jueves 28 de enero de 2021

Una cervecería en la calle Arístides Villanueva fue clausurada por no cumplir los protocolos de la cuarentena. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Sociedad

Sólo multaron locales en ciudad el fin de semana largo

Inspectores de la comuna capitalina labraron 4 actas de infracción, una acompañada de clausura. Potrerillos y Cacheuta, entre los sitios más visitados.

Una cervecería en la calle Arístides Villanueva fue clausurada por no cumplir los protocolos de la cuarentena. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

En un escenario sin pandemia seguramente se estarían contando de a miles las personas llegadas a la provincia para disfrutar del fin de semana largo que pasó, su promedio de estadía y gasto por persona. Sin embargo en el contexto actual de distanciamiento social, la noticia son los mendocinos que por primera vez desde el 20 de marzo pudieron salir a recorrer la provincia en papel de visitantes.

Es que el sábado pasado se habilitó el turismo interno en Mendoza, salvo en San Rafael, por lo que muchos coprovincianos aprovecharon el receso prolongado en espacios verdes, restaurantes, alojamientos, shoppings y comercios. Así el movimiento creció exponencialmente en las calles, aunque según las autoridades consultadas en general se cumplieron los protocolos y sólo se colocaron cuatro multas en Capital.

Si bien no es tan sencillo de medir como en situaciones normales, desde el Ministerio de Cultura y Turismo estiman que la ocupación hotelera estuvo en torno al 50% de lo disponible. Hay que tener en cuenta que no todos los establecimientos habilitados abrieron y que aún los que lo hicieron estuvieron limitados al 50% del total.

Tal como informó la ministra de esta cartera, Mariana Juri, la zona más concurrida en cuanto al alojamiento fue la ruta 82, con Cacheuta y Potrerillos, mientras que el Valle de Uco atrajo por lo gastronómico. En menor proporción también hubo movimiento en General Alvear y Malargüe. “Ha sido muy satisfactorio porque hemos tenido una ocupación realmente aceptable, teniendo en cuenta que fue una medida que se dispuso muy cerca de la fecha”, expuso la funcionaria.

Asimismo remarcó que hubo buen nivel de adecuación a los protocolos y que se trató de una medida que trajo mucho alivio desde lo laboral. “Además los mendocinos pudieron disfrutar de las actividades”, consideró Juri. Mientras que aclaró que además de las multas en la Ciudad de Mendoza, no se reportaron otros incumplimientos.

Desde Luján, el intendente Sebastián Bragagnolo también se mostró muy satisfecho. “Ha sido ampliamente positivo el balance, si bien fue mucha la afluencia de gente en Alta Montaña todo se dio de forma ordenada”, aseguró. A la vez que destacó que se montó un gran operativo de control.

Desde la comuna contabilizaron 1.800 vehículos el sábado y 3.000 el domingo que subieron hacia Cacheuta y Potrerillos. En cuanto a los prestadores de la zona, unos 150 entre gastronomía y alojamiento, informaron que los primeros estuvieron en un 95% y los segundos en un 60% de su capacidad, que por protocolo es del 50% de la habitual. Bragagnolo destacó que no se colocaron multas por incumplir lo establecido, sino que hubo algunas advertencias.

Por su parte en Capital se labraron 4 actas por infracción y la última fue acompañada de clausura; todas en calle Arístides de Villanueva por superar la capacidad permitida por mesa. Con respecto al movimiento Felipe Rinaldo, secretario de Turismo y Cultura del municipio, señaló que de a poco se va reactivando. “A muchos hoteles los agarró por sorpresa por lo que algunos han tenido reservas, pero otros se están preparando cohn promociones”, comentó. En tanto a nivel general observó mucho movimiento en calle Arístides y Jun B. Justo, así como en los espacios verdes. “En algunos puntos se tuvieron que reforzar controles para que respetara el distanciamiento”, indicó.

Otros puntos

Consultados sobre el balance del fin de semana largo, desde Guaymallén comentaron que notaron bastante gente circulando. “En los shoppings fue muy ordenado y respetuoso el funcionamiento. Respecto a los persas, solo abrieron un par y se vio poca gente aún, con control de temperatura en los ingresos, uso de guantes en los puesteros y solo dos personas por vez en los puestos”, detallaron.

Con respecto al parque del Acceso Este, hubo menos gente que los fines de semana pasados, al igual que en las plazas. “Los comercios, salvo los de alimentos, casi no abren el fin de semana; y los que abrieron, con poca o mediana concurrencia”, informaron. Desde allí tampoco colocaron multas, sino que hubo advertencias en dos o tres casos.

Por su parte desde la municipalidad de Maipú observaron, desde que comenzó la etapa de distanciamiento social, un notable aumento en la circulación de personas, con mayor afluencia entre las 10 y las 14. También señalaron que creció el movimiento nocturno debido a la asistencia a bares.