Viernes, 23 de junio de 2017
  • Lunes, 19 de junio de 2017

¿Estás de acuerdo o no? La FIFA analiza partidos de fútbol a 60 minutos

El panel que define las reglas futbolísticas propone jugar dos tiempos de 30' y que el reloj se detenga cuando el balón no esté en juego.

AP.

El panel encargado de definir las reglas en el fútbol busca debatir la posibilidad de disputar partidos de 60 minutos, en los que se detenga el reloj cuando el balón no esté en juego.

Disputar dos tiempos, de 30 minutos efectivo cada uno, representaría un "cambio radical" en las reglas de este deporte reconoció la Junta Internacional de Fútbol Asociación (IFAB, por sus siglas en inglés).

La propuesta figura en un documento sobre la estrategia a cinco años para alcanzar tres metas en el fútbol: fomentar un ambiente de respeto, evitar la pérdida de tiempo en los partidos y hacer que el deporte resulte más atractivo.

"El objetivo de este documento es generar una discusión y dar un nuevo vistazo a la forma en que las reglas pueden mejorar este deporte", indicó la IFAB en un documento titulado "¡Juega Limpio!"

Cualquier cambio tardaría años en implementarse y tendría que seguir a discusiones y pruebas supervisadas por la IFAB, encargada de revisar cada año las reglas del fútbol. El panel está conformado por dirigentes de la FIFA y de las cuatro federaciones del fútbol británico.

Muchos aficionados han expresado su frustración por los partidos de 90 minutos, más el tiempo de descuento que se otorga a discreción de los árbitros. De acuerdo con algunos estudios, estas reglas derivan en "menos de 60 minutos de tiempo efectivo de juego", indicó la IFAB.

El sábado, hubo apenas 47 minutos de tiempo efectivo en la victoria de Rusia, por 2-0 sobre Nueva Zelanda, que marcó la inauguración de la Copa Confederaciones, de acuerdo con la FIFA.

El partido en San Petersburgo se llevó a cabo en una hora y 50 minutos, desde el puntapié de inicio hasta el pitazo final. Ello sugiere que un reloj de 60 minutos de tiempo efectivo implicaría que los nuevos partidos tardarían más de dos horas en completarse.

La propuesta desincentivaría los ardides de los jugadores para perder tiempo, sugirió la IFAB. Un reloj en el estadio dejaría claro ante espectadores y televidentes cuándo se está consumiendo tiempo efectivo de juego.

Otra idea apunta a que los árbitros detengan el reloj durante cada pausa del juego en los momentos en que es más probable que algún equipo busque perder tiempo -en los últimos cinco minutos del primer tiempo y en los últimos 10 del complemento.

El documento aborda también las siguientes posibilidades:

1) Permitir que los jugadores se envíen un pase a sí mismos a la hora de ejecutar un tiro de esquina.
2) Sancionar con un penal a un equipo, si un jugador bloquea con la mano o el brazo un balón que se dirige a gol, independientemente si la falta ocurre dentro o fuera del área.
3) Evitar las invasiones anticipadas de otros jugadores al área cuando se cobra un penal, al ordenar que la jugada termine si el tiro es atajado o si pega en un poste. Ello impediría realizar contrarremates.
4) Ordenar que los dos técnicos y el árbitro se den la mano antes de cada partido, como "una muestra de respeto".