sábado 27 de febrero de 2021

Los jurados cambiaron roles con los cocineros, y los resultados fueron deliciosos.
Da La Nota

MasterChef Celebrity invertido: los jurados se sometieron a la evaluación de los participantes

Los tres jurados se pusieron manos a la masa para terminar siendo evaluados por Leticia Siciliani, Belu Lucius y Rocío Marengo, con un plato que debían cocinar apenas en quince minutos.

Los jurados cambiaron roles con los cocineros, y los resultados fueron deliciosos.

Todo desafío anterior presentado por el programa con uno de los ratings más altos de la última temporada fue anulado con esta sorpresiva propuesta: Germán Martitegui, Damián Betular y Donato De Santis cambiaron de rótulos con los participantes y se pusieron detrás de las hornallas para defender su honor como chefs. MasterChef Celebrity se puso de cabeza cuando los puestos deliberantes fueron ocupados por Leticia Siciliani, Belu Lucius y Rocío Marengo.

El público y los participantes no lo podían creer cuando Santiago del Moro lo anunció, pero en realidad fueron los mismos jurados quienes propusieron este switch. Lo que no sabían es que solo tendrían 15 minutos para preparar el plato maestro que defendería su nombre. Otra regla que rompió con sus esquemas: sólo podrían usar los productos escondidos en sus cajas misteriosas.

Detrás de cámara, los nuevos participantes contaron sus sensaciones entrando al estudio. “La sensación que tuve al pasar esa puerta es única. Realmente, caminar esa pasarela dorada hasta tu estación de trabajo ya me puso piel de gallina”, reconoció Betular. Martitegui dijo: “El camino es larguísimo y nos encontramos con lo que se encuentran los participantes. Es bastante aterrador todo el escenario. Pero muy divertido”.

Antes de que iniciaran, las nuevas jurados les dejaron algunos comentarios al estilo de cada uno. “Disfruten, pero hoy las reglas las ponemos nosotras”, dijo Rocío como De Santis. “Queremos disciplina, prolijidad y silencio”, agregó Belu fingiendo ser Damián. “Hoy no aceptamos errores”, interpretó Leticia haciendo a la perfección a Martitegui. “Particularmente tengo mucho miedo”, reconoció el mismo Germán.

Llegado el momento de la verdad, cada uno presentó un plato que dejó de qué hablar. Martitegui presentó un Caldo de lenguado y para distender a Leticia como evaluadora, sacó su carta de humor: “Me ponés nervioso con esa mirada. Soñé con vos anoche, pero no es lo que vos pensás... eras mi mamá en el sueño. ¿Te gustó?”, dijo terminando de aflojar.

Damián presentó un Tiradito de lenguado. En medio de la devolución, el repostero recordó que primero inició en la cocina para terminar descubriendo su pasión por lo dulce. Incluso trajo a colación una entrevista que tuvo en el pasado con Martitegui, en donde el chef no lo tomó. Pero su nueva jurado, Marengo, opinaba lo contrario: “Te veo futuro en la cocina”.

Por último, Donato trajo un plato de Gnudis en dos texturas y terminó reconociendo que hace tiempo no se cansaba tanto en la cocina. “Me gusta, lo pondría en mi carta”, le dijo Belu juiciosa. Al final, las tres admitieron que todos los platos eran de otro mundo, “exquisitos”, “espectaculares” y “deliciosos” fueron algunas de las palabras escuchadas.

Pero Del Moro les pidió a las tres jóvenes que eligieran un plato como el ganador absoluto. Y, con mucha indecisión, terminó siendo Betular el ganador. “Cuando dicen mi nombre dije: ‘¡Tomá!’”, reconoció Damián. Sus colegas pusieron algunas quejas, De Santis pensaba que pensaba que también iban a evaluar “la dificultad” y Martitegui creía que lo de Betular “era casi un postre”. Aun así, Damian se coronó como el rey de la noche de intercambios.


Por las redes