martes 27 de octubre de 2020

La pareja tuvo un pequeño corte, pero hoy se encuentran más enamorados y felices.
Da La Nota

Noelia Marzol con anillo al dedo y el corazón que le explota de amor

A un año de su primer aniversario, Ramiro Arias le regaló el anillo escondido en una pequeña caja con forma de corazón.

La pareja tuvo un pequeño corte, pero hoy se encuentran más enamorados y felices.

Muchas parejas han vivido una verdadera montaña rusa en lo que va del año. A causa del distanciamiento social, algunas se han separado, otras fortalecido y algunas cuantas han tomado importantes decisiones en su futuro. Noelia Marzol y su novio, Ramiro Arias, se suman al afortunado grupo que pone el anillo en el dedo. Cortaron, volvieron y no se decidían, pero parece que al final les ganó el amor que se tienen.

Después de un año de noviazgo intermitente, el futbolista le regaló un anillo que parece encajar perfecto en el anular, en una pequeña caja roja con forma de corazón, que indica ser el toque final de una velada de celebración por su primer aniversario. Marzol compartió por las redes las fotos del presente, aunque no aclaró si se trataba de un compromiso real o no.

La caja donde estaba escondida la sortija.
Noelia Marzol junto a su novio Ramiro Arias.

Aunque su relación comenzó en septiembre del año pasado, la pareja no dio el gran paso de convivencia hasta que se decretó la cuarentena obligatoria. Ahora reconocen que tal vez fue un paso apresurado, porque la convivencia de cuatro meses y la rutina de todos los días en realidad les afectó para mal. Por eso en aquel momento decidieron darse un tiempo “de una manera muy amigable”, como contó ella.

Pero después de un tiempo con varios kilómetros entre medio, Arias voló hasta donde Noelia estaba y después de una charla todo comenzó a fluir diferente. “Soy insoportable. No sé cómo hace para aguantarme”, contaba la presentadora. A mediados de este mes dio los primeros indicios de la reconciliación definitiva, pero ayer sorprendió a todos sus seguidores con su posteo.

“¡También soy esta! Él me quiere así y por eso lo amo. Felices cinco años”. Y bromeando sobre su momento de crisis, aclaró del error matemático: “La cuarentena valió por cuatro”.