Suárez ratifica las clases presenciales pero los gremios lo condicionan

El gobernador Rodolfo Suárez afirmó que el 1 de marzo vuelven las clases. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
El gobernador Rodolfo Suárez afirmó que el 1 de marzo vuelven las clases. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El Gobierno confirmó la vuelta a las aulas para el 1 de marzo. El SUTE amenaza con no iniciar el ciclo lectivo, UDA apoya el retorno y Sadop duda.

El gobernador, Rodolfo Suárez, confirmó ayer que el 1 de marzo volverán las clases presenciales a las escuelas de Mendoza. El anuncio fue inmediatamente rechazado por el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) que amenaza con no iniciar el ciclo lectivo tras no llegar a un acuerdo en la negociación paritaria.

Suárez explicó que el 10 de febrero empezarán a trabajar con los “chicos de trayectoria débil”, aquellos que nos han tenido acceso a la tecnología o Internet durante el 2020. “De esta forma, el comienzo de las clases estarán en las mismas condiciones que el resto”, explicó el mandatario.

Al respecto, explicó que la dinámica de la educación ha cambiado pero que las clases presenciales son “fundamentales” aunque atadas a un estricto protocolo.”En un aula no podrán haber 45 chicos, entonces se deberán dividir en turnos y días y esto lo complementarán con las tecnologías. Pero si son 15 alumnos si podrán convivir todos en la misma aula”, detalló.

Por otro lado, afirmó que esta estrategia será acompañada por una fuerte inversión en infraestructura escolar. “Vamos a trabajar con protocolos y con sentido común y todo será acordado con los directores para planear el mejor retorno posible”, sostuvo Suárez. Tarea en la que la DGE tendrá un rol central respecto de los acuerdos con escuelas o directores.

El titular de esa cartera, José Thomas, garantizó que el 1 de marzo comenzará el ciclo lectivo. “Sólo pretendemos que sea con la mayor presencialidad posible”, aseguró el funcionario.

Mañana, en tanto, estará en Mendoza el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, con quien el Gobierno espera acordar los protocolos para comenzar las clases.

Sin embargo, la relación entre el SUTE y el Ejecutivo provincial sigue tensa. Luego de la conferencia de prensa del Gobernador, el sindicato publicó un duro comunicado instando a no comenzar el ciclo lectivo.

“Somos quienes sostenemos la educación; somos quienes verdaderamente somos imprescindibles. Y somos miles. Tenemos el poder para conquistar lo que nos corresponde. Construyamos el paro y no inicio de ciclo lectivo. Que paguen todo lo que nos deben a nosotros/as y a la educación del pueblo”, sostiene el SUTE.

Laura Espeche, secretaria de Acción Social del gremio, dijo a Los Andes que no iniciarán las clases porque consideran que tienen “mucho más para pelear”. Asimismo, apuntó contra el Gobierno y aseguró que los están “condenando” a un 36% de pérdida para el 2020 y “quizás” un 30% más para el 2021. Desde el gremio afirmaron que tratarán de tener una audiencia con Trotta o, en su defecto, manifestarse en el lugar que se encuentre para que sepa “lo que está pasando con las escuelas de Mendoza”.

Roque Yadala, secretario general de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), criticó al SUTE por su estrategia y sostuvo que “han dañado el salario de los profesores”. Además, calificó el comienzo del ciclo lectivo con modalidad presencial como positivo y aseguró que es fundamental “el contacto de los chicos con los docentes”.

El dirigente destacó que tendrán en ojo puesto en las condiciones que se les ofrecen a los profesionales de la educación y a los protocolos que desarrolle la provincia. “Habrá una mesa de negociación para ver cómo se van a iniciar las clases. Es difícil, sobre todo para la secundaria en la que se cumplen horas cátedra. Hay que ver cómo se dividen los docentes”, detalló.

Esther Linco Lorca, titular del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), expresó que el no inicio de clases es una posibilidad y cuestionó la actitud del Gobierno provincial. “Si no se querían sentar en una paritaria y el SUTE tuvo que recurrir a la justicia para que se sentaran ¿van a querer sentarse a dialogar sobre cómo va a ser el regreso presencial?”, destacó.

La dirigente consideró que no hay certezas respecto a cómo se ejecutará este plan de vuelta a las clases presenciales. “No alcanza con la buena voluntad” dijo e insistió con que se deben garantizar todas las condiciones para los trabajadores de la educación. “Hay que ver si el Gobierno escucha a los docentes. Ahí veremos si hay inicio de clases”, remarcó Linco Lorca.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA