domingo 20 de junio de2021

El mendocino Rodrigo Etem expone su obra en Museo Franklin Rawson de San Juan
El artista visual Rodrigo Etem expone su reciente obra "Yendo", en el Museo Bellas Artes Franklin Rawson en San Juan.
Sup. Cultura

El mendocino Rodrigo Etem expone su obra en Museo Franklin Rawson de San Juan

El artista llevó a ese prestigioso museo sanjuanino “Resistir. Construcciones de Rodrigo Etem”, una muestra audiovisual con parte de su reciente producción que nació en cuarentena.

El mendocino Rodrigo Etem expone su obra en Museo Franklin Rawson de San Juan
El artista visual Rodrigo Etem expone su reciente obra "Yendo", en el Museo Bellas Artes Franklin Rawson en San Juan.

¿Cuáles son las pautas que la nueva normalidad nos podría llegar a trazar en un camino aún sin definir? Es el interrogante que surge en un mundo lleno de incertidumbre, con nuevas formas de relación y de producción. Y el arte en su totalidad no es ajeno a lo que se palpita, sino que es reflejo de lo que sucede y resulta una ventana para encontrar otras posibilidades de creación y discurso.

Y esta es una premisa que el artista visual y fotógrafo mendocino Rodrigo Etem viene indagando hace tiempo. Pero en plena pandemia, obligados a confinarnos y viendo como los museos y salas de arte cerraron sus puertas, el realizador encontró a través de internet una manera expresiva de plantear ese discurso y búsqueda. Se trata de la película “Yendo”, una especie de road movie realizadas con el sistema street vie que permite Google y forma parte de “Resistir. Construcciones de Rodrigo Etem”, la exposición que estará hasta fin de año en la sala 2, del Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson en San Juan, que recientemente abrió sus puertas bajo estricto protocolo de higiene y lo tiene al mendocino como uno de los artistas convocados.

Rodrigo Etem creo "Yendo", un trabajo audiovisual que surge de las imágenes del sistema street vie, de los distintos lugares y ciudades llamados "Progreso" en América.

El Progreso como destino

Bajo la curaduría de Berny Garay Pringles en la exposición, Etem recopila el material de la serie “Etem 109”, videos tutoriales que construyó de manera casera y sirviéndose de internet como una fuente de inspiración y producción. Y como un presagio de los tiempos que corren, en “Yendo” su reciente obra hace un recorrido virtual por distintas ciudades y pueblos de todo el continente Americano, para no solo mostrarlos desde lo visual si no plantea un discurso propio de aquellos que habitan ese espacio.

“La última producción la hice en cuarentena. Y es un viaje que atraviesa todo el continente Americano; una road movie pero por street vie. Es un viaje por todo el continente donde toco pueblos, barrios o ciudades, que son denominados Progresos. El itinerario comprende desde Estados Unidos y termina en Uruguay. Y la inquietud surge de crear con lo que tenía a mano, con la idea viajar en la virtualidad y generar algo distinto. Además que internet es la herramienta con la que nos estamos expresando”, sintetiza el artista sobre el reciente trabajo en el que el curador Berny Garay Pringles resalta la búsqueda de las nuevas formas de habitar los espacios y cómo la tecnología diluye esas fronteras.

En 20 minutos el mapa virtual de “Yendo” condensa la imagen de cientos de lugares a lo largo y ancho del continente cuyo nombre es “Progreso”, pero la fotografía no devuelve un sitio moderno o futurista. Si no que es el reflejo de ese falso progreso en el que está inmerso la sociedad. A lo cual agrega diálogos espontáneos de quienes habitan ese espacio, que se suman a este juego de conocer un contexto original, a través del lenguaje web y resignificar.

Así crea una narrativa y entramado de imágenes disponibles en internet y las tiñe de una mirada propia con el procedimientos de la cultura DIY (Do it yourself/ hágalo usted mismo).

-¿La tecnología toma protagonismo en las nuevas formas de producción artística?

-Sí. Todas las épocas han tenido sus herramientas con lo que los artistas se han expresado. Y esta limitación que tenemos hoy, de solo usar lo que tenés en tu casa, empezas a usar otras herramientas que estaban disponibles, pero no veíamos el potencial expresivo. Es plantarse y con lo que hay, ver que se puede hacer, como puedo hacerme preguntas y resolver lo que estamos viviendo. No por estar encerrados o vivir bajos otras normas hay que dejar de expresarse o tener una mirada curiosa del hoy. Más que buscar una respuesta ver cómo lo podemos transitar.

-¿Cuál fue la búsqueda en tu nueva obra?

-Es un tema que vengo trabajando en mi obra, la idea de progreso. Si realmente estamos avanzando, si los cambios tecnológicos o lo que vamos avanzando es realmente un progreso, si nos hace bien. Esto está presente en otros trabajos como una pregunta recurrente. Y en esta película es bajarlo a un nivel gráfico. Tampoco tengo la respuesta, si no es tratar de resolver la cotidianeidad.

-La nueva forma de producción, ¿genera otra forma de comunicación con el público?

-Pienso internet como un sitio para producir, donde podes sacar material o también para hacer circular la producción. Es un campo de exploración, es una plataforma que la uso y pienso como nos afecta, como nosotros actuamos frente a ella. Hay un campo de posibilidades de circulación gigante, que es mucho más democrático, porque lo subís y puede llegar a cualquiera. Es un contenido que está libre disponible para todos.

La obra del mendocino estará expuesta en la sala 2 del Museo Bellas Artes Franklin Rawson en San Juan.

-Los museos o salas de arte ¿van a virar su relación con la gente después de estos meses de confinamiento?

-Creo que se está pensando en cómo los museos van a tener otro vínculo con su comunidad. Eso se está pensando, aunque no se sabe si será más presencial o virtual. Pero creo que van a tener que reinventar su vinculación, su nexo con el público. Porque en esto que vivimos quedó manifiesto que esos espacios necesitan una cercanía más profunda con la comunidad. Que no sea solo un lugar para ir, visitar y llevarte una experiencia. Sino que sea un lugar que tenga una relación, que sea importante por algo con la gente, que brinde otros servicios para la comunidad, que esté más cercano. En este tiempo se ha pensado una cercanía que no tenían a través de la virtualidad. No sé si será por ahí lo que viene, pero si nos quedamos en que es un paseo turístico o de goce, nos quedamos muy cortos. Creo que las salas tienen un montón de cosas para brindar, que sean beneficiosos tanto para la cultura y la sociedad.