Darío Barassi y sus días en la alcurnia sanjuanina: “Comíamos con 14 cubiertos de cada lado”

Darío Barassi y sus días en San Juan, su provincia natal.
Darío Barassi y sus días en San Juan, su provincia natal.

La familia del actor y conductor era dueña de una prestigiosa bodega que hoy es un museo.

Darío Barassi es uno de los conductores más queridos de la televisión argentina. Su humor y su carisma lo llevan a triunfar al frente de “100 argentinos dicen”, donde todas las tardes se gana el cariño de la gente.

Pero antes de instalarse en Buenos Aires para estudiar Derecho en la UBA y empezar su carrera como actor y conductor, Barassi vivía en la provincia de San Juan en el seno de una familia que pasó de la alta alcurnia a ser “medio pobretona”, como él mismo definió.

Su bisabuelo había sido intendente de San Juan, su abuelo era dueño de las Bodegas Graffigna y, como si fuera poco, él es sobrino nieto de Alfonsina Storni.

Vengo de una familia muy conservadora. Eran los dueños de las bodegas Graffigna. Una familia prestigiosa de San Juan que yo agarré ya medio pobretona porque cuando nací, ya habían vendido gran parte de las bodegas.”, relató Darío tiempo atrás al diario La Nación.

Consultado por cómo era su casa, el artista detalló: “Era grande, muy linda. Soy un pibe que sabe comer con catorce cubiertos de cada lado porque se comía así en mi casa”.

Y aunque dejó de ser una familia acomodada, Darío Barassi y los suyos siguieron con un buen pasar económico: “Mi viejo se murió cuando yo era chico y mi mamá tuvo que salir a bancarla. Éramos tres hermanos varones y nunca nos faltó nada. La verdad, un diez mi vieja. Incluso cuando me fui, mis dos hermanos estaban viviendo en Buenos Aires y a mí me costaba dejarla sola en San Juan. Pero ella me dijo: ‘Te vas, o te vas’.

Eso sí, de las famosas bodegas Graffigna no le quedó nada: “Se vendió. No mordí nada. Es más, ahora es un museo”, explicó al citado medio.

El Museo Graffigna de San Juan, la antigua bodega de la familia de Darío Barassi

En noviembre de 2003 se inauguró el Museo Santiago Graffigna, proyectado y construido por la arquitecta Adriana Piastrellini para preservar el patrimonio y la tradición de los fundadores. El museo cuenta con una sala de recepción destinada a Don Santiago y su numerosa familia, un sector de viñas con efectos de sonidos donde se explica lo que era la vendimia por entonces y el clima de la provincia para el cultivo de la vid.

También, se puede recorrer la sala histórica donde se presenta el proceso completo de la elaboración del vino, la zona de las antiguas oficinas, la capilla réplica de la capilla de Ullum. Luego del Patio de Cubas, el recorrido finaliza en el Wine Bar, ambientado con originalidad para quienes quieran llevarse un recuerdo de la visita o degustar los vinos que elabora la bodega.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA