Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día

Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Eli Caballero (40) es una referente en el Valle de Uco con sus campañas solidarias, lo que le ha valido la comparación con el popular influencer.

Eliana Caballero es conocida en todo el departamento de Tunuyán como “la Santi Maratea tunuyanina”. Con humildad y siempre con una sonrisa, Eli comienza a reír de manera contagiosa cuando ella misma cuenta que le han puesto ese sobrenombre. Y es que, como suele decirse, la mujer ha demostrado que vive por y para los demás. Colectas solidarias para merenderos, para un asilo de ancianos estatal de esa ciudad del Valle de Uco y hasta una visita al bosque Impenetrable (en Chaco) para llevar ayuda a las comunidades originarias y vulnerables que viven en el lugar son parte de las últimas acciones de las que ha participado.

Pero, como si con eso fuera poco, Eliana –que es esteticista y tiene 40 años- fue la impulsora hace ya más de un año de una iniciativa que también dio que hablar (y lo sigue dando): se puso al frente de una campaña de reconstrucción de cejas para mujeres que están en tratamiento oncológico y pierden su cabello por la quimioterapia.

Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.
Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.

A ello hay que agregarle lo que es ahora su más reciente –y generosa- meta: conseguir leche, cacao, golosinas y regalos para más de 500 niños de 11 merenderos de Tunuyán, a quienes quiere hacerle llegar todo esto por estos días y para que puedan pasar un Día de la Niñez realmente feliz. Claro que las cosas no son fáciles en la vida de Eli, y mientras más se pone en campaña para ayudar a lo que menos tienen, mayores son las adversidades que la vida le pone adelante.

Y es que en el último mes la mujer sufrió dos imprevistos mientras intentaba juntar ayuda para los demás: fue estafada con un microondas que había comprado para ayudar a una joven tunuyanina y sufrió un accidente en su auto mientras iba a comprar mercadería para repartir luego entre merenderos y comedores del lugar.

“Con lo del microondas me sentí realmente mal, porque era para ayudar a una chica que lo necesitaba y estaba en silla de ruedas. Cuando lo probamos, andaba bien. Pero cuando se lo llevamos a la chica, no calentaba. Y la persona nunca me devolvió la plata, por lo que tuve que pedir un préstamo que estoy pagando todos los meses para comprarle uno nuevo. Y el accidente del auto fue hace unos 20 días, me chocaron de atrás cuando iba a comprar mercadería y tuve que estar un día entero en el hospital”, recapitula Eli, sin perder su optimismo y sus buenas vibras. “Pero acá estamos, como suele decirse, lo que no te mata, te fortalece. ¡Y estamos más fortalecidos que nunca!”, resume Eliana Caballero.

Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día. Foto: Gentileza Eliana Caballero.
Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día. Foto: Gentileza Eliana Caballero.

Y es que el fin de semana pasado se organizó para llevar mercadería y todo un show de música y animación para los hombres y mujeres que se encuentran alojados en el asilo Santa Teresita. Además, ya empezó a trabajar para ayudar a 11 merenderos para el Día de la Niñez.

Contra viento y marea

Eliana Caballero siempre encuentra algo que hacer, para ayudar a los demás –por lo general-. Siempre está lista para asistir, cual boy scout -o girl scout, en este caso- a quien más lo necesita. Y eso fue lo que la motivó a conseguir un horno microondas para una joven tunuyanina que no solamente se encuentra en una difícil situación económica y social, sino que además tiene ciertas limitaciones ya que necesita usar silla de ruedas. Hace poco más de un mes, Eli inició una campaña para conseguir el dinero suficiente y poder regalarle el horno. Con ayuda de los demás, esa gente incondicional e imprescindible que siempre la ayuda, Eliana logró conseguir el electrodoméstico y lo compró usado. Pero las cosas no salieron como ella lo esperaba.

