sábado 24 de octubre de 2020

Tratar el agua de riego evolucionó el agro
Economía

Tratar el agua de riego evolucionó el agro

Un sistema creado en Suiza usa ondas electromagnéticas para mejorar la calidad del agua. Casa Femenia instala los equipos en Mendoza.

Tratar el agua de riego evolucionó el agro

La calidad del agua incide en forma directa sobre el buen rendimiento de los cultivos”, sostiene Alberto Femenia. En Mendoza, además de atender hectáreas de vid -en diferentes terroirs- los equipos de AQUA-4D también fueron aplicados a diversas plantaciones intensivas. En otros países, esta tecnología desarrollada en Suiza, es implementada en la producción de almendras (Estados Unidos), tomates (Italia), aceitunas (India) y frutas (Brasil).

Desde 2018, en nuestra provincia, Casa Femenia comenzó a instalar las primeras unidades de tratamiento electromagnético (AQUA -4D) con resultados excelentes tanto en suelos arcillosos como en los arenosos. La innovación en el tratamiento del agua de riego amplió el horizonte de la agricultura, evolucionado la actividad tanto en los invernaderos como en las superficies a cielo abierto.

El AQUA-4D es una técnica innovadora y amigable con el medio ambiente, capaz de contribuir a resolver los actuales problemas de la agricultura. El sistema se compone de una caja de control, el Command F Pro, que es el cerebro del sistema y el generador de las señales electromagnéticas que pasarán por la unidad de tratamiento que difunde esas señales en el agua.

En el territorio 

“Cada unidad de tratamiento procesa 22 m3 por hora, según el volumen que necesita el campo se conforma el equipo con una, dos  o más unidades; cada cuatro unidades se instala un computador  que realizará el  tratamiento del agua Los beneficios continúan acumulándose mientras el sistema está en operación continua. Las sales y otros elementos dañinos se extraen del suelo, los nematodos se repelen desde las zonas de las raíces y las reducciones en el uso de agua y fertilizantes se vuelven permanentes”, explica Femenia.

Según destaca la compañía, en sus casos de compañía, los productores en más de 40 países que invirtieron en AQUA-4D, registraron mejores rendimientos de una manera sostenible, libre del uso de químicos y respetuosa con el medio ambiente.

En Etiopía, por ejemplo, el gerente general de una influyente empresa francesa de vinos (que cultiva uvas premium en suelo africano) reconoce a través del tratamiento electromagnético del agua de riego logró una reducción del 35% en el uso del agua y un aumento del 20% en el rendimiento de la producción. Los rindes aumentan entre el 6% al 40% o más según el tipo de cultivos. Se han medido mejoras consistentes en el tamaño y la calidad de la fruta o de la verdura, la estructura de la hoja y el desarrollo de la raíz.

El sistema utiliza una señal electromagnética finamente calibrada para tratar el agua de riego antes de que se aplique a los cultivos. El sistema disuelve los minerales y otros materiales orgánicos en el agua en elementos más pequeños, mejorando inmediatamente la capacidad de cualquier planta para absorber mejor lo que necesita en su desarrollo.

AQUA4D ayuda a combatir los nematodos aumentando la producción. El tratamiento electromagnético mejora la efectividad de los fertilizantes, como en un mejor uso y aprovechamiento del agua; esto permitirá mejores cosechas y cultivos más saludables.