Franceses en la gesta libertadora

En las filas del Ejército de los Andes, durante la campaña liderada por el General San Martín, los oficiales galos demostraron valentía y experiencia. Muchos de estos militares extranjeros eligieron estas tierras para vivir y morir.

En la Campaña Libertadora participó una importante cantidad de extranjeros. Entre ellos, sobresalieron los oficiales franceses, que  se destacaron en casi todas las batallas libradas en Chile y en el Perú.

Después de la gesta, varios  regresaron a nuestro país, donde formaron sus familias.

Conozcamos a algunos de estos oficiales de Francia que defendieron los colores patrios y la libertad.

Cruzar el mar

Después de la caída de Napoleón Bonaparte en 1815, el gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata convocó a una importante cantidad de oficiales y jefes del Ejército Imperial. Muchos, entusiasmados en París por Bernardino Rivadavia, decidieron luchar por la independencia de las colonias españolas en Sudamérica.

Aquellos militares habían tenido una importante participación en las acciones bélicas durante el imperio napoleónico.

A mediados de 1816, varios de ellos partieron desde Francia hacia Buenos Aires y se incorporaron al ejército libertador. Entre los militares que llegaron a estas tierras se puede mencionar a Ambrosio Cramer, Alberto Bacler d'Albe, Jorge Beauchef, Carlos Luis Federico Brandsen, Alexis y Eustaquio Bruix , Benjamín Viel y Eugenio Giroust.

Cramer: el que cruzó los Andes

Uno de los más reconocidos jefes que tuvo el Ejército de los Andes fue Ambrosio Cramer. Nacido en París en 1792, Cramer participó de la invasión a España y realizó la campaña con el Ejército Imperial en aquel país. Incluso fue herido en Pamplona.

En 1815, estuvo en Waterloo - una de las batallas más grandes del siglo XIX - en la que los franceses fueron derrotados. Luego partió hacia Sudamérica y llegó a Buenos Aires en 1816.

El Director Supremo, Juan Martín de Pueyrredón, le otorgó el grado de sargento mayor de infantería el 30 de julio de ese año. Su nombramiento sucedió a la destitución del entonces comandante del batallón de infantería N° 8, teniente coronel José María Rodríguez , quien había sido juzgado y expulsado del ejército por armar un complot y atentar contra la vida del General San Martín, a mediados de 1816, en Mendoza. A fines de ese año, Cramer partió hacia Cuyo y ocupó la jefatura del mismo.

El 22 de enero de 1817, el jefe francés partió con cuatro compañías de su batallón N° 8; realizó la travesía de los Andes por el camino de Los Patos y cruzó por el paso de las Llaretas. El 12 de febrero, él y sus tropas combatieron en la batalla de Chacabuco. Por diferencias con el General San Martín renunció y partió hacia Buenos Aires. Tiempo después, viajó a Tucumán como ayudante de campo del general Manuel Belgrano.

En 1822, ya radicado en la metrópolis del Río de la Plata, participó de la expedición que fundó la ciudad de Tandil. Fue agrimensor y se unió como militar a las tropas del general alemán Federico Rauch para combatir a los nativos que asolaban en la zona pampeana.

Cramer murió en la batalla de Chascomús en 1839, en un levantamiento revolucionario contra Rosas.

El topógrafo y el conquistador de Valdivia

Alberto Bacler d'Albe nació en 1789 en Saboya (Italia). Se incorporó al ejército francés y se convirtió en director del servicio topográfico de Napoleón y comandante del cuerpo de ingenieros geógrafos.

Después de 1815, Bacler emigró a los Estados Unidos y, en 1817, se incorporó al ejército de las Provincias Unidas del Río de la Plata con el grado de sargento mayor de ingenieros.

Participó en la campaña de Chile al mando del General José de San Martín. Tuvo una descollante actuación en el sitio y asalto de Talcahuano e integró la división al mando del general Las Heras.

Durante la campaña, fue el responsable directo de la mayor parte de los trabajos topográficos realizados en apoyo de las operaciones militares. También participó de la batalla de Maipú, en abril de 1818, destacándose en aquella jornada.

En 1820 partió con la Expedición Libertadora del Perú y tres años después regresó a Chile donde fue contratado para la confección de un mapa geográfico.

Se cree que falleció en Valparaíso en 1823, aunque otros lo dan por muerto en Francia.

Además de Bacler d'Albe, otro colaborador en la campaña fue Jorge Beauchef. Él, oriundo de Velay (Francia), ingresó con apenas 18 años en el "Grande Armeé" y actuó en las campañas de España. Resultó prisionero y logró fugarse a Malta. Regresó a Francia y luchó en la batalla de Waterloo.

Después de estos acontecimientos, partió a Estados Unidos y luego se dirigió a Buenos Aires. Allí, se incorporó en 1817 al Ejército Unido en Chile, con el grado de capitán. En diciembre de ese año estuvo en el ataque a la fortaleza de Talcahuano.

Su mayor gloria la consiguió cuando conquistó con las armas patriotas la ciudad de Valdivia. En 1823, partió como coronel en una expedición para ayudar a las tropas libertadoras en Perú.  El coronel Beauchef falleció en Santiago de Chile, en 1840.

Morir por la patria

Se llamaba Carlos Luis Federico Brandsen y es considerado uno de los más valientes militares que tuvo nuestro ejército. Nació en París en 1785 y, como militar, participó en varias campañas napoleónicas en el entonces reino de Italia perteneciente a Francia. En 1814 intervino en la campaña de los Cien Días- también conocida como Campaña de Waterloo-, bajo el mando de Napoleón.

En 1817 pidió la baja en el ejército francés y con el grado de capitán se embarcó hacia Buenos Aires.

A fines de ese año, se le reconoció su grado, se lo destinó a Chile  y se incorporó al segundo escuadrón del Regimiento de Granaderos a Caballo. Entre 1818 y 1819 participó en la campaña del Bío Bío y posteriormente partió desde el puerto de Valparaíso en Expedición Libertadora al Perú, donde se distinguió en varias acciones y batallas. Después de luchar con Bolívar y de tener grandes diferencias, partió hacia Chile y luego a Buenos Aires en 1825.

Al estallar la guerra contra el Imperio del Brasil en 1825, Brandsen fue designado teniente coronel del regimiento 1 de caballería. El 20 de febrero de 1827, al mando de su regimiento de caballería, se enfrentó a la infantería brasileña en la batalla de Ituzaingó. En el campo de combate murió heroicamente.

Los hermanos Bruix

Los hermanos galos Alexis y Eustaquio Bruix  nacieron a fines del siglo XVIII en París y, luego de participar en grandes batallas con la Guardia Imperial del ejército de Napoleón, llegaron a Buenos Aires. En septiembre de 1817, fueron incorporados al ejército de las Provincias Unidas como oficiales del Regimiento de Granaderos a Caballo y partieron rumbo a Chile.

Allí, ambos se encontraron en el desastre de Cancha Rayada  el 19 de marzo de 1818 y en la victoriosa batalla de Maipú, el 5 de abril. Un año después, los Bruix  partieron a la segunda campaña del sur de Chile y pelearon en la acción del río Bío Bío, donde Eustaquio murió en combate por una bala de cañón.

En 1820, Alexis partió con la Expedición Libertadora del Perú y junto al General San Martín entró a la ciudad de Lima. Días después, el oficial francés tomó con sus tropas la fortaleza del Callao. Junto con los Granaderos a Caballo de Lavalle, Bruix fue protagonista de varias batallas a las ordenes de Bolívar. Falleció en 1826 en el Callao (Perú), en un accidente. Tenía 34 años.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA