jueves 28 de enero de 2021

El actor tuvo una salida por un error básico en la cocina.
Da La Nota

Boy Olmi: un huevo crudo lo convirtió en el séptimo eliminado de MasterChef Celebrity

Los participantes se enfrentaron a un desafío cuádruple, pero en su afán cometió un error básico de cocción que enfureció a los jueces.

El actor tuvo una salida por un error básico en la cocina.

Ya con solo seis participantes en la recta final, MasterChef Celebrity aumenta los niveles de presión y dificultad en las últimas semanas de desafíos. Boy Olmi, Analía Franchín, Leticia Siciliani, Federico Bal, Claudio el Turco García y Belu Lucius tuvieron que enfrentarse nuevamente a la caja misteriosa, cuyo interior tenía gran variedad de ingredientes. Después de la indicación del Santiago del Moro, los seis comenzaron una preparación apresurada de cuatro platos para las que tenían solo 15 minutos de preparación. El mejor cocinero de cada plato quedaba salvado de seguir preparando a contrarreloj más platos

El “Turco”, Analía y Leticia, en ese orden, fueron los primeros tres salvados por su agilidad. Incluso Siciliani, que sufrió una crisis nerviosa y terminó recibiendo la ayuda de Damián Betular, pudo ser salvada de la inminente eliminación. “Estoy súper contenta con poder entregar el plato al límite. No la paso bien con tanta presión y es muy agobiante tener tan poco tiempo. Me da bronca ponerme así, por eso lloro”.

Ya solo quedaban tres participantes, pero fue Boy Olmi quien cometió un terrible error que dejó en carrera a Belu y Fede Bal. Cuando el actor preparaba su plato de tournedo de lomo, endivias con yema de huevo y tomates con ciruelas le faltó tiempo para terminar de cocinar un elemento básico. La mezcla de yema cruda fue lo que rebalsó la paciencia de los jueces.

“El huevo lo cociné en agua. Iba a hacer huevo poché, pero no me daba el tiempo y dije ‘voy a cocinar solo la yema de un huevo...’”, comenzó explicando el actor. “Cruda”, dijo implacable Betular. “No. Tiene algunos minutos de cocción”, dijo justificando Boy. “Esta no es la cocina de Boy”, intervino Dolli Irigoyen, para decir ya casi como sentencia final: “Hay algo que es inadmisible, y es el huevo crudo. Te puede llevar a la muerte una salmonella, es muy delicado”. “Es un error garrafal”, tuvo que reconocer el participanet que ya veía su final.

Belu Lucius fue quien resultó ganadora del cuarto desafío y a Bal lo premiaron con “el plato menos peor”. La eliminación cayó sobre la cabeza de Boy, que aceptó con entereza su salida. “Para mí es una experiencia inolvidable haber estado acá. Soy de disfrutar mucho, tengo una naturaleza deportiva, pero tampoco me gusta competir salvajemente”, dijo sobre su tiempo en MasterChef. “Me encuentro cómodo en el juego, en la fiesta de la cocina, en el amor de los cocineros por lo que hacen. Ahí soy feliz, y en esas contradicciones tal vez es el momento en el que me tengo que ir sabiendo que di lo mejor”, explayó en su despedida.

Pero fue Donato de Santis quien lo emocionó al final con sus palabras. “Aportaste esta manera de hacer cosas distintas, de dejarse llevar por la libertad. Marcaste un camino que me gustaría que los demás marcaran. Te invito un día a comer empanadas juntos...”, le comentó el jurado. “Quiero conocer esas historias del cine, del teatro, y vamos a compartirla mirando una linda película italiana que sé que te gustan”.

“Hoy el programa despide a un artista”, dijo coronando Del Moro la despedía. A pesar de que Boy se va, hoy se reúne en la revancha de los eliminados junto a los otros seis que ya se han marchado del piso del reality culinario.