jueves 5 de agosto de2021

Sociedad

Tormenta, caos y muerte en Mendoza

Sin descanso, Matías trabajó durante todo el viernes sacando agua de su casa en Las Heras. Este fue el departamento más afectado luego del temporal.Ignacio Blanco | Los Andes
Otra familia lasherina toma un descanso antes de continuar. Durante toda la noche del jueves y madrugada del viernes ni siquiera pudieron dormir para secar su humilde vivienda.Ignacio Blanco | Los Andes
Carmen Fernández tiene 35 años. Vive en una vivienda humilde de Las Heras, que a duras penas se puede mantener en pie, y le faltaban fuerzas en sus manos para sacar baldes y baldes de agua.Ignacio Blanco | Los Andes
Casas inundadas, techos en peligro de derrumbe, mercadería y pertenencias destruidas fueron algunas de las situaciones angustiantes que marcaron el día después de la tormenta.Ignacio Blanco | Los Andes
Triste final: dos perros murieron ahogados en la patio de una casa al no poder escapar de la inundación.Ignacio Blanco | Los Andes
En Las Heras se derrumbó parte de una calle lindante con en el zanjón de Los Ciruelos.Ignacio Blanco | Los Andes
Eduardo, junto a su padre Rafael Solorsa y Erica Pereira, ya piensan en cómo reinventarse luego de haber perdido sus pocas pertenencias con la lluvia y el granizo.Ignacio Blanco | Los Andes
La angustia de Eduardo y Erica con las postales del día después del temporal.Ignacio Blanco | Los Andes
Eduardo se hizo cargo de recuperar la ropa de su padre, quien se maneja en silla de ruedas y -con impotencia- observaba y sufría con las secuelas del temporal.Ignacio Blanco | Los Andes
Pérdidas de todo tipo: Érica Pereira y su hijo de apenas 7 meses, perdieron hasta colchón con la inundación.Ignacio Blanco | Los Andes
En el hospital Gahilac. la intensidad de la lluvia derivó en la rotura de techos de algunos sectores de los pabellones de internación geriátrica.Ignacio Blanco | Los Andes
En los baños del Hospital Gailhac (en El Algarrobal) las consecuencias y los daños también fueron notorios.Ignacio Blanco | Los Andes
A la delicada situación por la pandemia de coronavirus, se sumó en el Hospital Gahilac la emergencia por los daños considerables de la tormenta.Ignacio Blanco | Los Andes
Profesionales de la salud del hospital de El Algarrobal redoblaron sus esfuerzos el viernes para reacondicionar los sectores afectados.Ignacio Blanco | Los Andes
Nerina, en el trajín de ordenar y sacar la gran cantidad de agua y barro que quedó dentro de su vivienda en el barrio Ujemvi (Las Heras).Ignacio Blanco | Los Andes
En Las Heras hubo -al menos- 80 viviendas anegadas, 40 derrumbes parciales y totales, 13 desbordes cloacales, 50 árboles y ramas caídas y 31 postes de luz caídos; entre otros daños.Ignacio Blanco | Los Andes
Las postales en algunas calles (como en este caso, del barrio Ujemvi) se asemejaron a las de una película apocalíptica.Ignacio Blanco | Los Andes
Un combo peligroso: a la lluvia se le sumó la basura en calles y cauces, lo que contribuyó a las inundaciones y a la suciedad que luego quedó en la vía pública.Ignacio Blanco | Los Andes
El granizo hizo que las hojas de todos los árboles cayeran sobre veredas y jardines, dejando todo cubierto.Ignacio Blanco | Los Andes
Todo vale para recuperar: Nerina y María, subieron los colchones a la mesa para evitar que se mojen con el agua que se acumuló en el suelo de su vivienda.Ignacio Blanco | Los Andes

Los más de 70 mm que se acumularon, sumados al granizo, provocaron caída de árboles y postes. Calles y cientos de casas quedaron anegadas y un chico de 14 años murió ahogado.

Hoy podés ser parte de Los Andes y acceder a todos los beneficios

Convertite hoy en suscriptor de Los Andes y accedé a todas las noticias en forma ilimitada, contenido exclusivo, newsletter y podés comentar las notas. También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en más de 500 marcas.

Quiero ver las promociones vigentes