“Cuando lo fuimos a ver, funcionaba perfecto. Pero cuando lo compramos y se lo llevamos a la chica, no funcionaba, ¡ni siquiera calentaba! Cuando le llamé a la persona a quien se lo había comprado, me dijo que no tenía el dinero ya. En pocas palabras, me estafaron”, destaca con dejos de resignación, pero dejando en claro que no se va a dar por vencida, ni aún vencida. “Un empresario que conozco de acá (Tunuyán) me dio la posibilidad de sacar un crédito especial y poder comprar un microondas nuevo para llevarle a la chica. Y ese funciona perfecto y lo puede disfrutar ahora”, cuenta la esteticista solidaria del Valle de Uco, quien está pagando mensualmente el horno.

Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día. Foto: Gentileza Eliana Caballero.
Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día. Foto: Gentileza Eliana Caballero.

Unos días después de este engaño, en el momento en que Eliana y su esposo se dirigían en su auto a comprar mercadería para distribuir y ayudar a merenderos para el próximo Día de la Niñez, la suerte volvió a jugarles una mala pasada. “Tuvimos un choque desde atrás y perdimos nuestro auto. No pasó nada grave, pero tuve golpes en todo lados, aunque el más complicado fue en la zona del estómago ya que a mí me operaron de la vesícula. Estuve todo un día en el hospital, y ahora vienen todos los estudios porque me tengo que hacer ver. En lo que más me ha perjudicado es en que, al no tener el auto, no puedo ir hasta los mayoristas de Mendoza, donde iba todas las semanas a comprar mercadería en cantidad para repartir a los chicos y al asilo. Pero, por suerte, la gente que siempre me ha ayudado se ha ofrecido a llevarme por acá en su auto para seguir haciendo las compras”, resume, con esa visión y postura de observar siempre el vaso “medio lleno”.

Por un día de la niñez feliz para todos

Eliana es la cara visible, la cabeza de este grupo de voluntarios que ayudan desinteresadamente a quienes más lo necesitan en Tunuyán, y cuando más lo necesitan. Ella misma resalta, entre otros personajes claves, al cantante Nacho Silva (nacido en Tunuyán, radicado en Buenos Aires y que ha participado en La Voz Argentina) y a Emanuel Mendez, un productor local que fabrica implementos agrícolas y que la ayuda a conseguir y llevar material a los lugares donde llega la ayuda.

Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día. Foto: Gentileza Eliana Caballero.
Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día. Foto: Gentileza Eliana Caballero.

“Ahora nos hemos propuesto ayudar con leche, cacao, azúcar y sorpresitas de regalo a más de 500 niños de 11 merenderos de Tunuyán. A partir de esta semana, de hoy mismo, vamos a empezar a repartir la mercadería en los merenderos para que cada uno festeje cuando pueda y quiera, pero que tengan algo para darle a los niños y que disfruten”, cuenta Eliana con su transparencia característica.

De hecho, ella misma y los voluntarios que la acompañan ya se comprometió a estar presente el domingo 28 de agosto en un merendero de Vista Flores, con un número musical y una celebración especial.

“La idea es llevar todo para que en cada lugar puedan festejar el Día de la Niñez, que tengan una taza de chocolate, sorpresitas y golosinas”, resume Eliana, quien anoche se acostó a las 3 luego de terminar de preparar las sorpresitas que comenzará a repartir hoy.

Cómo ayudar

Para que Eliana Caballero y su grupo de voluntarios puedan ayudar a que más de 500 niños de Tunuyán pasen un verdadero feliz Día de la Niñez, “la Santi Maratea tunuyanina” necesita:

  • Leche.
  • Cacao.
  • Azúcar.
  • Golosinas.
  • Tortitas u otros panificados.
Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día. Foto: Gentileza Eliana Caballero.
Una más de la “Santi Maratea tunuyanina”: se accidentó, fue estafada y ahora busca que 500 niños tengan su feliz día. Foto: Gentileza Eliana Caballero.

Quienes puedan y quieran ayudar con Eliana, puede comunicarse al 2622540306, donando a la cuenta de Mercado Pago vinculada a esa cuenta o llevando en persona la mercadería a la casa de la mujer: Barrio Pircas I, calle Los Plátanos 588, de Tunuyán.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA