miércoles 3 de marzo de 2021

Pedro Marabini, un nombre ligado a las fiestas de la vendimia, este año participará en nuestra fiesta máxima
Sociedad

Tras 21 años Marabini vuelve a dirigir una Vendimia Nacional

Con 9 Actos Centrales en su haber, más numerosas fiestas departamentales, el experimentado hacedor será responsable de la cápsula referida al General San Martín.

Pedro Marabini, un nombre ligado a las fiestas de la vendimia, este año participará en nuestra fiesta máxima

La Edición Especial Vendimia 2021 sigue sorprendiendo con novedades y nuevos desafíos para los hacedores culturales de la provincia.

Una de las sorpresas es el retorno del reconocido director vendimial Pedro Marabini, que a sus 71 años vuelve a estar presente en la fiesta máxima de los mendocinos dirigiendo una de las 6 cápsulas que integrarán el espectáculo.

“Para mi es muy importante estar, me siento muy contento de poder estar haciendo esto en este momento de mi vida”, precisa con orgullo. En total, sin contar la edición de este año, Marabini ha dirigido 9 Actos Centrales.

Su primera oportunidad de estar al frente de la dirección general se dio en 1983, con la proximidad del retorno de la democracia. “Se llamó Vendimia Huarpe y el guion fue de Miriam Armentano”, recuerda.

Y con ese nuevo contexto político la Fiesta Nacional de la Vendimia recuperó temas y contenidos que durante años quedaron excluidos de los espectáculos, siguiendo las directivas de los gobiernos de facto.

“Pudimos hacer cosas que por mucho tiempo no se podían hacer, como hablar de los huarpes o poner Mercedes Sosa en el Acto Central”, describe a modo de ejemplo.

Cabe aclarar que Marabini ya formaba parte del universo vendimial desde mucho antes, pero esa fue una gran oportunidad para mostrar su potencial.

Luego, vendrían otras 8 fiestas más, siendo la última en el año 2000. Esta última fue denominada “Mendoza, tierra del vino” y el libreto fue de Eva Mónica Colman.

En consecuencia, han trascurrido 21 años desde entonces y recién en esta edición tan particular el reconocido hacedor vuelve a formar parte del staff de la fiesta central.

No obstante, Marabini aclara que durante todos estos años “no he dejado de hacer Vendimia, sino que he tratado de hacerlas en distintos departamentos con distintos, con proyectos que tienen que ver con lo que nos da la cultura popular, haciéndolas más cercanas a la gente”, precisa.

Al hablar de Vendimia el experimentado director se emociona y contagia. Es que, cuando empezó a realizar celebraciones departamentales tomó la posta de ir más allá y generar nuevas ideas que se mantuvieran en el tiempo.

“Teníamos que cambiar ese concepto efímero de la fiesta de una noche y lo hicimos creando cosas paralelas que siempre se van a recordar, como el Encuentro de las Naciones en Junín, al que asisten unas 70 mil personas por noche”, destaca.

Sentimiento popular

Marabini deja notar la importancia que tiene Vendimia en su vida al repasar íconos de su carrera y transmitir la emoción en cada palabra.

En 1986 le tocó estar al frente de la edición número 50 de la Fiesta Nacional, que se llamó “Raza de cepas, cincuenta vendimias de luz”, con guion nuevamente de Miriam Amentado.

“La recuerdo muy bien, fue un festejo precioso, más allá del contexto sociopolítico y económico del momento”, comparte en forma reflexiva.

En el sentir de Marabini, estos eventos deben transmitir el sentir de la gente porque “es la fiesta más popular que tenemos los mendocinos”.

Además de las 3 fiestas mencionadas previamente, dirigió el Acto Central de 1989, denominado “Vendimia del vino sonoro”, con guión de Vilma Vega. En 1993, cuatro años después, dirigiría “Fiesta de fiesta”, con libreto del periodista Enrique Chrabalowsky. El mismo dúo se repetiría al año siguiente, con “Vendimia de los cuatro vientos”.

Siguiendo con una buena racha, Marabini haría su tercera fiesta consecutiva, aunque en 1995 el libreto fue de Beatriz Di Masi de Mercante y Gladys Guerrero. El espectáculo se llamó “Alma de vendimias”.

Pasaron tres años y en 1998 volvería a hacerse cargo de la dirección de la fiesta que en esa oportunidad se llamó “Por los caminos del vino” y el libreto fue de Mario Craitman. En 1999 dirigió nuevamente el Acto central, llamado “Mendoza, tierra del vino y la magia de los toneles”, con guión de María Laura Palomba.

Como se comentó previamente, su última dirección fue en 2000, por lo que sería el segundo período de tres vendimias consecutivas que tuvo a Marabini como director general.

San Martín como protagonista

De las 6 cápsulas que conformarán la Vendimia 2021, tres tienen al frente dos directores (Alejandro Grigor/Héctor Moreno, Alicia Casares/Claudio Martínez y Walter Neira/Guillermo Troncoso).

Las restantes tendrán a Alejandro Conte, Vilma Rúpulo y Pedro Marabino dirigiendo individualmente. Este último será responsable del micro audiovisual que tiene como eje central al General José de San Martín.

Al respecto, del director destaca que “no es algo menor dentro del tema Vendimia, si bien toda la fiesta es muy épica, pero lo estamos concibiendo de una manera muy interesante”.

El director audiovisual que lo acompaña es Natanael Navas. “Estoy trabajando con un grupo divino, con chicos muy jóvenes”, manifiesta.

Además, asegura sentirse “feliz y muy contento”, describiendo la nueva experiencia como “maravillosa para todos”.