domingo 5 de julio de 2020

El merendero Corazones Felices ubicado en el distrito EL Sauce de Guaymallén, necesita ayuda para poder alimentar a los niños de la zona. Foto: José Gutiérrez / Los Andes
Sociedad

Un merendero de El Sauce necesita donaciones de alimentos para poder darle de comer a más de 160 niños

Se trata del establecimiento "Corazones Felices", donde se ha incrementado la cantidad de niños y sus madres que buscan viandas para almorzar y merendar. Necesitan también materiales de construcción, para mejorar el salón cuando los chicos puedan volver.

El merendero Corazones Felices ubicado en el distrito EL Sauce de Guaymallén, necesita ayuda para poder alimentar a los niños de la zona. Foto: José Gutiérrez / Los Andes

La pandemia y sus consecuencias sociales azota, y fuerte; sobre todo a quienes menos tienen y más necesitan. En el merendero “Corazones Felices” (ubicado en el Callejón Vargas 6.001 del distrito guaymallino de El Sauce) se incrementó notablemente la cantidad de niños asistidos en los últimos meses. Y por eso es que ahora necesitan de la ayuda de la comunidad para poder asistir a los más de 160 niños -y sus madres- a quienes les sirven el almuerzo y la mediatarde todos los días, de lunes a viernes.

Un merendero de Guaymallén pide ayuda: necesitan alimentos y material de construcción.

“Preparamos 230 viandas todos los días; y con la llegada de la pandemia, se ha incrementado la cantidad de personas a las que damos asistencia. Si antes hacíamos 40 kilos de fideos por día, ahora estamos haciendo 80 kilos. Eso ha derivado en que nos quedemos sin comida más rápido. Por eso es que necesitamos que, quien pueda, nos done aceite, fideos, harina, puré de tomate. Y también cacao, azúcar; todo lo que sea mercadería. Desde ya le agradecemos muchísimo a la gente”, destacó la responsable del espacio, Paola Castro; quien indicó que la asistencia se brinda a todos los niños -desde recién nacidos y de hasta 16 años- que viven en la zona de El Sauce.

Quienes puedan y deseen colaborar con este material, puede comunicarse con Paola al celular 2616787807. “Todo es bien recibido, y lo agradecemos un montón”, agregó con humildad.

El sueño de un espacio mejorado

En épocas de pandemia de coronavirus y siguiendo las recomendaciones sanitarias para evitar contagios y circulación, los niños no están asistiendo a las instalaciones del merendero. Son sus madres quienes todos los días, recipiente en mano, llegan al lugar y se llevan una de las 230 viandas que -solidariamente- cocinan en el lugar.

En el lugar se asiste a más de 160 niños y a sus madres.

Sin embargo, más temprano que tarde la pandemia pasará. Y las responsables del lugar se entusiasman y sueñan con un salón más amplio y con más comodidades para asistir a los niños y sus madres. “El salón actual nos ha quedado chico ya. Por eso es que soñamos con poder construir uno más amplio para cuando los chicos puedan volver. La idea es que los chicos cuenten con un lugar más cómodo y calentito”, agregó Pao.

Por esto mismo, la convocatoria solidaria para las donaciones también se extiende a material de construcción que pueda convertir este anhelo en una realidad. Ladrillos, cemento, hierro, ripio y arena también son bienvenidos en “Corazones Felices”. Y quienes puedan ayudar, también deben comunicarse al celular de Paola (2616787807).