Suarez y Marinelli cerraron el III Congreso Internacional Agua para el Futuro

Lo organizó Irrigación y se desarrolló esta semana.

El Gobernador Rodolfo Suarez y el Superintendente general de Irrigación, Sergio Marinelli, estuvieron presentes en el cierre del III Congreso Internacional Agua para el Futuro, Agua para el Desarrollo Sostenible. En esta actividad participaron prestigiosos expositores provenientes de otras provincias y países y abordaron temas como los desafíos de los gobiernos y la necesidad de una gestión eficiente, innovadora y de colaboración sobre el agua.

Cabe recordar que nuestra provincia fue pionera en el diseño institucional y normativo del agua, con su ley general de 1884 y los sucesivos aportes a lo largo de casi 140 años. Desde entonces, la provincia ha sostenido una verdadera política de Estado relativa a la administración del recurso hídrico, la cual constituye un aspecto fundamental de la calidad institucional de Mendoza que se destaca en todo el país. Esto fue considerado por los expositores como un paso para consolidar un camino sobre los pilares de la eficiencia, la inversión y la participación.

En la oportunidad, Suarez resaltó la importancia del encuentro, al señalar: “Estoy convencido de que solo mediante la integración entre los ámbitos público, científico y académico con la sociedad pueden surgir las mejores iniciativas para construir herramientas de valor capaces de garantizar la seguridad hídrica y enriquecer la gestión del agua. Este es el camino que hay que seguir para encontrar las soluciones a las diferentes problemáticas”. Además, se refirió al agua como un “recurso escaso pero vital para el desarrollo de la vida y económico de Mendoza”.

Además, el mandatario destacó las inversiones que realizan desde Aysam para cuidar el recurso: “Ya estamos trabajando en la instalación de micromedidores. Hay que avanzar en la optimización del agua a través de la tecnología, midiendo y en los riesgos intrafinca a través de la tecnificación por goteo. También estamos construyendo reservorios de agua. Por ello, estamos hablando de un plan de sequía y de una ley que ya se envió en el Gobierno de Alfredo Cornejo”.

“Frente al reto del cambio climático no solo necesitamos defender los oasis, sino avanzar sobre el secano. Por eso, nuestro objetivo prioritario es pasar del tradicional enfoque reactivo a uno preventivo y proactivo, mediante el diseño de un Plan de Sequía que nos provea herramientas de valor científico y práctico. Este plan tiene como propósito aplicar respuestas consensuadas y prestar la debida atención a las emergencias, además de presentar una serie de acciones relacionadas con la moderación del fenómeno. En este sentido, en los últimos dos años se han invertido más de $1.500 millones de pesos en obras, sin las cuales todo hubiese sido mucho más difícil”, agregó Suarez.

En cuanto a la importancia del agua para nuestras actividades, explicó: “Casi la totalidad de lo que producimos depende del agua. En otras palabras, cualquier mirada sobre el desarrollo futuro de nuestra región está directamente vinculada al sostenimiento del recurso hídrico y esto habla directamente de las oportunidades de progreso de las mendocinas y los mendocinos. Por eso es tan importante la buena administración y el equilibrio en el financiamiento del Estado, para que tenga la capacidad de orientar la inversión impulsando el círculo virtuoso de la construcción de reservorios de altura que nos permitan regular la disponibilidad del recurso, a la vez de multiplicar la producción de energía, que junto con el conocimiento son los otros motores esenciales del desarrollo. Eso es lo que estamos buscando con el avance sostenido de Portezuelo del Viento, entre con otros proyectos”.

Para finalizar, recordó que “el uso del agua tiene un aspecto cultural que es fundamental y es que hay que cuidarla. Todos debemos tomar conciencia de esto. Tendremos un verano muy caluroso, debemos cuidarla más que nunca”.

Por su parte, Marinelli aseguró que “durante tres días, oímos la experiencia de los países que durante muchos años pasaron por estas crisis, como el caso de España, fundamentalmente Chile y Reino Unido, y supieron sortear. ¿De qué manera?. Con infraestructura, con manejo del agua, con tecnología, con inversión y como siempre hemos incluido la perspectiva de género. Que es sustancial porque la mujer está tomando un rol muy importante: en Irrigación hay ingenieras, geólogas y la mujer ocupa áreas decisivas”.

En este congreso Irrigación ha podido ver que estamos haciendo bien, si hay que hacer correcciones, aprender de nuevas experiencias, pero también transmitir las propias: por ejemplo ayer mostraban en la parte de tecnología un trabajo que estamos haciendo, financiado por Fontagro, para mejorar la distribución secundaria: cómo se distribuye en cada canal de riego, en un área determinada de cultivo y cuál es la forma más eficiente de atender la demanda de esos cultivos. Eso es lo que estamos trabajando y en ese mismo tema hubo felicitaciones y reclamos y a partir de allí pudimos corregir y también a partir de este congreso pudimos ver cómo continuar de mejor manera en ese camino”, sostuvo el Superintendente.

Como todo Congreso, nos deja enseñanzas. Saber si estamos en el camino correcto y también nos deja buenas relaciones para que se pueda continuar en el tiempo y en el aprendizaje sobre todo”.

En Irrigación tenemos un recurso humano muy capacitado desde hace varios años. Desde el 2017 dijimos que acá la cuestión no era una emergencia más, sino que era una nueva normalidad: acuérdense nuestra publicidad que siempre lo decimos: esa nueva normalidad implica una política diferente, que no había que reaccionar y que hay que planificar, entonces ahí empezamos a tomar medidas estructurales. Antes la sequía era climática y ahora ya es hidrológica, es decir, menos agua en la montaña, menos agua en los embalses; entonces eso a largo plazo implica atender la demanda para que con la misma agua pudiéramos regar más hectáreas y ser más eficientes y para tener un pronóstico más acertado y para tener un poco más de agua y ver cómo repartirla”, manifestó.

“Después en el segundo tramo empezamos a trabajar capacitando a los Inspectores de Cauce, a los tomeros y a todos los que conforman la red, preparándonos para ese proceso porque esto ahora es una política de estado y pronto tendremos, a futuro, la automatización en algunos sectores”, finalizó.

La apertura

El acto de apertura se llevó a cabo en el Auditorio N°5 de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo y contó con la presencia del Vicegobernador Mario Abed; el Intendente de la Ciudad de Mendoza; Ulpiano Suarez; la decana de Ciencias Económicas, Esther Sánchez y el Director de Hidráulica de San Juan, Oscar Coria, quienes junto al Superintendente Sergio Marinelli, dieron la bienvenida a los participantes que se encontraban en el recinto, como también a los más de 700 que siguieron la apertura en forma online.

Marinelli aseguró “cuando nos reunimos acá debemos pensar en una idea, un eje en la gestión que genere un cambio cultural y esos cambios tienen que ver con la escasez de algo esencial que es el agua. Por lo tanto, es necesario también recurrir al conocimiento, a generar ese debate que no alcanza con lo local. Hacer este congreso es tomar esas experiencias, nacionales e internacionales, debatir, reflexionar y de esa manera, con ejes y líneas de acción consensuadas, y además con un con un objetivo y una visión que unifique la confianza necesaria para desarrollar un verdadero cambio. Y para esto se necesita buena información, lo que se verá reflejado en los ejes temáticos de este congreso”, sostuvo.

Más información en www.aguaparaelfuturo.com

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA