domingo 16 de mayo de2021

“Sonrisa de libro”, una iniciativa mendocina que regala bibliotecas para fomentar la lectura en sectores vulnerables
Sociedad

“Sonrisa de libro”, una iniciativa mendocina que regala bibliotecas para fomentar la lectura en sectores vulnerables

Estefanía y Rodrigo son dos mendocinos que idearon este proyecto para instituciones que trabajen con las infancias.

“Sonrisa de libro”, una iniciativa mendocina que regala bibliotecas para fomentar la lectura en sectores vulnerables

“Pensamos que el arte salva”. Bajo esta impronta nació “Sonrisa de libro” un proyecto que tiene el objetivo de fomentar la lectura en la niñez y la adolescencia, de personas en estado de vulnerabilidad para brindarles posibilidades de aprender, desarrollar el pensamiento crítico y distintas habilidades a través de publicaciones actuales que sean ajenos a estereotipos típicos de los libros e historias clásicos.

Nos dedicamos a armar bibliotecas para instituciones que se hagan cargo de aquellas infancias que no tienen posibilidades de asistir a cursos o salir de las realidades de sus hogares, para así aspirar a que la lectura sea una vía de escape, con el fin de que puedan conocer otros mundos, otras realidades”, explicó Estefania, quien creó este proyecto solidario junto a Rodrigo Rojo y Cristina Yañez quien colaboró con algunas ideas.

Los libros son en la mayoría nuevos y son adquiridos a libreros de la provincia, quienes amablemente colaboran con su asesoramiento y también con algunos ejemplares. Además, algunas de las publicaciones han sido escritos por autores mendocinos.

“Hemos entregado hasta el momento dos bibliotecas pero tenemos pensado entregar muchas más. Este proyecto empezó durante la pandemia y es respuesta a una necesidad de colaborar en este aspecto. Queríamos ayudar a los chicos pero no con juguetes o ropa sino con libros, aunque por ahí no esté el hábito. Se nos ocurrió que podía ser una buena idea fomentar la lectura”, dijo Estefanía, una de las creadoras de la propuesta.

Gentileza | g

Las bibliotecas están pintadas de color blanco, y junto con ellas se entregan stickers, acuarelas y colores para que los nuevos propietarios las decoren a su gusto y sea su lugarcito para abrir sus mentes y la imaginación.

“Los libros son una vía de escape con múltiples beneficios. Permite que los chicos empaticen, generen nuevos puntos de vista y que puedan superar sus diferencias, tan marcadas en los mayores, a través de la lectura”, agregó la joven.

Para terminar, dijeron que su idea es que los diferentes formatos de los textos ayuden a los chicos a pensar, pero lejos de la impronta de que los libros son “aburridos”. “A veces no saben que hay muchos tipos de libros e intentamos que haya para todos los gustos. Tratamos de que los libros salgan de los estereotipos de familia, por ejemplo. Y que los cuentos conocidos por todos, de hadas y princesas, tratamos de evitarlos. Hay temática de ecología, reciclaje, creatividad y vamos haciendo las bibliotecas así”, remarcó Estefanía.

Quienes quieran colaborar pueden hacerlo a través de la Fan Page de Facebook: Sonrisa de Libro. O al correo electrónico: sonrisadelibro@gmail.com