domingo 29 de noviembre de 2020

Profesionales de la salud reclamaron el reconocimiento a licenciados en Enfermería y mejores condiciones laborales y salariales. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.
Sociedad

Trabajadores de la salud volvieron a reclamar por sus condiciones en pandemia

Profesionales marcharon por el centro hasta la Legislatura y fueron recibidos por el vicegobernador. Reclaman que se reconozca como profesionales a los licenciados en enfermería, mejoras salariales y de trabajo. Denuncian que los hospitales están saturados y sin lugar para nuevos internados; aunque desde el Gobierno lo negaron.

Profesionales de la salud reclamaron el reconocimiento a licenciados en Enfermería y mejores condiciones laborales y salariales. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.

Los trabajadores de la salud, quienes desde el inicio de la pandemia se encuentran en la primera línea de fuego dentro del sistema sanitario de Mendoza en la lucha contra el coronavirus, volvieron a marchar durante la mañana de hoy. En vehículos y caminando, recorrieron las puertas y explanadas de algunos hospitales del Gran Mendoza y concluyeron en la Legislatura; donde fueron recibidos por el vicegobernador, Mario Abed.

Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.

Una vez más, los profesionales reclamaron por la reapertura de la comisión negociadora, donde no solo se deberían tratar las condiciones salariales; sino todo lo que tiene que ver con insumos y situación de los trabajadores en general. “Es algo que está fijado por ley, y que el ministro de Gobierno rechazó hace unos días cuando le solicitamos que se retome. Además, insistimos en el reclamo de que se reconozca a los licenciados en enfermería como profesionales de la salud; y también manifestamos la preocupación desde lo presupuestario. La proyección de inflación del Banco Central para este año es de 40%, mientras que la del 2021 es de 46%. Pero nosotros este año no vamos a tener aumento, mientras que lo que se ha planteado desde el Ejecutivo es solo 8% para el año próximo”, destacó la secretaria adjunta de la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (Ampros), Claudia Iturbe; quien resaltó que salieron de la reunión con el vicegobernador esperanzados y a la espera de que Abed pueda interceder con el Ejecutivo.

“Los trabajadores están cansados, agotados y agobiados porque no hay diálogo con el Ejecutivo. Los licenciados en Enfermería no son reconocidos y el Estado tiene que cumplir con el Convenio Colectivo de Trabajo. Los licenciados han sido reconocidos hace más de 6 años como profesionales, ya hicieron concursos internos en el propio Ministerio de Salud, aunque se presentó una sola persona; lo que nos lleva a pensar que estaba todo armado para esa persona. No pueden actuar de la manera en que está actuando, con esa soberbia”, indicó a su turno y con evidente enojo la secretaria general de Ampros, Isabel Del Popolo.

Además, la histórica dirigente enumeró entre los reclamos que los llevaron a movilizarse hoy -además del ya mencionado reconocimiento como profesionales de los licenciados en Enfermería y la reapertura de paritarias-, que se garanticen los insumos, que practiquen testeos a todos los trabajadores y que los datos que se aporten desde el ministerio sobre contagios sean transparentes y más realistas.

“Llevamos entre 6 y 9 muertes de profesionales de la salud desde el inicio de la pandemia ya; y calculamos que se ha contagiado 10% de los trabajadores, incluso con los asintomáticos. Pero al no haber testeos a los trabajadores, no lo sabemos”, denunció Del Popolo.

Sin lugar

Desde Ampros denunciaron además que en algunos hospitales y clínicas mendocinas están al tope de su capacidad las Unidades de Terapia Intensiva; y que se internan pacientes en las guardias. “Es difícil hablar de números fijos. Un día podés encontrar que la ocupación de las camas UTI bajó, otro día que subió. Pero lo cierto es que estamos entre 90% y 95% de ocupación constantemente, y aunque son números dinámicos; siempre oscila entre esos valores”, destacó Del Popolo. En tanto, según el último reporte semanal del Ministerio de Salud, al viernes pasado la ocupación en estas plazas estaba a 86%.

Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.

“Los pacientes están esperando en las guardias un lugar en terapia intensiva. Y en la OSEP es peor la situación. Lo grave no es solo la falta de camas, sino también de recurso humanos. La salud mental de los trabajadores está muy saturada”, acotó a su turno Iturbe; quien destacó que los hospitales Central, Lagomaggiore y Del Carmen están saturados.

Ante esta denuncia, desde el Ministerio de Salud descartaron rotundamente que se esté internando a pacientes con Covid-19 en pasillos de hospitales y clínicas, y agregaron que desde el inicio de la pandemia se agregaron al sistema 70 camas UTI de Covid-19, además de profesionales. En ese sentido, reconocieron que en el sector privado si hay mayores complicaciones para conseguir una cama.

Refuerzos

Recientemente la ministra de Salud, Ana María Nadal presentó en la Legislatura el informe del presupuesto 2020 y las previsiones para el del año próximo. Respecto a lo ya destinado en este atípico año, desde Salud resaltaron que se han invertido 331 millones de pesos en lo que tiene que ver con equipos de protección personal (EPP) y que se han destinado, además, 147 millones de pesos para la contratación de 1.392 profesionales como prestadores de procedimientos vinculados al Covid-19.

Además, la ministra detalló que para que los trabajadores de la salud puedan viajar sin costo en el transporte público durante la pandemia, se invirtieron 50 millones de pesos; y que esta medida se mantendrá vigente en 2021 (para ello se invertirán el año próximo otros 92 millones de pesos).

En cuanto al recurso humano, está previsto que para 2021 se pase a planta a 4.136 trabajadores; lo que implicará una inversión de más de mil millones de pesos. Para concretar esto hay un cronograma que comenzará a aplicarse en noviembre y diciembre este año, y que se extenderá hasta diciembre 2021. Incluye el pase a planta interina de 3.034 prestaciones, y la inclusión en contratos con mayor dedicación a 1.102 personas que ya tenían contratos de planta.