El arzobispo Marcelo Colombo quiere una sociedad comprometida sobre todo con sus pobres

El arzobispo Marcelo Colombo quiere una sociedad comprometida sobre todo con sus pobres
El arzobispo Marcelo Colombo quiere una sociedad comprometida sobre todo con sus pobres

Monseñor Colombo extraña La Rioja, pero asegura que ha sido muy bien recibido en nuestra provincia y se siente a gusto.

Minutos antes de ingresar al Auditorio Adolfo Calle, para mantener una charla con integrantes de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE), sobre el empresario que necesita el país en estos momentos, dialogó con Los Andes el Arzobispo de Mendoza, Marcelo Daniel Colombo. 

Monseñor charló sobre algunos temas del momento, como la educación sexual integral.

Opinó también sobre el Papado de Francisco. Y anunció la creación de una parroquia en el populoso barrio de La Favorita, en el oeste capitalino. 

-¿ Qué opinión tiene de Mendoza y los mendocinos?

La verdad es que estoy muy contento, tengo una gran alegría de estar en esta época en esta sociedad y hacer mi pequeño aporte de pastor. La verdad es que estoy muy cómodo, extraño naturalmente a La Rioja por mis vínculos, por la gente tan linda que dejé y también extraño un tipo de ministerio quizá de una sencillez diferente, porque acá somos muchos y hay muchísimos servicios. Y eso obliga  a que nos distribuyamos las funciones.


    José Gutiérrez / Los Andes
José Gutiérrez / Los Andes

Es algo muy lindo de parte de la Iglesia mendocina porque hay un sinnúmero de servicios que se prestan que son realmente muy buenos. Pienso en los chicos de la Pastoral de la calle, en el Movimiento Peregrinos, para decir algo del mundo juvenil.

Después está todo lo que tiene que ver otros aportes como Cáritas, que ya es una institución por su propio prestigio y funcionalidad. Me he sentido muy bien recibido, ya sea por el Gobierno, que ha procurado una instancia de diálogo muy interesante; sea  por los sacerdotes, es un clero muy atento, muy afectuoso y a la vez muy exigente , con lo cual es una sinergia interesante para vivir un ministerio pastoral lindo.

-¿Cómo ve la situación de pobreza en la provincia?

Como en todas las megalopolis, existen fuertes contrastes. A veces en algunos departamentos se percibe, como pasa en las grandes comunas de Buenos Aires o de otras grandes ciudades del país, conviven a pocas cuadras ambientes de ostentación económica y de mucho poder adquisitivo y comunidades muy urgidas, en el límite.

Tenemos algunas parroquias muy necesitadas. Ahora estamos a punto de crear una parroquia en La Favorita. Ahí vemos el día a día de tanta gente, las necesidades. La exposición de los jóvenes que los ponen en una posición de gran debilidad. Tenemos un grupo de hermanas muy bueno.

A sacerdotes que desde una parroquia más céntrica han acompañado el desarrollo de la comunidad. La iglesia busca contener, no lo puede todo. Y en este sentido, nuestra tarea es acompañarlos desde Dios. No seguimos criterios eficientistas humanos, si ponemos nuestra cuota de profesionales al servicio de esa atención.

- ¿La responsabilidad social empresaria es una esperanza para el desarrollo integral?

-Siempre hay esperanza. Veo mucho por hacer y no solo de los empresarios, sino de todos los sectores sociales. También los que tienen una responsabilidad en el Gobierno. Incluso los periodistas tienen mucho para aportar. Cuando hablaba de sinergia, me refería a las posibilidades que teníamos como Iglesia.

Pienso lo mismo como Sociedad. Mendoza tiene recursos, muchas posibilidades productivas que son específicas de esta zona. Hay una limitada dependencia del Estado, lo cual posibilita que la iniciativa privada con una experiencia de camino ya hecho, puede seguir progresando. Y explorar nuevas posibilidades que sean respetuosas de la dignidad de las personas y de la casa común, el tema ambiental.


    José Gutiérrez / Los Andes
José Gutiérrez / Los Andes

- ¿Qué opina de la implementación en las escuelas de la Educación Sexual Integral (ESI)?

-Desde el Concilio Vaticano II, la Iglesia se ha pronunciado en este sentido, con el auxilio de las disciplinas de las ciencias humanas a acompañar el desarrollo de los jóvenes. Por otra parte, más recientemente, desde el Papa Francisco a la Conferencia Episcopal Argentina, se ha dicho si a la educación sexual. Pero lo que se trata es poder aportar la especificidad y la mirada de la Iglesia.

El concepto integral sobre la persona. Y no responder a predeterminaciones que pueden venir de ciertos sectores o de ciertas miradas. Creemos que hay un rol del Estado muy importante. Y en este sentido, el Estado Nacional y Provincial están haciendo lo suyo. Lo nuestro, como Iglesia, en estas instituciones que dependen de nosotros, nos gusta aportar lo nuestro. Para que los chicos, nuestros jóvenes que se forman en nuestras instituciones, tengan la mirada integral que proponen en la Iglesia. No nos sustraemos ni decimos que no ni dilatamos para más adelante.

Lo queremos ya, como lo quiere el Estado en vista de toda la problemática que afronta la sociedad. La violencia de género es uno de los temas tan dolorosos. Pero lo queremos hacer con el aporte de la mirada de la cosmovisión cristiana y ahí entra también un elemento que no es menor y es el rol de la familia. Creemos que hay que darle participación a la familia, tiene que estar considerada, involucrada en el proceso educativo y no hacer una delegación absoluta. Hay que interactuar con la familia y comprometerla.

-¿Nos puede mencionar su objetivo como Arzobispo de Mendoza?

Me gustaría que todos sintieran a la Iglesia como parte de esta sociedad, no por afuera, no por arriba sino como parte interesada. Una sociedad comprometida con Mendoza, con su gente y sobre todo con sus pobres.

Un Papa que busca cómo encontrar a todos los hombres

Sobre el papado de Francisco, el arzobispo Colombo comentó: "Estoy muy feliz de ser obispo en este tiempo donde contamos con un Papa que tiene una propuesta realmente proactiva. Me entusiasma la Iglesia que nos propone: una Iglesia de salida, que no teme los rigores del camino, que busca cómo encontrar a todos los hombres y cómo salir al encuentro de ellos y en la situación en que está. No como querría, no como dice la doctrina, sino como están, para proponerles el Evangelio de Jesucristo.

Colombo también comentó que muchos tienen la esperanza de que algún día Francisco visite Argentina. "Pero también sentimos que al Papa se lo ha condicionado mucho, se lo ha querido -en algún sentido-, ponerlo en un lugar de la grieta que no es el del Papa.

Que ni él lo ha procurado ni lo ha buscado y no merece que le hagan este tipo de determinación. Y esto ha generado de parte de la sociedad rechazos y adhesiones en temas muy menores  cuando el Papa es un pastor del conjunto de la humanidad. Y ahora está pensando en todo el mundo.


    José Gutiérrez / Los Andes
José Gutiérrez / Los Andes

Ya no es el cardenal de Buenos Aires. Ya no es un obispo argentino, aunque por su puesto está con cada situación. Me parece que hay algo nuestro que no funciona. Estamos estos días bastante cabizbajos y avergonzados de lo que hemos estado viviendo. Que un país no pueda organizar un partido de fútbol.

Que una sociedad no pueda vivir sin violencia en un momento de entretenimiento deportivo habla a las claras que estamos en una sociedad con comportamientos autodestructivos.  Hay una responsabilidad nuestra, de los dirigentes, del periodismo en procurar una relación permanente con la verdad.

A veces se percibe en las redes sociales un compromiso con algunos sectores que le quitan objetividad. Las redes sociales han hecho lo suyo también y hay como una especie de desmadre en la presentación de la noticia. Pero todos somos responsables no solo de parar la pelota, sino de tener una actitud proactiva de compromiso con el bien común. Estamos desafiados porque es la vida de las generaciones que siguen. No queremos presentar una civilización caníbal, queremos darles una sociedad donde haya derecho a ser feliz y se pueda ser feliz". 

Perfil

Marcelo Daniel Colombo nació en Buenos Aires el 27 de marzo de 1961. Cursó los estudios de Derecho en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde se recibió de abogado en 1989. Estudió Filosofía en la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires, y Teología en el Centro de Estudios Filosóficos y Teológicos de Quilmes (CEFITEQ).

Recibió la ordenación sacerdotal en la catedral de la Inmaculada Concepción de Quilmes, el 16 de diciembre de 1988, de manos de monseñor Jorge Novak SVD, obispo de Quilmes.

Fue director de Encuentros Matrimoniales (1997), miembro del Consejo para las Órdenes (2000), asesor legal y técnico de la Curia (2001), provicario para la Educación (2002), delegado episcopal para la Universidad Católica de La Plata, miembro del Colegio de Consultores (2004), asistente del Secretariado para la Familia (2005), vicario episcopal para la Evangelización (2007), y párroco de la catedral de la Inmaculada Concepción de Quilmes (2009).

El 8 de mayo de 2009 el papa Benedicto XVI lo eligió obispo de Orán. El 9 de julio de 2013 el papa Francisco lo trasladó a la diócesis de La Rioja, de la que tomó posesión e inició su ministerio pastoral como séptimo obispo de La Rioja el 7 de setiembre de 2013.

En mayo de este año se convirtió en  el sexto (séptimo diocesano) arzobispo de Mendoza.

Fuente: revistaecclesia.com

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA