sábado 26 de septiembre de 2020

El gobernador de Salta denunció que ingresaron cientos de bolivianos de forma ilegal al país.
Sociedad

Video: denuncian que cientos de ciudadanos bolivianos burlaron controles y entraron de forma ilegal al país

Muchos de los que ingresaron a Salta son bagalleros que se dedican al transporte de mercadería de contrabando, como prendas textiles y bolsas con la milenaria hoja de coca para el “pijcheo”.

El gobernador de Salta denunció que ingresaron cientos de bolivianos de forma ilegal al país.

En este contexto de crisis generada por la pandemia del coronavirus y pese a que las fronteras están cerradas, son muchos los ciudadanos bolivianos que se las ingeniaron para ingresar al país por el norte salteño.

Esta situación, por momentos descontrolada, fue denunciada por el gobernador salteño Gustavo Sáenz, quien le pidió ayuda a Alberto Fernández.

En su cuenta de Twitter, el mandatario salteño le mandó un mensaje al Presidente y lo acompañó un video en el que se ve a cientos de ciudadanos bolivianos intentando ingresar al país por pasos ilegales. ”Esto sucede en las fronteras señor Presidente. Gendarmería y las fuerzas policiales trabajan sin descanso para evitar el ingreso de extranjeros. Nuestras fronteras son extensas y con muchos pasos ilegales, literalmente se requiere un Ejército para poder custodiarlas”.

“Estoy seguro que usted dimensionará la magnitud del peligro que significa esta situación para la salud y la vida, no solo de los salteños sino también de todos los argentinos! Entiendo que la Ley no permite el patrullaje terrestre del Ejército”, agregó.

Fueron decenas los que lograron sortear los controles de la policía provincial y Gendarmería y entraron a Argentina por los pasos de Aguas Blancas-Bermejo, en Orán, y Salvador Mazza-Yacuiba.

Muchos de los que ingresaron son bagalleros que se dedican al transporte de mercadería de contrabando, como prendas textiles y bolsas con la milenaria hoja de coca para el “pijcheo” (acullico).

Algunos con mucha suerte ingresan a las localidades argentinas de Aguas Blancas y Salvador Mazza, pero otros se quedan en el camino porque son interceptados por las fuerzas de seguridad para su posterior deportación o simplemente les piden diplomáticamente que regresen a su país.

Según datos oficiales de la Policía provincial de Salta, en los últimos dos meses se hicieron varios procedimientos disuasivos y se impidió el ingreso ilegal de más de 1.300 bolivianos en los dos pasos fronterizos que tiene con Bolivia.

Los bolivianos cruzan a nado por el río Bermejo y después burlan la vigilancia policial por pasos inhabilitados para ingresar a Aguas Blancas, donde adquieren productos alimenticios y después retornan a su país.

A mediados de julio pasado, efectivos de Gendarmería sorprendieron a ciudadanos de Yacuiba que intentaban entrar a Salvador Mazza a través de un desagüe pluvial.

El secretario ejecutivo de la Federación de Gremiales de Bermejo, Freddy Rueda, dijo que por medio de la Cancillería boliviana gestionan ante su similar de la Argentina para que se concrete un corredor de integración comercial con Aguas Blancas dos veces a la semana, entre el lunes y viernes, con las normas de bioseguridad.

Rueda explicó que con esto se busca que comerciantes medianos puedan internar legalmente productos alimenticios para cubrir la demanda en el mercado interno y la escasez de otros.

Sáenz está decidido a reforzar el control con efectivos militares en ambos pasos fronterizos que tiene esa provincia argentina con Bolivia para frenar el contagio por coronavirus en territorio argentino. Yacuiba, con 867 infectados, y Bermejo, con 177 casos reportados hasta la fecha, son las ciudades con más positivos por Covid-19 después de la capital de Tarija, con 3.389.