Un cerro de Siete Colores al este de Uspallata

USPALLATA. UN PASEO POR LAS BÓVEDAS, LOS CERROS Y SITIOS ARQUEOLÓGICOS. C° SIETE COLORES
USPALLATA. UN PASEO POR LAS BÓVEDAS, LOS CERROS Y SITIOS ARQUEOLÓGICOS. C° SIETE COLORES

A menos de 10 kilómetros de la villa, por la ruta 13, se encuentra este ícono de la riqueza minera de la zona, de tonos rojizos, amarillos y verdes. Al sitio se puede llegar en auto, por un camino de tierra, en moto o en bici.

Como en Jujuy, en Mendoza también hay un Cerro Siete Colores y está en Uspallata. Para llegar al sitio hay que tomar la ruta 13, por calle Las Heras desde el centro uspallatino, después de recorrer menos de una decena de kilómetros en ascenso. Sobre la mano derecha de la ruta está la colorida montañita que es centro de las actividades que se pueden hacer allí, a un poco más de 2.300 metros sobre el nivel del mar.

Allí, mendocinos y turistas se reúnen debajo o en la cumbre para tomarse una foto multicolor. “Es un lugar muy atractivo para la gente porque se pueden divisar los colores de los distintos minerales que componen el cerro, el tono rojizo lo da el hierro; el amarillo es señal que allí también hay azufre y el verde, cobre. Es como una muestra de la riqueza que hay en toda esta zona”, sintetiza el guía de montaña del municipio de Las Heras, Diego Ortiz, quien además es bombero voluntario de Maipú.

Siete Colores, una formación deslumbrante al Este de Uspallata
Siete Colores, una formación deslumbrante al Este de Uspallata

Hace un par de semanas el cerro fue el punto de encuentro de una nueva reunión de turistas, senderistas e investigadores de una ONG que trabaja en el proyecto del futuro Parque Nacional Uspallata. “Es que no hay duda que vamos hacia la creación del Parque, es un lugar muy rico en no solo en minería, geolgía, sino cultura, arqueología, por aquí pasa el Camino del Inca, pasó parte del Ejército Libertador”, acota Ortiz y habla de la importancia que tiene Uspallata a nivel mundial. Vale destacar que hace unos días, la villa de Uspallata cumplió 70 años de su creación.

El cerro se encuentra a 110 km de la ciudad de Mendoza y a 10 km de la villa de Uspallata. También se puede acceder por la ruta 13, desde Mendoza, pero es un camino para vehículos todo terreno, motos y bicis. Esta ruta comienza en av. Boulogne Sur Mer, en el oeste de la ciudad de Las Heras, para luego tomar un camino de tierra al noroeste del barrio Municipal y del Cerro Arco. Se interna entre los cerros, discurre por dos cerros de caracoles y entre ríos secos continúa la ruta 13. Luego de transitar unos 90 kilómetros, también se llega al Siete Colores. “El lugar es maravilloso, y la montaña en esa zona es única, por los colores que pueden apreciarse, esa zona que sería el límite de la precordillera y la cordillera, dividida por el valle de Uspallata. Fue un lugar de gran presencia de asentamientos, del imperio inca y huarpe”, comenta Néstor Ospitaleche, endurista y apasionado del lugar y su riqueza arqueológica y cultural. Néstor destaca que si “uno llega a Uspallata por la ruta 52 (Villavicencio) puede observar una cadena de cerros de colores. No es solo un cerro de colores, son varios”.

Ortiz explica que el ascenso al cerro no tiene mucha complejidad, se puede hacer perfectamente en familia. “Es una zona geológicamente erosionada y durante el paseo comentamos historias del sitio que nos parecen muy interesantes de dar a conocer, además de avistar la flora y la fauna. Es un popurrí de temas que tenemos, porque Uspallata se presta para eso”, asegura. Y resalta que además de subir el cerro caminan por ríos secos, “también hablamos de la montaña, los cerros aledaños. Allí tenemos el cerro Colorado, el Bonilla, luego de subir unas lomas se divisa el Aconcagua, más precisamente el Glaciar de los polacos, o el Montura, que tiene casi 5000 metros y también se ubica en cordillera del límite, como el Aconcagua”.

Siete Colores, una formación deslumbrante al Este de Uspallata
Siete Colores, una formación deslumbrante al Este de Uspallata

El guía cuenta que desde allí también se puede acceder a una antigua mina de cal. El montañista, ciclista y periodista, Nicolás García, en la guía Senderos de Aventura, informa que desde Uspallata al cerro es un circuito muy visitado por ciclistas y desde aquí se puede llegar hasta el Cordón de Bonilla y hasta la mina Santa Elena. Y agrega que es uno de los pocos recorridos por la zona que permiten montar una bici desde el principio hasta el final del itinerario sin necesidad de transportarlas en otro vehículo.

Durante el verano continuarán estas visitas guiadas interpretativas, aunque el lugar está abierto al público en general. Rodrigo Pérez Esquembre, director de Turismo de Las Heras, informa que estas visitas a distintos cerros y lugares se realizan en el marco del programa Turismo Activo y Naturaleza y la información se encuentra disponible en la web del municipio. “Estas salidas permiten conjugar la actividad deportiva con el interés turístico patrimonial, tanto natural como cultural, con el objetivo de impulsar la actividad en el departamento”. Dentro de los senderos de baja complejidad, organizan salidas periódicamente al cerro Arco, Piedra Isidris, Tambillitos, Cerro Siete Colores, Villavicencio y Picheuta. También a los de mediana complejidad, como la Quebrada de Vargas-Penitentes, Horcones-Puente de Inca y Estación Guido. Y a los senderos de alta complejidad, como los cerros Matienzo, Áspero y Gateado.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA