lunes 10 de agosto de 2020

Vilma Rúpolo: “Los jóvenes son una guía para no quedarse en el tiempo”
Espectáculos

Vilma Rúpolo: “Los jóvenes son una guía para no quedarse en el tiempo”

La reconocida coreógrafa, directora teatral y de la Vendimia y docente transita una nueva edición del Festival de Danza Nuevas Tendencias.

Vilma Rúpolo: “Los jóvenes son una guía para no quedarse en el tiempo”

Si algo caracteriza a Vilma Rúpolo es el optimismo. Aunque todo se haga cuesta arriba, la bailarina siempre ve el vaso medio lleno. No importan los obstáculos que tenga que sortear, lo último que piensa es bajar los brazos.

La perseverancia y el entusiasmo es lo que le permiten hoy transitar 24 años con el Festival de Danza Nuevas Tendencias. Un espacio de gestión independiente que nació a través de su compañía El Árbol Danza Teatro y que se transformó en un encuentro obligado para bailarines, grupos y elencos hacedores de esta rama artística.

"Yo soy bastante optimista. Hace poco tuvimos una reunión de ex presas políticas de Devoto y una chica me dice: 'Siempre me acuerdo de vos porque eras tan optimista'. Creo que ese entusiasmo y optimismo nos permitió seguir creando y que el festival tenga esa continuidad. Aunque ya estamos pensando en la edición del 2020, que cumplimos 25 años. Siempre invertimos nuestro tiempo y ganas pensando en el futuro", comenta la coreógrafa y directora Vilma Rúpolo sobre espíritu que la mueve cada año para mantener vivo el encuentro y aportar nuevas visiones a la danza teatro en Mendoza.

-Vos que estás en permanente contacto con los jóvenes, ¿cuál es tu visión frente a los jóvenes hacedores de la danza?

-Vivo de los jóvenes y ese entusiasmo te hace crecer e ir para adelante. Como todo uno enseña y aprende. Y das y recibís. Ese contacto con la docencia es impresionante cómo te nutre, para mí son la levadura. Incluso en el Festival hay muchos jóvenes que participan y ellos son los que luchan y quieren mostrar lo que hacen. Son los que más arriesgan. Por ahí uno dice que los jóvenes tienen otra lógica. Pero se aprende de ellos.

Incansable, después de 25 años de bailar danza clásica dejó las zapatillas de punta y comenzó un camino en la docencia que continúa en el presente. Referente indiscutida de la danza-teatro, tiene una extensa trayectoria como directora de la Fiesta Nacional de la Vendimia (dirigió la última edición junto a Guillermo Troncoso) y desde la UNCuyo lucha para que la disciplina tenga su propia carrera de grado. 

Gustavo Rogé / Los Andes

-¿Cómo está el proceso de la creación de la carrera de danza?

-Seguimos insistiendo. Estos dos últimos años se fue alejando la concreción de la carrera. Pero seguimos todos los días insistiendo y lo vamos a lograr. Y además estamos encarando un trabajo de investigación para confrontar la carreras de arte de universidad y las carreras de UNA (Universidad Nacional de las Artes). Y vamos profundizando las coincidencias y las diferencias. Tenemos la carrera aprobada en el Concejo Superior de la UNCuyo. Pero queda la definición económica. Estamos a un paso y ha sido un poco desgastante. Pero seguimos en pie.

-¿Volvés a presentarte para dirigir la Vendimia?

-Me encantaría hacer departamentales, pero para la Vendimia Central tienen que pasar tres años por lo menos, porque son proyectos que te dejan de cama (ríe). Tal vez me presente, aunque la última vez la dirigí en equipo. A mí me gusta y creo en el trabajo en equipo. Me encanta la fiesta, porque es otro de los desafíos que se tenemos; una fiesta antropológica, una fiesta que es parte de nuestra identidad a través del arte y todas las disciplinas. Brego porque se hagan concursos en las Vendimias Departamentales, que es el gran semillero. Uno empieza por las departamentales y después llega a la Vendimia Central.

-¿Qué te dio la danza para que hoy continúes luchando por espacios y su desarrollo?

-Primero me dio mucha felicidad como bailarina, es otra vida. Bailé 25 años arriba de las zapatillas de punta y recuerdo las luces del Teatro Independencia. Y lo recuerdo con mucha emoción porque era brindar el alma arriba del escenario. Y después solo se da todo lo que vino después. En la Fiesta de la Vendimia empecé a los 17 como intérprete y luego fui coreógrafa y directora.

-Como docente, ¿qué sentís cuando tus alumnos comienzan un camino en el teatro y la danza?

-Me tocás el punto débil. Cuando veo a los actores que dirigen teatro y a los bailarines, uno ve que dejó un granito de arena en ellos. Es otra felicidad. Me ha pasado sin darme cuenta, porque no me propuse ser docente. La docencia me vino por añadidura. Siempre lo hice con mucho amor, pese a que no me lo propuse. Ahora me está costando muchísimo jubilarme en la Facultad de Teatro, porque los alumnos me dan vida, pero tengo que tomar la decisión. El intercambio me permite conocer qué sienten, qué piensan. Los jóvenes son una guía para no quedarse en el tiempo.

Resistir, para hacer pie

Bajo la dirección de Vilma Rúpolo y producción de Patricia Baldín, la 24° edición del Festival de Danzas Nuevas Tendencias comenzó ayer con formación específica y se extiende hasta mañana con intervenciones urbanas en espacios públicos y obras en la Nave Cultural y el cierre en el Teatro Independencia. En tanto las intervenciones urbanas se desarrollarán en La Pérgola de Peatonal Sarmiento, la Explanada de la Legislatura y en Mantra (Pub), con la Fiesta Ciela.

En esta oportunidad se presentarán compañías de Buenos Aires, Colombia, Chile y grupos locales. Y se suman los espacios de formación para bailarines y estudiantes. Hoy, la actriz y bailarina Tamia Rivero brindará un taller de Danza Butoh en el teatro Independencia, de 15 a 19 horas.

Gustavo Rogé / Los Andes

Y mañana domingo, la directora Bianca Lerner de la compañía Ninfa brindará un seminario de Danza Teatro y composición de obra, de 10 a 13, en el teatro Independencia. Informes: ninfaobra@gmail.com 

El programa

Hoy: Intervenciones urbanas "El secreto viajero" y "Convivir el espacio". A las 11 en la Pérgola de la Peatonal Sarmiento.

“Bananeando la depresión”, “Relato urbano”, “Quiebres”, “De la médula a la piel, mujeres en deconstrucción masiva” (colectiva Inkietas. Chile), “Columbario” (Colombia) y “Wanza” (La Plata). A las 11.30, en la explanada de la Legislatura.  “La mujer que se ríe de nada” (Mendoza) y “La trampa del paraíso perdido” (CABA). A las 22, en la Nave Cultural (España y Maza.

Domingo 8 de septiembre. "Il Bucco" (La plata), "Columbario" (Colombia), "Fluctuantes" (Chile) y "Tintarella" (Buenos Aires). A las 21, en el teatro Independencia (Chile y Espejo).

Entradas: $150 y $100 (jubilados y estudiantes). En boletería y www.entradaweb.com