jueves 15 de abril de2021

La cocinera vive con sus 7 hijos y su esposo, el ingeniero agrónomo Bernardo Solá, en una propiedad de Tigre. Foto: Gentileza
Da La Nota

Cómo es la mansión de Maru Botana y por qué dicen que tiene los pisos orinados y despierta intranquilidad en los vecinos

La casa tiene quincho, playroom, dos comedores, huerta y parque, entre otros espacios. Está valuada en casi dos millones de dólares, aunque en el vecindario la vinculan a una extraña foto.

La cocinera vive con sus 7 hijos y su esposo, el ingeniero agrónomo Bernardo Solá, en una propiedad de Tigre. Foto: Gentileza

En los últimos años, los programas culinarios y pequeñas participaciones de chef en ciclos televisivos se ha vuelto algo habitual. Y una de las primeras cocineras que incursionó en la TV con gran éxito fue Maru Botana.

Respecto a la chef mediática, la cuenta de Twitter RicosyFamososOK compartió algunas fotos de la mansión en la que reside junto a su marido e hijos y reveló algunas inquietudes que afirman tener los vecinos respecto a sucesos extraños que ocurren en la casa.

La casa está ubicada en un exclusivo country de Tigre, Buenos Aires. Vive con sus 7 hijos y su esposo, el ingeniero agrónomo Bernardo Solá, en una propiedad de 900 m2 totales con quincho, playroom, dos comedores, huerta y parque. La mansión está valuada en u$s 1,8 millones de dólares.

Foto: Gentileza

Características de la mansión

Según revela la mencionada cuenta de la red social, el living principal es simple, tiene una chimenea, dos sillones centrales de tres cuerpos y algunos pufs que acompañan.

Foto: Gentileza
Foto: Gentileza

Por su parte, el comedor diario es la “vedette” de la casa ya que es el espacio más usado con su gran mesa y conexión directa con la cocina a través de un gran ventanal interno.

Foto: Gentileza

La cocina es amplia aunque no tiene medidas exageradas. Posee un estilo clásico con muebles en color crudo. Cuenta con dos piletas, dos hornos, una gran heladera y una gran isla central.

Foto: Gentileza

El playroom funciona como un segundo living de la casa y es el espacio donde los chicos suelen recibir a sus amigos: allí organizan pijamadas y ponen decenas de colchones en el piso. En la vida diaria de la familia lo usan para mirar televisión y es el lugar de los juguetes.

Foto: Gentileza

El quincho es otro de los espacios más usados, es la extensión de la galería pero con un cerramiento y allí hay una gran parilla y una pileta. Además una gran mesa con bancos para 16 personas.

También entre otras características de la vida hogareña, se destaca que Maru tiene un gran árbol de navidad en el living al cual no le puede poner adornos en la parte baja porque es orinado constantemente por su caniche toy.

El jardín, uno de los espacios preferidos

El jardín tiene 400m2 y cuenta con árboles, muchas flores y plantas, un sector para el fogón y varias hamacas. Al ser un terreno que da a áreas comunes libres del exclusivo country, casi no tiene sombra y el parque cuenta con sol hasta última hora de la tarde.

Foto: Gentileza

También está preparado para entretener a sus 7 hijos: cuenta con hamacas, toboganes, mesas para hacer picnics con amigos y hasta un toro mecánico. Además en los laterales hay caminos curvos entre plantas y flores que rodean toda la casa.

La foto con “un niño fantasma”

La casa de Maru es una de las más admiradas del country, sin embargo despertó polémica y miedo en algunos vecinos hace algunos años cuando en una sesión de fotos apareció un “niño fantasma”, según RicosyFamososOK.

Foto: Gentileza

Algunos usuarios de las redes afirmaron que se trataba de una ‘aparición’ vinculada a la trágica historia familiar -Maru perdió un hijo cuando la criatura tenía seis meses, el 21 de septiembre de 2008-. Sin embargo, la cocinera aclaró la situación y destacó que la imagen pertenecía a un amiguito de Matías, uno de sus seis chicos.

Siguiendo en esta línea, la cocinera se refirió sobre el deceso de su hijo, que falleció a causa del síndrome de Muerte Súbita del Lactante: “Yo he aprendido a disfrutar de los dos embarazos posteriores después del fallecimiento de Facundo y a veces me pregunto ¿Quién me asegura que no vuelva a suceder lo mismo? Igual con mis hijos hablamos mucho del tema con toda la realidad y en un punto la muerte de un bebé de seis meses es inentendible”, le dijo a la revista Caras tiempo atrás.