domingo 28 de febrero de 2021

El actor de “Rocky” puso a la venta su imponente propiedad de Beverly Park, en Los Ángeles
Da La Nota

Desde 12 baños hasta una estatua de Rocky: la mansión que Sylvester Stallone vende por 130 millones de dólares

La propiedad del actor de 74 años está ubicada en la urbanización privada Beverly Park, Los Ángeles, donde residen otras celebridades como Denzel Washington y Eddie Murphy. Fotos.

El actor de “Rocky” puso a la venta su imponente propiedad de Beverly Park, en Los Ángeles

Uno de los actores de Hollywood que ha obtenido un gran ingreso económico a lo largo de los años es Sylvester Stallone. Tal es así, que en las últimas horas se conoció que el actor de “Rocky” puso a la venta su imponente propiedad de Beverly Park, en Los Ángeles, por USD 130 millones.

Según se pudo saber, es una de las transacciones inmobiliarias más ambiciosas realizada en la exclusiva zona donde residen otras celebridades como Denzel Washington, Eddie Murphy, Mark Wahlberg, Justin Bieber y Magic Johnson.

La residencia de estilo mediterráneo de casi 2.000 metros cuadrados tiene ocho habitaciones y 12 baños. A su vez, creó un mausoleo con incontables recuerdos de la saga Rocky. Incluso hay una estatua a tamaño natural de su personaje con guantes levantados en señal de victoria que hace guardia frente a una de las ventanas.

La estatua de Sylvester Stallone en una de las habitaciones de su mansión que vende por USD 130 millones. Foto: Gentileza
Uno de los espacios del living de la mansión de Stallone tiene cuadros con su rostro. Foto: Gentileza

La lujosa casa, ubicada al lado de la antigua mansión del fallecido magnate de los medios Sumner Redstone, cuenta también con una enorme oficina/ biblioteca con techos abovedados, ventanas de piso a techo en el estudio y un comedor con paredes pintadas a mano para imitar un antiguo castillo.

La cocina de la casa es muy espaciosa. Foto: Gentileza
Además de un lugar principal con ocho habitaciones, hay una casa de huéspedes. Foto: Gentileza
Uno de los espacios de la casa de Stallone que da al jardín. Foto: Gentileza

El exterior de la megamansión es tan lujoso como los interiores con una casa de huéspedes independiente de dos pisos, un extenso terreno con un amplio espacio para entretenerse al aire libre con una piscina y un campo de golf con vistas panorámicas a la ciudad de Los Ángeles.

El mes pasado, Stallone y su esposa Jennifer Flavin compraron una casa en Palm Beach, Florida, de siete dormitorios, un muelle y una playa privada por USD 35 millones. El matrimonio estaría pensando en mudarse a Florida de forma permanente.

Un mes atrás, Stallone y su esposa Jennifer Flavin compraron una casa en Florida por USD 35 millones

La propiedad de estilo español dispone de una casa principal de dos plantas y una casa de huéspedes independiente. Además tiene un gimnasio, una vinoteca y en el exterior cuenta con una cabaña al aire libre con vista directa a la piscina y al spa con hidromasaje. Para disfrutar de la espectacular vista, la mansión está repleta de enormes ventanales.

La propiedad salió al mercado inmobiliario a través de Instagram. La decisión no es cosa del actor sino del muy conocido agente inmobiliario Ben Bacal, quien se ha hecho un nombre cerrando transacciones para Matt Damon, Ellen DeGeneres y Madonna, entre otros famosos.

La residencia más cara de Beverly Park no es, sin embargo, la del veterano actor sino Villa Firenze, de multimillonario Steven Udvar-Hazy, que tiene un precio de USD 160 millones después de que se puso a la venta por primera vez en 2018 en USD 165 millones.

Tras deshacerse en mayo de 2020 de su famosa mansión de Los Ángeles por 3.000.000 dólares, que había comprado en el año 2010 y por la que había pagado cerca de 4.500.000 dólares, Stallone ha decidido trasladarse a Palm Beach, lugar que atrae a un buen puñado de celebridades; allí tienen ya casa Jon Bon Jovi, Ariana Grande, Rod Stewart, Bill Gates, Tiger Woods, Vanilla Ice y Howard Stern, entre otros.

Forbes calcula que el actor de 74 años tiene una fortuna de alrededor de USD 325 millones.


Por las redes