domingo 20 de junio de2021

Video: así viajan las partículas de saliva al estornudar
Video: así viajan las partículas de saliva al estornudar
Por las redes

Video: así viajan las partículas de saliva al estornudar

De uno a dos metros es lo que habían calculado los expertos. Sin embargo, esa medida estaría muy lejos de ser suficiente.

  • miércoles, 8 de abril de 2020
Video: así viajan las partículas de saliva al estornudar
Video: así viajan las partículas de saliva al estornudar

De uno a dos metros, aproximadamente, es lo que hasta habían calculado los expertos respecto a la distancia social que deberíamos mantener para evitar que el coronavirus COVID-19 pueda infectarnos. Sin embargo, parece que esa medida está lejos de ser la suficiente para eludir los contagios.

Un estudio realizado por una científica del Massachusetts Institute of Technology (MIT) sugiere que la cepa puede viajar más allá de ese metraje y que en verdad deberíamos mantenernos a unos prudenciales 27 pies, es decir unos 8 metros. El cálculo fue realizado por Lydia Bourouiba, profesora de esa institución académica, una de las más prestigiosas de los Estados Unidos y del mundo.

La investigación publicada en las últimas semanas mostró que las pautas oficiales de distancia social dadas por la OMS y los CDC se basan en información desactualizada sobre la tos y los estornudos. Las novedosas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) sugieren que las personas en todo el mundo deben mantenerse aproximadamente a seis pies o dos metros de distancia. Desafortunadamente, según la profesora asociada del MIT, "las gotas que contienen patógenos de todos los tamaños pueden viajar de 23 a 27 pies".

Durante años, Bourouiba estudió el comportamiento de los estornudos y toses en su Laboratorio de la Dinámica de los Fluidos de Enfermedades de Transmisión. De acuerdo a su estudio -reproducido por el diario USA Today- los gases producidos por esos tipos de exhalaciones podría "viajar hasta 27 pies". La investigación, así, podría tener una fuerte repercusión en las prevenciones que están tomándose en torno a la pandemia por el coronavirus COVID-19.

Según el estudio, debido al impulso hacia adelante de la nube, las gotas portadoras de patógenos se impulsan mucho más lejos que si se emitieran en forma aislada sin que una nube de nubes turbulentas las atrapara y las llevara hacia adelante. Dadas varias combinaciones de la fisiología y las condiciones ambientales de un paciente individual, como la humedad y la temperatura, la nube de gas y su carga útil de gotitas patógenas de todos los tamaños pueden viajar de 23 a 27 pies (7-8 m).  A lo largo de la trayectoria, las gotas de todos los tamaños se asientan o se evaporan a velocidades que dependen no solo de su tamaño, sino también del grado de turbulencia y velocidad de la nube de gas, junto con las propiedades del entorno (temperatura, humedad). y flujo de aire).

La investigación, sobre todo, exige mejores medidas para proteger a los trabajadores de la salud, aquellos que más en riesgo están en la lucha contra el virus mortal. Pero además, este nuevo parámetro de distanciamiento social podría evitar más contagios entre personas que estornudan o tienen tos, dos de los síntomas que indicarían que la cepa podría estar en el organismo.