabajé mucho la aceptación y el desapego. Menos mal que esto no me agarra tan mal parada. Porque yo hace años que vengo sufriendo desplantes de parte de Valeria, ¿entienden? Si no es por una cosa es por la otra. Millones de llamados que no me contesta, me entero que va a ser abuela y que se separó por las redes. Ella ya no es mi amiga. No se actúa así con los amigos. Pero yo seguía llamando e insistiendo porque si en una relación alguien no pone amor el otro tiene que poner el doble, hasta que uno se da cuenta que si no es de los dos lados eso no funciona. Y acá me cayó la ficha”.

“Si alguien me pone el pie en la cabeza de tal manera que no le importe el sacrificio que estamos haciendo todos los músicos… Somos 5.000 familias afectadas por esto. Que no le importe pisarme la cabeza por un capricho. ¿Qué tenemos que hacer nosotros? Si estamos al pedo, sin hacer nada. No tenemos trabajo ni la posibilidad de planificar el futuro trabajo. Cuando hacemos un streaming hay que cuidar al otro. Nosotros en el chat de amigas sabés cómo nos apuntalamos?”, contó Sosa sobre cómo se apoyan todos en esta crisis económica que golpea más duro debido a la pandemia.

“Al no cambiar la fecha me perjudicó muchísimo en lo moral, en el sentimiento. Me perjudicó porque había hecho mucha prensa para esto y tengo que cambiar la info. Pero en el corazón me mató, me clavó un puñal. Terminé mi diálogo por WhatsApp diciéndole que viendo que no pudo hacer nada le dejaba la fecha, que sea muy feliz y que Dios la bendiga mucho. Se la dejé pero ni por ella ni por mí, sino por la gente que había sacado dos entradas para el mismo día. Entonces, ella me empezó a escribir y no quería saber más nada... Me bajó un telón y la bloqueé. Y no quiero hablar más, se terminó, no existe. La amistad era de mi lado nada más. Me di cuenta que amaba yo sola”, remarcó Patricia Sosa notablemente triste con la situación.

“La reconciliación anterior la busqué yo. La quise, ya no la quiero más. Laboralmente me perjudicó un poco, pero el capricho de querer ponerme el pie encima... Falta de códigos absolutamente”, sentenció, y aseguró que lo que ella estaba contando, seguramente, a Valeria “no le mueve un pelo” porque “el capricho de ella es salirse con la suya”. “Lo que ella hizo no se hace, con nadie (...) Valeria tiene mañas de diva antigua”, cerró, además de señalar la cantidad de gente que la llamó para apoyarla y decirle que nadie haría lo mismo que Lynch.