Una maratón infantil para recaudar alimentos y abrigo para un merendero

Merendero Construyendo Pasitos, de Guaymallén.
Merendero Construyendo Pasitos, de Guaymallén.

Será el domingo en el Predio de la Virgen, de Guaymallén con el fin de recaudar ropa de abrigo y alimentos no perecederos, además de promover el deporte y la vida saludable

La I Maratón convocada por el merendero Construyendo Pasitos, de Guaymallén, donde concurren a retirar su vianda más de 90 personas entre niños, abuelos y mamás embarazadas, tendrá lugar este domingo, a las 15, en el Predio de la Virgen.

La iniciativa tiene un doble objetivo: recaudar alimentos no  perecederos, útiles escolares y ropa de abrigo para los propios concurrentes al merendero y promover la vida saludable y el deporte. Por eso la inscripción tendrá como valor la donación de los citados elementos.

“Tenemos mucha expectativa para nuestra primera maratón. Ese día se les entregará a cada niño una medalla que tendrá impresa un valor, como la empatía, la solidaridad, el amor y además se le brindará una merienda saludable y un refresco”, anticipó Verónica Zarandón, fundadora del merendero, situado en Félix Suárez 2240 de Guaymallén.

Se invita a empresas y particulares a participar con premios o sumarse al evento, que contará con shows y toda la seguridad adecuada para los niños participantes.

La actividad se desarrollará gracias a la colaboración de Darío Di Césare y Andrea Bocura, que colaboraron y donaron los trofeos y al local comercial Verisa, además de la Asociación Mendocina Triatlón y municipalidad de Guaymallén.

El padrino de la institución es Gustavo Balvarrey, quien colabora de manera permanente.

Las categorías son las siguientes: niños de 4 y 4 años, 100 metros; 5 y 6 años, 200; 7 a 9, 500; 10 a 12, mil y 13 a 15, 1500 metros.

La historia del merendero

Verónica tiene una historia muy profunda y de algún modo dolorosa: por eso abrió el merendero en su casa y en el período más estricto de la pandemia. Allí no solo se alimentan niños y adultos sino que generó espacios de arte y lectura y también se festejan los cumpleaños a partir de un proyecto denominado “Pedí tres deseos”.

Hoy, cada vez que abre su portón y ve a los niños con su jarrito esperando recibir su ración de leche, aparece en su memoria la niña que alguna vez fue: una niña repleta de hermanos que vivía en una carpa y se alimentaba gracias al merendero del barrio.

Nada resultó fácil en la vida de esta mujer aguerrida, casada y mamá de dos hijos, que estudió y salió adelante para torcer un destino que parecía irreversible.

Con la ayuda de un grupo de mamás voluntarias y el aporte vecinos y particulares solidarios, Verónica recibe dos veces a la semana a 70 chicos del sector para brindarles una suculenta merienda. Además, creó un ropero comunitario.

“Todo está difícil y cada vez es más complicado reunir elementos. Por eso esta maratón tiene como objetivo hacernos conocer más y convocar gente solidaria que nos brinde una mano para poder subsistir”, amplió.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA