Así luce hoy el Ecoparque de Mendoza, a seis años de su cierre: qué pasará con los animales exóticos

Los animales que no puedan ser reinsertados o derivados a reservas permanecerán en el predio de 41 hectáreas. Foto: Claudio Gutiérrez / Los Andes
Los animales que no puedan ser reinsertados o derivados a reservas permanecerán en el predio de 41 hectáreas. Foto: Claudio Gutiérrez / Los Andes

Cerrado al público desde mayo de 2016, dentro del predio de 41 hectáreas se continúa trabajando para mejorar las condiciones de los ejemplares que quedan. Se destinarán 10.5 millones de dólares a obras importantes. No abrirá hasta que no estén satisfechas las necesidades básicas de las especies.

En mayo de 2016, luego de una seguidilla de muertes de animales, el Ecoparque de Mendoza, convertido en tal en diciembre de 2015, cerró sus puertas al público. Desde entonces, nunca reabrió como paseo público. No obstante, el hecho de que no pueda ser visitado no significa que el lugar haya quedado pausado en el tiempo.

Mientras se espera por el inicio de las obras más importantes para reabrirlo, ya con un paradigma que difiere de la vieja idea del zoológico, donde el cautiverio de los animales era el eje del esparcimiento, en el interior de las 41 hectáreas y de los 7 kilómetros de camino del predio han comenzado algunas tareas.

Ecoparque de Mendoza
Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza  Foto: Claudio Gutiérrez
Ecoparque de Mendoza Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza Foto: Claudio Gutiérrez

“Hoy lo primordial son los animales. Una vez que se puedan satisfacer sus necesidades básicas, recién se empezará a pensar en reabrir al público”, destacaron el director del Ecoparque de Mendoza, Juan Ignacio Haudet, y el consejero del lugar por parte de la Fundación Franz Weber, Leandro Fruitos.

Las obras más importantes que se realizarán son la construcción del nuevo ingreso al paseo, que ya no estará donde funcionó la tradicional boletería, y las oficinas. Una confitería, un auditorio con biblioteca, la plaza, la remodelación de los caminos internos y un nuevo sistema de riego también serán flamantes obras.

Para ello se destinarán 10,5 millones de dólares, aportados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), parte de un remanente que le quedó a la Provincia de obras en el canal Cacique Guaymallén. En septiembre se hizo el llamado a licitación y se presentaron tres ofertas que están en análisis.

“La construcción de esos edificios es parte de un máster plan, en el que también la Provincia invertirá. Una vez que se adjudiquen y comiencen las obras, se ha fijado un plazo de 14 meses para su finalización. Y en simultáneo se irá avanzando con los otros trabajos encarados por la Provincia”, destacó Haudet.

Entre los trabajos que ya se han iniciado se destaca el mejoramiento del cierre perimetral, la mejora de la antigua hostería –patrimonio del lugar y donde hoy están las oficinas administrativas- y la construcción del nuevo recinto de los monos papiones, especie que quedará en el lugar ya que es imposible su traslado. La construcción de este último espacio demandará 90 días y se encontrará en la parte alta del paseo, que estará reservada para animales.

“La idea es que los animales que queden en el lugar no estén en una exposición invasiva, que el animal no pueda ver a la gente”, indicaron Haudet y Fruitos.

En el Ecoparque mendocino quedan todavía 1.600 animales. De ellos, una gran mayoría son especies de corral y están incluidos en el programa de adopción responsable. El resto, entre los que se destacan los exóticos, tendrá como destino santuarios o reservas, siempre y cuando se pueda avanzar con esas gestiones. O se quedarán en el lugar ante la imposibilidad de la reinserción.

“La población ideal debería ser de 500 animales por año. Entre ellos se incluye a los que estarán en recuperación y van a estar entrando y saliendo permanentemente, además de aquellos que deberán permanecer porque no pueden ser reinsertados”, sostuvo el director del Ecoparque.

Ecoparque de Mendoza
Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza  Foto: Claudio Gutiérrez
Ecoparque de Mendoza Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza Foto: Claudio Gutiérrez

El Ecoparque por dentro

Hay espacios del predio que parecen haberse congelado en la década de 1940. Aunque con remaches, parte de la infraestructura jamás recibió mejoras integrales desde su construcción.

La población de animales se ha reducido durante los últimos años. A los traslados de especies exóticas a santuarios se suman aquellos animales dados en adopción responsable, programa que recientemente fue declarado de interés por el Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema). “El programa comenzó en 2018 e incluye a animales de corral. Detrás del proceso de selección hay un consejo consultivo que toma la decisión de hacia dónde van los animales. Se deben cumplir una gran cantidad de requisitos y todos los movimientos pasan por Fiscalía de Estado”, explicó Haudet.

Desde que el zoológico mutó a Ecoparque han salido 1.481 ejemplares. De ellos, 1.359 se distribuyeron dentro de la adopción responsable, mientras que 122 animales son de especies silvestres y fueron parte de distintas derivaciones. Además, desde 2017 se puso foco en el control poblacional, en el saneamiento y los controles.

En el Ecoparque quedan todavía varios monos. A los 175 papiones que serán relocalizados se suman los monos caí y que hoy son una preocupación. Y es que muchos de ellos se encuentran sueltos e, incluso, hay padres que llevan a sus hijos hasta las rejas para darles de comer, como si siguiera abierto el zoo.

Ecoparque de Mendoza 
Jaula de los monos Papiones los cuales estan atravesando una superpoblación.
Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza  Foto: Claudio Gutiérrez
Ecoparque de Mendoza Jaula de los monos Papiones los cuales estan atravesando una superpoblación. Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza Foto: Claudio Gutiérrez

Más allá del esfuerzo de los trabajadores del lugar por “arriar” a esos monos con tutucas y otros alimentos para que no se escapen, lo cierto es que ellos siempre vivieron en estas condiciones en el lugar. Tampoco hay una precisión exacta de la cantidad de ejemplares.

Los 11 monos carayá (o aulladores) –encerrados y controlados- completan la población de primates.

Ecoparque de Mendoza 
Jaula de los monos Papiones los cuales estan atravesando una superpoblación.
Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza  Foto: Claudio Gutiérrez
Ecoparque de Mendoza Jaula de los monos Papiones los cuales estan atravesando una superpoblación. Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza Foto: Claudio Gutiérrez

Los reyes de este suelo

La parte alta proyectada en el Ecoparque será la que se destinará a las especies que estén en rehabilitación. Allí se ha previsto la construcción de tres pumarios y tendrán la función de seguir de cerca a los pumas que ya están en el lugar, así como también a aquellos que lleguen rescatados. En el caso de que se puedan reinsertar en su hábitat, se lo hará oportunamente. Pero si llegara a determinarse que no sobrevivirían en libertad, se los mantendrá en el lugar.

Ecoparque de Mendoza
Tigre en su recinto 
Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza  Foto: Claudio Gutiérrez
Ecoparque de Mendoza Tigre en su recinto Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza Foto: Claudio Gutiérrez

También quedan seis ejemplares de cóndor andino, que por sus características, difícilmente puedan ser reinsertados en su hábitat natural. Ellos contarán con un espacio exclusivo y a futuro se concientizará sobre la importancia cultural, patrimonial y espiritual de la especie.

El futuro de los elefantes y de las especies exóticas que quedan

Mirando hacia atrás, resulta increíble concebir que la chimpancé Cecilia, que fue trasladada a un santuario en Brasil, haya pasado gran parte de su vida en un reducidísimo recinto. O que el oso Atila, uno de los 10 que fue a una reserva en Estados Unidos, no haya salido de una cárcel de 70 metros cuadrados durante 19 años.

Aún quedan algunas especies exóticas en el Ecoparque. Los elefantes Kenya y Tami son los dos más conocidos, y a ellos se suman las tigresas de Bengala Luci y Violeta, antílopes, cebras y camellos.

Ecoparque de Mendoza
Elefante Tamy en su recinto
Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza  Foto: Claudio Gutiérrez
Ecoparque de Mendoza Elefante Tamy en su recinto Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza Foto: Claudio Gutiérrez

La muerte de la elefanta Pocha en el Santuario de Brasil le puso un freno al proceso que iba más que encaminado para el viaje de Kenya al lugar. “Todavía no están los resultados de la autopsia de Pocha. Los estudios los hizo una universidad de Brasil y se necesitan 12 semanas de cultivo de las pruebas”, explicaron.

Una vez que se conozcan los resultados de la autopsia y se determine qué causó la muerte de Pocha, se retomarán los trabajos referidos a traslados y derivaciones, siempre y cuando no exista ningún riesgo.

Ecoparque de Mendoza
La elefanta Kenia en su recinto
Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza  Foto: Claudio Gutiérrez
Ecoparque de Mendoza La elefanta Kenia en su recinto Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza Foto: Claudio Gutiérrez

Obras en 2023

Para el año próximo hay un ambicioso plan de inversión. Lo más importante tiene que ver con la construcción de una clínica veterinaria, los pumarios, el saneamiento de la laguna de los flamencos y la instalación de un domo con contenido virtual que permita “interactuar” con la fauna autóctona.

Ecoparque de Mendoza
Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza  Foto: Claudio Gutiérrez
Ecoparque de Mendoza Mientras se esperan las obras en el actual Ecoparque algunos animales continuan en el ex zoo de Mendoza Foto: Claudio Gutiérrez

Todo lo referido a la flora de Mendoza también tendrá un marcado protagonismo en el paseo. “El desafío será migrar a especies forestales más adecuadas a Mendoza, teniendo en cuenta la demanda hídrica. También se cambiará el sistema de riego, distribuido por hidrozonas”, concluyeron las autoridades.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA