martes 4 de agosto de 2020

Susana Mendoza apoyó a su hija en el duro momento.
Da La Nota

La mamá de Samanta de “Bake Off” salió a defenderla: “Ella es amateur, es el don que Dios le dio y la gente no acepta eso”

Susana Mendoza brindó una entrevista a horas de que se conociera el duro revés para su “chefcita” y reconoció que “interpretó mal algo”.

Susana Mendoza apoyó a su hija en el duro momento.

Por casi un año, Samanta Casais y sus personas más cercanas tuvieron que guardar el secreto de que era la ganadora de “Bake Off Argentina, el gran pastelero”. Sin embargo, esa alegría contenida por tantos meses se derrumbó de un momento para el otro cuando este fin de semana conoció que Turner Argentina había decidido quitarle el premio y el título de “la mejor pastelera amateur del país” por haber omitido información a la hora de firmar su contrato.

A horas de ese dramático episodio, donde Samanta se presentó ante el jurado y asumió su engaño, la que salió a defenderla fue su mamá, quien también insistió -al igual que su hija- con que no es profesional.

En vivo desde su casa de Villa Domínico, la mujer, en diálogo con “Informados de todo”, lamentó que “fue una competencia de tortas y se convirtió en el Coliseo”. Para ella “la gente es como que tuviera la mente chata, pero bueno”.

Mendoza aseguró que su hija “está bien”, con contención psicológica y que su error fue una confusión al momento de firmar el contrato: “Es un programa de pastelería y al leer un ítem en el contrato ella comprendió que hablaban de la pastelería y no de la gastronomía en general, por eso puso que no”, explicó.

Susana Mendoza, mamá de Samanta Casais, defendió a su hija de las críticas.

Sobre la decisión de la producción aseguró que “el veredicto no es injusto, ella interpretó mal algo. Si las reglas eran así, ella con mucha dignidad se presentó, que no cualquiera lo haría, y aceptó su error”.

Sin embargo, la mujer volvió a repetir la falta de profesionalismo de “Sami”: “Ella no es pastelera, es amateur. Jamás hizo un curso. Es el don que Dios le dio y la gente no acepta eso”, acusó.

“Ella empezó mirando a los grandes pasteleros por televisión, desde chiquitita. Nunca hizo ningún curso. Ella ama la pastelería. Cuando uno nace con un don ya lo hace desde chiquito”, dijo sobre la experiencia de Samanta.

Al hablar del estado actual de la “empleada administrativa” sostuvo que “no es tan dramático. Seguramente estuvo mal por las cosas que han hablado de ella, el odio de la gente, que la verdad no se comprende. Pero eso le ocurre a todos los genios, siempre lo quieren pisar”.

También dedicó algunas palabras a los heaters: “Se esconden detrás de un celular, pero eso es lo más bajo que hay. Ella demostró su dignidad. Es más la gente que la quiere. Es ignorancia más que odio”.

“Para mi ella es ganadora, esto no me modifica en nada. Cuando me contó le dije que ya está liberada, que su vida sigue. Tiene una gran persona al lado de ella que la sostuvo, la acompañó ya que yo no pude”, contó.

La mujer se negó a hablar del episodio judicial que involucra a su hija y salió a la luz a causa del concurso: “De eso no voy a hablar nada porque no tuvo nada que ver con el programa”, manifestó y agregó que eso “ya está resuelto”.