Veganismo: una opción que puede provocar problemas de malnutrición - Por Anabel Oviedo

Veganismo: una opción que puede provocar problemas de malnutrición - Por Anabel Oviedo
Veganismo: una opción que puede provocar problemas de malnutrición - Por Anabel Oviedo

Desde el punto de vista nutricional, el vegano puede sufrir deficiencias proteínicas y de micronutrientes con consecuencias para la salud.

En principio, hay que destacar que el veganismo es una ideología o filosofía de vida y no simplemente una selección de alimentos. El rechazo al consumo de productos de origen animal responde a motivos éticos, de respeto a la especie animal y el bienestar del medio ambiente. Partiendo de aquí, una persona que no se alimenta con productos animales, pero que no medita, o compra prendas de cuero, o ejerce maltrato animal no puede considerarse vegano.

El vegano es un vegetariano estricto, que no incluye en su dieta huevos, leche ni siquiera miel. Es por esta razón que nutricionalmente se pone en tela de juicio, ya que puede ocasionar deficiencias proteínicas y de micronutrientes (vitaminas y minerales) y consecuentemente daños a la salud si no es supervisado por un profesional competente.

Los alimentos de origen animal aportan nutrientes esenciales que en los vegetales no encontramos o lo hacen con baja biodisponibilidad (es decir, que nuestro organismo no los absorbe o no aprovecha adecuadamente). Algunos de esos nutrientes están implicados en diferentes funciones biológicas de vital importancia, y cuyo aporte debe estar garantizado, especialmente en etapas de la vida como el embarazo, lactancia y primera infancia, donde el crecimiento y desarrollo del ser humano es primordial y las necesidades están aumentadas.

La vitamina B12 es, sin duda, el nutriente más crítico a vigilar en una alimentación vegana. Su carencia produce anemia y lo más peligroso, daño neuronal. Por este motivo, se recomienda la suplementación de vitamina B12 en todas las personas que llevan a cabo una alimentación vegana.

Las proteínas, pueden administrase a través de legumbres y cereales en una gran variedad de preparaciones y con una combinación adecuada aseguran la incorporación de aminoácidos esenciales. El problema aquí radica en el consumo de fibra alimentaria presente en las legumbres, frutas y vegetales, que si bien siempre es recomendable para la salud intestinal, el exceso de fibra disminuye la absorción de vitaminas y minerales, al mismo tiempo que genera gases y distención abdominal; generando así que las personas comiencen a restringir también el consumo de legumbres, principal fuente proteica para una dieta vegana.

El hierro y el zinc, fundamentales para un adecuado crecimiento infantil y funciones vitales para los adultos, pueden sufrir deficiencias en el veganismo, pero, no hay más incidencia de anemia ferropénica en pacientes vegetarianos que en omnívoros. Sí se debe tener en cuenta que los alimentos de origen vegetal presentan una pobre absorción de dichos nutrientes y deberán ser controlados con análisis hematológicos.

Otros nutrientes que pueden presentar carencias y generar enfermedades en dietas veganas son el yodo, vitamina D, Riboflavina, calcio y Omega 3.Al igual que los planes alimentarios de omnívoros, las dietas veganas deben estar planeadas y diseñadas por profesionales idóneos, para que exista un equilibrio tanto energético como de nutrientes esenciales. Los niños veganos son los que reciben un mayor impacto de las deficiencias nutricionales cuando esto no sucede, por ello las evaluaciones de crecimiento y exámenes de sangre, deben realizarse rigurosamente para que ofrezcan información del estado nutricional de manera temprana, que muchas veces no son visibles a la exploración física.

Sin bien cada persona tiene la libertad de elegir su alimentación es responsabilidad de cada uno y sobre todo de los padres que iniciaran a sus hijos al veganismo, buscar un asesoramiento nutricional oportuno para evitar carencias nutricionales y garantizar la salud de su familia.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA