lunes 28 de septiembre de 2020

Nequi Galotti, Bartolomé Mitre y Esmeralda, todos juntos cuando el empresario estaba en vida.
Da La Nota

Arde la lucha por la herencia de Bartolomé Mitre: impugnaron a Nequi Galotti como la administradora de los bienes

La ex modelo se iba a hacer cargo de todo lo del empresario mientras se resuelve la sucesión, sin embargo, Esmeralda se opuso a esa decisión.

Nequi Galotti, Bartolomé Mitre y Esmeralda, todos juntos cuando el empresario estaba en vida.

La resolución de la herencia de Bartolomé Mitre, fallecido el pasado 25 de marzo, no pinta nada sencilla. Es que la gran cantidad de bienes que tenía el descendiente del prócer homónimo está en disputa por tres bandos bien marcados: por un lado, sus tres hijos mayores de Mitre -y de Dolores González Alzaga- Rosario, Dolores y Bartolomé. Después está Esmeralda Mitre, la más mediática de toda la familia. Y finalmente, su última esposa y viuda, Nequi Galotti y su hijo Santos Mitre.

La última novedad era que la ex modelo había sido designada como la administradora temporal de los bienes a heredar del empresario periodístico durante la complicada sucesión. Incluso los tres mayores de los Mitre estaban de acuerdo con esa decisión. Pero en el medio apareció la hija de Blanca Álvarez de Toledo, quien impugnó esa decisión por medio de su abogado, Santiago Yofre.

La participante del “Cantando 2020” explicó su decisión en una entrevista con “Confrontados”, programa de El Nueve. “Yo a Nequi se lo dije en la cara. Mantenemos una buena relación. (…). Ella está muy acostumbrada a escuchar las verdades que digo y pienso. Así como digo cosas duras, no quiere decir que no la quiera, le tenga cariño, la respete. No es una opinión, es algo fáctico: no quiero que haga eso porque es mío, y no lo sabe hacer”, justificó.

Para esmeralda, la de su padre es “una sucesión casi de Estado” porque en el medio “está la libertad de prensa y hay un diario (La Nación) en juego”. Por eso, para ella, “mi hermano (Bartolomé hijo) no está capacitado y Nequi tampoco. Yo sí me creo capacitada. Tengo una carrera, estoy recibida, estudié diez años de teatro, estuve medio becada en la Sorbonne”, argumentó, aunque aclaró que ella no quiere ser la administradora, sino que se designe a un tercera persona.

“Hablo inglés, francés … Nequi no habla inglés, ni francés. Mis hermanos no hablan idiomas. Hay una diferencia. Y para manejar un patrimonio semejante hay que tener preparación. No digo que no estudió nada, no tiene estudios. Es una ex modelo. No está recibida en Letras, ni licenciada en filosofía, ni siquiera es una autodidacta intelectual o en economía. No nos podemos comparar a nivel profesional, por favor. Y lo digo con todo respeto, aunque pueda quedar como un poco pedante”, cerró la actriz, que buscará que una persona ajena a la familia se haga cargo de la administración hasta que se resuelva la división.