Un nene de 5 años cayó por el hueco del sótano en un negocio y tiene fractura de cráneo

Un nene cayó por el hueco del sótano y está grave.
Un nene cayó por el hueco del sótano y está grave.

El pequeño estaba junto a su papá en un local de comidas y no advirtió que la tapa ubicada en el centro del local estaba abierta.

Un nene de 5 años permanece internado en terapia intensiva con fractura de cráneo, luego de que cayera por un hueco al sótano de un local de comidas en Buenos Aires.

El terrible accidente ocurrió este domingo, cuando Máximo ingresó a comprar donas junto con su papá en un establecimiento de Whoopies ubicado en el barrio porteño de Saavedra.

Mientras el hombre se encontraba en la caja abonando la mercadería, el pequeño se dirigió al baño del comercio y al salir no advirtió que la tapa del sótano –emplazada en el centro del local- estaba abierta.

La criatura avanzó hasta donde estaba su padre y al llegar al hueco cayó a una profundidad de dos metros. “Él pisa en falso, pega la pera en la punta y cae para adentro. Se cayó seco y tuve que bajar a buscarlo por las escaleras, caminé una cuadra con él ensangrentado, me subí al auto y lo llevé al Pirovano, donde lo atendieron de maravilla”, relató Mariano, el padre del pequeño, al sitio Saavedra on line.

Tras la internación de Máximo en el Hospital de Niños Pedro Elizalde, Mariano hizo una furiosa denuncia en las redes sociales del accidente que protagonizó su hijo debido a la aparente negligencia del local: “Tenían abierto el sótano y mi hijo cayó adentro. Tiene fractura de cráneo y está internado. Hijos de mil p…”.

Según lo detalló Infobae el dueño del local, Mariano Améndola, explicó por qué el negocio permaneció abierto tras el accidente: “No fue por un tema de facturación. Todos los empleados quedaron shockeados por lo ocurrido y le dije a la encargada que continuaran trabajando por si volvía el padre para que tomaran contacto con él”.

“Cuando el nene se abrió la cabeza, la encargada llamó a la ambulancia pero el padre no quiso esperar y lo llevó directamente al hospital”, detalló y luego agregó: “Como no era un cliente que estaba consumiendo en el lugar y no pagó con la tarjeta de crédito no sabíamos cómo ubicarlo hasta que un vecino nos facilitó el celular del papá, yo mismo lo llamé y me puse a su disposición. Fue un accidente desgraciado”.

“Comparto el dolor del padre porque también soy padre. Esta mañana hablé con Mariano y me contó que a su hijo le van a hacer otra tomografía. Por mi parte, le dije que si necesitaba tratarlo en otro lugar para que su evolución sea más rápida que cuente conmigo”, cerró el dueño.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA